Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Cómo se reproducen las cebras

¿Cómo se reproducen las cebras para niños?

Las cebras son unos animales mamíferos muy curiosos. Son como los caballos pero su pelaje forma un característico dibujo de rayas negras y blanco. Dentro del proceso de reproducción de la cebra, el momento más peligroso es el parto, ya que nada más nacer la cría puede ser atacada por otros animales. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo es la reproducción de la cebra.

No te pierdas cómo es la cebra

Cuánto dura el embarazo de la cebra

El período de gestación de las cebras es de unos 12 meses. Concretamente, puede variar entre 11,5 y 12,5 meses.

El tipo de reproducción de las cebras es el de los animales mamíferos. Las crías nacen perfectamente formadas al nacer y a los pocos minutos comienzan a caminar.

Cuántas crías tienen las cebras

Al igual que los caballos, las cebras casi siempre paren un so­lo potro. Los gemelos son muy excepcionales en este animal.

Las crías de las cebras se encuentran bien desarrolladas al nacer y en solo una hora están de pie y listas para huir escapando del peligro.

Los potrillos de cebra maman durante unos seis meses y se quedan con la madre por unos tres años. Al nacer tienen una crin que va desde la frente hasta la cola y otro mechón de pelo en el centro de la panza.

El nacimiento de una cebra

Cuando la yegua está a punto de dar a luz, busca el lugar más tranquilo que pueda encontrar.

Si se siente molesta o inquieta, demora el parto. Es capaz de hacerlo durante varios días si es necesario, hasta que le parezca que ha llegado el momento adecuado.

Sólo en­tonces permitirá que su potro salga al duro mundo exterior. Si no pudiera regular así el alumbramiento, su cría tendría muchas más probabilidades de caer presa de los depredadores expec­tantes.

¿Cómo nace la cebra?

Cuando nace, la pequeña cebra no tiene tiempo que perder. Con tantos depredadores hambrientos al acecho, no puede per­mitirse el lujo de quedarse mucho tiempo débilmente tendida en el suelo.

En diez minutos ya está en pie, y poco después se pone a mamar. Sus larguiruchas patas parecen fortalecerse por segundos. Sólo media hora después de nacer, ya es capaz de em­pezar a trotar con la manada.

Cuando el grupo esté descansando, la madre lamerá una y otra vez a su recién nacido, distinguiendo de este modo su olor individual. Al mismo tiempo, el potro aprenderá a reconocer el olor particular de su madre.

En poco tiempo podrán identificar­se mutuamente, y un fuerte vínculo de afecto habrá nacido en­tre ambos. Al pasar los días, la joven cebra irá reconociendo todos los miembros de la manada, no sólo por el olor, sino también por los detalles de sus rayas blancas y negras.

Cada cebra tiene su propio diseño y, como sucede con las huellas dactilares de los seres humanos, no hay dos exactamente iguales.

Crecimiento de las cebras

Durante el crecimiento, la mayor preocupación del potro se­rá mantenerse unido a los demás.

Su madre lo alimentará y lo protegerá lo mejor que pueda, pero si el grupo tiene que huir de los leones o de las manadas de perros salvajes, las patas del re­cién llegado pueden no ser lo suficientemente rápidas para sal­varlo.

Si el grupo huye a la desbandada, el potro puede quedar­se solo. Si eso ocurre, se encontrará en grave peligro, y muchas cebras mueren antes de llegar a adultas.

¿Dónde nacen las cebras?

A veces, las cebras se muestran audaces. No siempre huyen cuando las atacan los depredadores. Si la yegua ve su potro en peligro, puede volverse muy fiera y temeraria, como también pue­de serlo su semental.

Los leones experimentados saben que es­to puede suceder y toman medidas para protegerse, pero los leo­nes jóvenes que emprenden sus primeras cacerías no siempre están preparados para afrontar la ira de una cebra.

A veces, los grandes felinos quedan gravemente heridos por las salvajes co­ces de la manada enfurecida. Se dice que, en una ocasión, las cebras llegaron incluso a atacar a un hombre. Un cazador furti­vo que había matado un potro fue coceado y pisoteado a muer­te por la familia.

En un año la joven cebra será capaz de cuidarse a sí misma y dejará de alimentarse de su madre. Al mismo tiempo ya habrá alcanzado la madurez sexual.

Si es una hembra, permane­cerá con su familia aproximadamente un año más, antes de independizarse. Los machos jóvenes se quedan un poco más con sus familias, a menudo hasta cumplir los cuatro años, antes de ir a reunirse con los grupos de solteros de las cercanías.

El cortejo de las cebras

Una cebra alcanza la madurez sexual a los 8 meses. Pero pueden esperar hasta los 16 meses para el primer apareamiento.

Las cebras pueden reproducirse en cualquier época del año. Cuando una hembra tiene el celo, los machos rivales pelean ferozmente por las hembras.

Estos enfrentamientos puedes llegar a ser muy violentos. Los machos se levantan sobre las patas traseras y se patean y se muerden entre ellos. Solo el macho que consiga demostrar su superioridad sobre el resto podrá cubrir a la hembra para tener descendencia.

Cuando los machos jóvenes alcanzan 7 años de vida, empezarán a desafiar a los sementales veteranos, tratando de expul­sarlos de las yeguadas.

Si los machos son viejos (hacia la edad de 18 años), ya no tendrán fuerza suficiente para salir vencedores y tendrán que irse y enfrentarse a una vejez triste y solitaria. En cambio, si están en la flor de la vida, no tardarán en expulsar a los jóvenes aspirantes.

Normalmente, los machos de cebras comunes y de cebras de montaña mantienen a un grupo de hembras con ellos en todo momento.

Imágenes de Cebras

En el siguiente vídeo, verás una recopilación de fotos de cebras:

Para finalizar, no te pierdas cómo se comportan las cebras

Si quieres escuchar en audio el contenido de este artículo, tienes el siguiente vídeo:

¿Quieres saber más sobre cebras?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado La reproducción de la cebra.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría cebras, mamíferos, o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *