Saltar al contenido
CurioSfera Animales
 
 

Todo sobre los animales Todo sobre las mascotas todas las razas de perro todas las razas de gatos características de las aves características de las aves exóticas consejos sobre gatos

Los animales

El mundo de los animales es un lugar extraño y maravilloso. A veces lo vemos en una telaraña suspendida en el rocío de la mañana. En otras ocasiones, pasa desapercibido un búho abalanzándose sobre un ratón de campo en medio de la oscuridad total.

Los animales, incluyendo a los humanos, comparten el mundo en armonía o bien con el peligro siempre presente. Aquí queremos mostrarte las maravillas y misterios de las criaturas de este planeta y lo que se está haciendo para proteger a los animales en peligro.

Esta sección también revela a qué parte del reino animal pertenece cada uno, de qué se alimentan, cómo se comunican, de qué forma se mueven, cómo atacan a otros animales y cómo se defienden.

Descubre los lugares donde viven y por qué fabrican un determinado tipo de vivienda. Las fotografías revelan las fascinantes maneras en que se aparean, nacen, crían a sus pequeños y jóvenes, y cómo llegan o no a la vida adulta, ya que el mundo animal puede ser tan salvaje como hermoso.

Clasificación de los animales

Entre los animales existen enormes diferencias así como también grandes similitudes. Con el objeto de entender de qué forma se relacionan los animales, éstos se ordenan en grupos.

Mientras mayor sea el número de características que compartan, más rigurosa será la clasificación. Así, todos los animales pertenecen al reino animal, pero todos los animales parecidos al gato están agrupados en la familia de los félidos.

A los animales se les distingue con un nombre científico, para que la gente de todo el mundo pueda referirse a la misma criatura, sin importar el idioma. Vamos a utilizar como ejemplo el gato Manx para que veas cómo se clasifica:

Reino

Este es el agrupamiento más general de animales. Existen diversos reinos para las plantas, bacterias, protistas (muchas de ellos organismos unicelulares) y hongos. El cuerpo de todos los miembros del reino animal está formado por múltiples células.

Filo

El reino animal está dividido en 40 grupos más pequeños llamados filos. Los animales se agrupan en cada filo de acuerdo a sus características principales. Por ejemplo, el filo Crustácea (los crustáceos) contiene a todos los invertebrados (animales sin columna vertebral), con patas articuladas y dos pares de antenas. Los gatos pertenecen al filo Chordata (los cordados) que contiene a todos los vertebrados (animales con columna vertebral).

Clase

Los filos se subdividen en grupos más pequeños llamados clases. El filo Chordata se separa en peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles. Los gatos pertenecen a la clase Mammalia (los mamíferos), que contiene a todos los animales vertebrados de sangre caliente que amamantan a sus crías.

Orden

Al igual que otras clases, los mamíferos se dividen en órdenes. Los gatos se ubican en el orden Carnívora, pues son animales de sangre caliente que se alimentan de carne. Otros órdenes que incluyen mamíferos contienen a los que ponen huevos, los que se alimentan de insectos, los marsupiales y los roedores.

Familia

Dentro de cada orden hay familias. La Felidae (la familia de los gatos) incluye a los felinos grandes, tal como los leones y los tigres, y a los felinos pequeños, como los pumas, los gatos monteses y los linces. Estos animales son cazadores, su cuerpo es flexible, tienen patas con uñas retráctiles y cola larga.

Género

La familia de los félidos luego se divide en género o tipo. Los animales que pertenecen al mismo género están muy relacionados entre sí, pero no se crían juntos. El gato doméstico está agrupado junto a otros 27 tipos en el género Felis.

El reino animal

Todos los miembros del reino animal son organismos que dependen de los alimentos para sobrevivir, al igual que las plantas y otros animales.

A diferencia de las plantas, muchos animales pueden moverse libremente en el aire o en el agua y, en otra etapa de su vida, encontrar sus alimentos y otro animal para aparearse.

Para saber dónde están o hacia dónde van, todos los animales poseen órganos de los sentidos y, debido a que se mueven frecuentemente, cuentan con un sistema nervioso que coordina sus movimientos.

Muchos animales poseen un sistema circulatorio que lleva oxígeno y alimentos por todo el cuerpo y acarrea los productos de desecho. Los científicos dividen al reino animal en grupos menores y familias de animales que comparten las mismas características.

Todo el reino se divide en dos tipos: animales que carecen de columna vertebral, llamados invertebrados; y aquellos que sí la poseen, llamados vertebrados.

Invertebrados

Existen 20 veces más tipos de invertebrados que todos los tipos de vertebrados que viven en la tierra. Muchos invertebrados son insectos, con más de un millón descritos y catalogados. Hay varios millones más que no han sido identificados.

Por ejemplo, en un solo árbol de la selva tropical de la amazonia, puede haber 80 tipos de hormigas y más de 650 tipos de escarabajos, muchos de los cuales es posible que los científicos nunca hayan visto.

El grupo de los invertebrados está compuesto de diferentes filos (tipos de animales). Estos incluyen los insectos, las medusas y las anémonas, los gusanos segmentados y no segmentados, los crustáceos de cuerpos duros y las arañas, estrellas de mar, erizos, babosas y caracoles, muchos de los cuales poseen conchas externas, y los calamares y las jibias que tienen conchas internas.

Insecta

Los insectos son artrópodos con esqueletos externos duros y seis patas articuladas. Existen al menos 5 millones de diferentes especies de insectos que incluyen a escarabajos, abejas, cucarachas, hormigas, avispas, mariposas y polillas, caballitos del diablo y libélulas.

Echinodermata

Estos animales con espinas tienen cuerpo dispuesto en círculo. Incluyen principalmente animales marinos tales como la estrella de mar, erizos, y los pepinos de mar.

Cnidaria

Los cnidarios, tales como los corales y las anémonas de mar tienen cuerpos como jalea. Las células urticantes de sus tentáculos poseen mayor rapidez de movimiento que ningún otro animal conocido.

Annelida

Existen diversos filos de gusanos, unos planos, otros largos y redondeados. Los anélidos incluyen a los gusanos segmentados, tales como los gusanos de tierra y las lombrices.

Mollusca

Todos los moluscos poseen cuerpos suaves algunos de ellos protegidos por una dura concha externa. Incluyen las babosas de mar y de tierra, calamares, pulpos, almejas y caracoles de agua dulce.

Arachnida

Los arácnidos son artrópodos de cuerpo duro (criaturas con exoesqueleto, cuerpos segmentados y patas articuladas). Tienen ocho pares de patas para caminar; incluyen todos los tipos de arañas y los escorpiones.

Crustácea

Los crustáceos son artrópodos con caparazones que envuelven su cuerpo. Incluyen criaturas marinas como cangrejos, langostas, camarones, langostinos, percebes y cochinillas de tierra.

Vertebrados

Muchos vertebrados tienen la columna vertebral y el esqueleto interno formado por hueso o cartílago, y un cráneo óseo para proteger el cerebro. Algunos vertebrados, tales como las lampreas y pintarrojas, poseen una cuerda dorsal en vez de columna vertebral.

Todos tienen los sentidos muy bien desarrollados lo que les permite encontrar su alimento y detectar al enemigo. Los vertebrados pertenecen al filo Chordata, que incluye a los delfines, tiburones, peces óseos, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Aves

Las aves son criaturas de sangre caliente que ponen huevos de cáscara dura y están cubiertas de plumas. Muchas usan sus alas para volar, aunque las aves mayores son demasiado pesadas y deben correr.

Mammalia

Todos los mamíferos son animales de sangre caliente que alimentan a sus crías con leche materna. Incluyen a los elefantes, a los humanos y a los gorilas.

Reptilia

Los reptiles incluyen a las serpientes, lagartijas, cocodrilos, tortugas y lagartos tuatara. Poseen piel seca y escamosa y dan luz a crías vivas o ponen huevos.

Amphibia

Ranas, sapos, tritones y salamandras tienen piel húmeda y sin escamas. Muchos anfibios ponen huevos recubiertos de jalea.

Osteichthyes

Peces óseos que varían en forma largos como las delgadas anguilas, algunos con aletas espinosas como los cíclidos y otros peces pulmonodos con aspecto de anfibios.

Chondrichthyes

Los esqueletos de los tiburones, las mantas, las rayas y las quimeras están formadas por más cartílago que hueso. También poseen hasta siete hendiduras de agallas que se abren separadamente.

Comedores de plantas (herbívoros)

En la mayoría de los hábitats de la tierra existen árboles, arbustos, pastizales y hierbas y a pesar de ser el tipo de alimento más fácil de encontrar por los animales, no significa que sea el más fácil de comer y digerir.

Para protegerse de los herbívoros muchas plantas tienen hojas rociadas con veneno y tallos con espinas.

Y aun cuando un animal logre superar estas defensas y tragar a boca llena, todavía el aparato digestivo debe enfrentar la difícil tarea de digerirlas, la cual sería imposible sin la ayuda de los microbios (organismos pequeños) que se encuentran en los intestinos de herbívoros tan diversos como tortugas, manatíes y caballos.

Los intestinos de los herbívoros son extremadamente largos, lo que les permite extraer durante mayor tiempo el máximo de nutrientes de las plantas que comen.

Comedores de carne (carnívoros)

Los animales que comen carne son conocidos como carnívoros. A diferencia de los comedores de plantas (herbívoros) y de los filtradores, que se alimentan continuamente, los comedores de carne tienen distintas horas de comida.

Cada comida depende de la facilidad con que se pueda encontrar y cazar una presa y de cuánto tiempo tarda en comerla. La mayoría de los comedores de carne tienen características especiales que les ayudan a capturar y comer sus presas.

Por ejemplo, los grandes felinos tienen dientes carnívoros muy desarrollados para agarrar la carne y dientes especiales, al nivel de la mejilla, para cortarla.

Los tiburones tienen dientes puntiagudos para atrapar pescados y calamares escurridizos y dientes triangulares como un serrucho para cortar carne y grasa de animales marinos. Del mismo modo, las aves de rapiña tienen garras largas y picos ganchudos para agarrar y despedazar carne.

Esqueletos

El esqueleto da forma y fuerza al cuerpo del animal. También sostiene a los músculos que lo ayudan a mover los huesos en diferentes posiciones y es también una reserva de sales minerales.

El esqueleto interno (endoesqueleto) de los peces, anfibios, reptiles, mamíferos y aves es principalmente óseo. El esqueleto de los tiburones y rayas está compuesto por cartílago, un tejido resistente pero más flexible que el hueso.

El cartílago también se encuentra en los extremos de los huesos alrededor de las articulaciones y da forma a algunas partes del cuerpo, tales como la nariz y las orejas humanas.

La forma de algunos animales, como los gusanos, está constituida no por una estructura sólida, sino por un “esqueleto” interno de agua, llamado esqueleto hidrostático.

Exoesqueletos

Diversos grupos de animales invertebrados, incluyendo a insectos, caracoles, arañas y estrellas de mar, tienen esqueletos externos como armaduras.

De esta forma, la dura coraza externa protege a los delicados órganos internos de las inclemencias del tiempo, del medio ambiente y de los ataques de predadores.

En el caso de los animales terrestres, el exoesqueleto también contribuye a que no pierda los fluidos del cuerpo por evaporación. Sin embargo, una coraza rígida es un problema para la movilidad del animal.

Los insectos y los cangrejos solucionan esto con patas articuladas. Los caracoles tienen una sola pata móvil que sobresale de la concha, y las estrellas de mar tienen cientos de pequeños pies que salen a través de las perforaciones del exoesqueleto.

Órganos de loa animales

Un órgano es una parte del cuerpo de un animal que cumple con una función especial. Muchos animales tienen en su cuerpo conjuntos de órganos similares, de los cuales el mayor es la piel.

Cada órgano tiene su objetivo específico propio: hay intestinos para ayudar a digerir y absorber comida, branquias o pulmones con los que respirar, un corazón para hacer circular la sangre alrededor del cuerpo, un órgano parecido al riñón para eliminar el material de desecho, músculos para hacer que las cosas se muevan, y un cerebro para hacer que las funciones del cuerpo trabajen al mismo tiempo.

La ubicación de los órganos dentro del cuerpo difiere en cada animal, debido a que el tamaño y la forma de sus órganos dependen directamente de su estilo de vida.

Sentidos

Los animales usan una variedad de sentidos para averiguar dónde están, hacia dónde se dirigen, dónde está el alimento, y quién puede atacarlos.

La combinación de estos cinco sentidos (vista, olfato, tacto, gusto y oído) proporciona al animal una imagen de su mundo. Diferentes animales «ven» diferentes mundos dependiendo del sentido que usan más.

Por ejemplo, un ser humano y un perro pueden observar algunas cosas diferentes cuando caminan a lo largo de una calle, mientras el ser humano confía principalmente en lo que puede ver, el perro obtiene información de lo que huele y escucha.

Algunos animales, como el tiburón, llegan a tener un sentido que detecta el campo eléctrico generado por los músculos de su presa.

Comunicación

Los animales tienen diversas formas de comunicar mensajes a sus amigos y enviar advertencias a sus enemigos. El canto de un pájaro, un destello de color de las alas de una mariposa, el inconfundible olor de un zorro y el tocarse con las manos entre dos chimpancés, son algunos ejemplos de cómo hacen contacto los animales.

Hay algunos que utilizan principalmente sonidos o vibraciones, otros que confían en señales visuales o aromas. Ciertos tipos de peces han adoptado una forma de «hablar» con electricidad.

Cualquiera sea el método, los animales por lo general no buscan llamar la atención ya que siempre puede haber un predador observando o escuchando. Por lo tanto, cuando ellos efectivamente hablan es porque deben decir algo realmente importante.

Movimiento

Los animales necesitan moverse para alcanzar su alimento, encontrar una pareja o escapar de las garras de sus predadores. Para ello, unos tienen piernas para correr y saltar, mientras otros tienen aletas para nadar o alas para volar.

Algunos se desplazan sobre la tierra sin extremidades, como el caracol con su viscoso pie y el gusano de tierra que contrae y extiende su cuerpo para enterrarse en la tierra húmeda.

Hay animales como las esponjas, medusas y anémonas de mar, con muy poco movimiento natural y tienen que aprovecharse de cualquier movimiento a su alrededor.

Las medusas nadan cerca de la superficie del agua y se mueven con las olas, mientras insectos pequeños se acercan a ellas gracias a las corrientes.

Defensa

Gran parte de los animales se encuentra en constante peligro de ser atacado por otros que desean comerlo. Para evitar terminar como alimento de su predador, muchos se esconden, permanecen inmóviles o escapan con la mayor rapidez posible.

Otros utilizan una forma diferente de protección. Pueden estar cubiertos de espinas agudas, conchas duras o escamas resistentes, que actúan como armaduras para protegerlos de los ataques. Algunos son venenosos y sus cuerpos son de colores brillantes para advertir a los enemigos que se alejen.

Ciertos animales indefensos incluso copian el colorido de advertencia de aquellos venenosos para así aparecer como peligrosos frente a los predadores. También emplean trucos ingeniosos como desprenderse de la cola o mostrar ojos falsos.

Camuflaje

Algunos animales tratan de parecerse a su entorno para escapar de los predadores, mientras que otros se disfrazan para hacerse invisibles y capturar a su presa. Esta habilidad se llama camuflaje y puede ser empleada tanto para defenderse o como una herramienta de caza.

El camuflaje varía, desde simples diseños de colores que dan al cuerpo un aspecto diferente, hasta un logrado mimetismo. Mediante esta simulación pueden imitar gotas, hojas, flores y tallos, e incluso pueden llegar a parecer animales más peligrosos.

Algunos animales pueden adaptar su color para estar a tono con el paisaje. Por ejemplo, el zorro del ártico fe cambia su pelaje; blanco nieve en invierno y pardo en verano.

Reproducción de los animales

Si los animales vivieran eternamente, no habría necesidad de que nuevas generaciones los reemplazaran. Todos los animales se reproducen para asegurar que sus propias especies se prolonguen en el tiempo.

Algunos se reproducen en forma asexual, es decir, sin una pareja y son capaces de producir copias exactas de sí mismos. Otros se reproducen sexualmente, mediante la unión de dos adultos para procrear nuevas crías.

Cortejo y apareamiento

Para que la reproducción sexual se lleve a cabo los animales deben juntarse y formar parejas, por ello muchos realizan llamativas exhibiciones de cortejo o emiten sonidos especiales para atraer a otros individuos de su especie

Nacimiento

Algunas crías de animales se desarrollan en el interior de la madre y finalmente nacen como pequeñas copias de sus progenitores. Otras se desarrollan protegidas dentro de un huevo.

Los huevos son depositados en un nido y cuidados por los padres o bien son dejados en un lugar seguro hasta su eclosión. Cuando nace un nuevo animal, ya sea una cría viva o de un huevo, éste es muy susceptible de ser atacado por un predador.

La madre o, a veces, el padre cuida a sus pequeños hasta que se puedan valer por sí mismos o bien los deja en un lugar protegido, donde haya comida para que puedan sobrevivir solos

Huevos y nidos

La mayoría de los animales que ponen huevos hacen grandes esfuerzos para ayudar a sus crías en desarrollo. En vez de abandonar los huevos o a las crías incapaces de valerse por sí mismos, los padres pueden adoptar uno de muchos métodos para protegerlos.

Pueden cargar los huevos a otro lugar, ponerlos en duros envases protectores o juntarlos en un refugio seguro, como un nido, sobre el cual harán guardia permanente.

Un nido puede ser cualquier cosa desde un simple agujero en la arena o bajo la base de una roca, hasta una complicada estructura que los padres demoran varios días en construir.

Cualquiera sea el método, los padres tratar de darle a sus vulnerables crías el mejor comienzo posible en la vida, protegiéndolas del clima y de los predadores.

Crecimiento

Algunos animales al nacer ya son una versión completa del adulto en miniatura, mientras que otros están muy poco desarrollados. Cualquiera sea la forma de iniciar la vida, las crías están expuestas a las condiciones climáticas, falta de agua o alimentos y a los predadores.

Muchos insectos y anfibios quedan solos y deben cuidarse por sí mismos. Ellos logran sobrevivir este período gracias a un proceso llamado metamorfosis: las larvas salen del huevo, cambian completamente y luego emergen como adultos.

Por el contrario, a los mamíferos y a las aves pequeñas los padres les alimentan, protegen y les enseñan a sobrevivir.

Hábitats de los animales y adaptación

Separados unos de otros, cada continente del mundo tiene sus propios tipos de animales y hábitats. Por ejemplo, los mamíferos que ponen huevos, como el ornitorrinco, sólo se encuentran en Australia.

Estos mamíferos «primitivos» han sobrevivido debido a su aislamiento de los otros continentes, lo que les permite escapar de la competencia de una gran gama de otros mamíferos.

Los animales que viajan por mar o aire de un continente a otro se llaman «especies migratorias». Viajan en busca de los lugares donde abunda la comida en determinadas épocas del año.

La mayoría de los animales se adapta a los hábitats o los lugares donde viven. Estos hábitats incluyen las regiones polares, las montañas, los desiertos, las selvas, las praderas, los pantanos, el agua dulce y el mar.

Las necesidades de algunos animales son tan especiales que sólo pueden sobrevivir en un hábitat en particular. El pelo del oso polar lo protege de tal forma del frío que se recalentaría en cualquier otro lugar que no fuera el frío del Ártico.

El oso hormiguero gigante moriría si se le sacara de las praderas donde vive y donde existe una abundancia de hormigas y termitas que le sirven de alimento. Los predadores matarían a la mariposa monarca, si ésta no pudiera encontrar los algodoncillos que le proporcionan el veneno que usa para mantener alejados a los enemigos.

Otros animales, como el ratón, el zorro y la cucaracha, son capaces de sobrevivir en muchos diferentes tipos de hábitat porque no son especialistas. Al igual que el ser humano, pueden adaptar el comportamiento para vivir en casi cualquier lado.

La Antártida

La Antártida es un enorme continente congelado rodeado de los mares más tempestuosos del mundo. La temperatura más baja registrada aquí, -89° C, la convierte en el lugar más frío de la tierra.

Aun así, muchas criaturas logran sobrevivir en esas condiciones. Al igual que el Ártico, la Antártida tiene 24 horas de sol en pleno verano y es entonces cuando la mayoría de las criaturas se reproduce y cría a sus pequeños.

Las aves marinas, las ballenas y las focas se dejan influenciar por las condiciones del mar: siguen la masa flotante de hielo que se forma a las orillas del océano en el invierno y que se derrite en el verano. La única excepción es el pingüino emperador, que se queda en el continente todo el año.

La montaña

Las cimas de las altas montañas son lugares fríos, donde la temperatura puede caer hasta -20°C. Son pocos los animales que viven ahí permanentemente. Los únicos visitantes son pequeños insectos, llevados allí por fuertes vientos que alcanzan velocidades de más de 300 km/h.

En estas cumbres no crece ningún tipo de alimento, las únicas alternativas son polen, esporas de plantas y otros insectos que lleguen de abajo. Sin embargo, bajo estas cumbres hay campos de nieve que no son estériles y son el hogar de pequeños gusanos y tisanuros.

Estas criaturas tienen anticongelante en su sangre para evitar el frío, se alimentan de algas que le dan un color rosado a la nieve. Los grandes animales, como pumas, leopardo de las nieves, cabras montés y ovejas, se encuentran a menor altura en las laderas bajas.

Durante el verano pastan y viven en los riscos, a comienzos del invierno escapan a los bosques montañosos y valles bajos. Para sobrevivir a las heladas temperaturas necesitan un pelaje grueso y aislante.

Bosques

Áreas densas cubiertas de árboles y tupidos arbustos son conocidas como bosques. Algunos bosques templados que crecen en Europa, Norteamérica y Nueva Zelanda, tienen principalmente sólo un tipo de árbol, tal como el roble, coníferas o eucaliptos.

Estos árboles influencian el tipo de plantas, animales e insectos que eligen vivir ahí. Los bosques cálidos y secos proveen alimento y abrigo a sus residentes todo el año.

En contraste, los bosques caducos están formados por árboles que pierden sus hojas en invierno, lo que significa que su comunidad debe cambiar de estilo de vida en cada estación.

Pájaros y pequeños mamíferos tienen a sus crías en primavera y verano, mientras los herbívoros se alimentan de la cosecha estacional de frescas hojas verdes.

En otoño muchos insectos anidan dentro de la profunda alfombra de residuos de hojas y duermen durante el invierno. Otras criaturas se alimentan bien antes de hibernar, en cambio los que permanecen activos en invierno almacenan nueces y semillas para los duros tiempos futuros.

Bosque tropical

Existe vida en muchas capas diferentes del bosque tropical. Este es el hogar de las más diversas y más ricas colecciones de animales que se puede encontrar en el planeta y además ofrece las condiciones ideales para el crecimiento de plantas, con temperaturas altas y lluvias fuertes todo el año.

La mayoría de los animales vive en el follaje del bosque o techo, donde la luz del sol llega sobre los 50 m del suelo. Hojas, frutos y brotes proveen alimento a algunos, mientras que otros cazan su presa entre las copas de los árboles. En contraste, el suelo del bosque es húmedo y oscuro ya que el sol es bloqueado por las numerosas hojas y ramas.

Principalmente, son mamíferos pequeños y nerviosos los que viven en este mundo oscuro. La comida es escasa en el suelo del bosque, por eso deben sobrevivir con nueces y frutas que caen de lo alto, además de raíces y tubérculos que desentierran del suelo.

Praderas

Las cálidas praderas de la sabana de África del este y del sur constituyen sólo una pequeña parte de las áreas de praderas que cubren un cuarto de la superficie terrestre.

Grandes manadas de mamíferos herbívoros como, por ejemplo, antílopes y cebras, pastan en los prados, mientras grupos de predadores como leones y guepardos, hacen presa de los débiles y los enfermos.

Los herbajes o grupos de plantas altas atraen a rinocerontes, elefantes y jirafas que se alimentan de hojas a diferentes alturas. Las acacias tienen raíces profundas que llegan hasta el agua subterránea. Sus hojas puntiagudas, llenas de espinas, no sólo proporcionan alimento sino el agua tan necesaria en los lugares donde escasea.

Algunos animales, como el ñu, recorren grandes distancias durante el año siguiendo las lluvias estacionales que caen irregularmente. De esta forma, los animales migratorios se encuentran siempre en el lugar exacto a la hora justa para alimentarse con el nuevo pasto en crecimiento

Llanura desértica

Una llanura desértica es una gran extensión de tierra aislada, árida, donde el clima es generalmente caluroso y seco. Este tipo de hábitat se encuentra comúnmente en Australia y gran parte de esa isla-continente está formada por maleza seca y desierto.

Debido a que Australia ha estado aislada por tanto tiempo, los animales que viven allí son únicos; existen más marsupiales con bolsa que en cualquier otro lugar y los predadores dominantes no son mamíferos, sino lagartos y serpientes.

Muchas serpientes de esta región son venenosas y muy peligrosas para la gente, al igual que varias arañas y escorpiones. En realidad, allí se encuentra la mayor concentración de animales venenosos del mundo y muchos de ellos habitan en la calurosa llanura desértica.

Con 3.500 horas de luz solar en el año, Australia es la masa de tierra más grande que recibe un calor tan abrasador. Los animales, por lo tanto, deben adaptarse a estaciones largas y secas.

Desiertos

Un desierto caluroso tiene poca agua, menos de 25 cm3 de lluvia al año. La temperatura puede elevarse en el día y caer a extremos glaciales de 0°C en la noche. A pesar de que es un lugar duro para los seres vivos, los animales pueden sobrevivir y de hecho lo logran.

Para evitar las temperaturas extremas se esconden en madrigueras o bajo piedras grandes que están más frescas y protegidas del resplandor del sol. El aíre en estos refugios diurnos es más húmedo que sobre el suelo, de modo que los animales pierden menos agua.

Cuando se entra el sol, los ratones y ratas emergen para alimentarse con manojos de pasto y vegetación seca arrastrada por el viento. A su vez, caen presa de serpientes, halcones y zorros hambrientos del desierto, en tanto que las lagartijas corretean por la arena buscando escarabajos. A la salida del sol, todas las criaturas del desierto desaparecen otra vez.

Agua dulce

Sólo un tres por ciento del agua en la Tierra es agua dulce. Varía en cantidad desde pequeñas pozas hasta lagos tan grandes como el mar, y de arroyos que fluyen rápidamente hasta ríos de varios kilómetros de ancho que serpentean lentamente.

Cuando el agua cae en forma de lluvia, es casi químicamente pura, pero, al correr por la superficie, va acumulando minerales de las rocas y plantas y, con el tiempo, contiene bastantes nutrientes para sustentar a las criaturas vivientes.

Cada comunidad de agua dulce tiene que adaptarse al flujo del agua donde vive. Los animales en los arroyos de flujo rápido o en torrentes montañosos, deben protegerse de ser arrastrados por la corriente, en tanto que aquéllos que habitan en un río que serpentea o en las aguas tranquilas de una laguna deben arreglárselas con bajos niveles de oxígeno y el peligro de que el agua se congele en el invierno

Pantanos

Los pantanos se forman en remansos tropicales tranquilos, donde el lodo y el sedimento se depositan en estuarios de ríos y lagunas. Crean un mundo intermedio entre la tierra y el mar. Las principales plantas que crecen en este lugar son los mangles, únicos árboles capaces de sobrevivir en agua salada.

Sus raíces enmarañadas abrigan a una comunidad entera de animales adaptados a la subida y bajada de las mareas. A medida que baja la marea, caracoles de mar, cangrejos y el pez saltador de la ciénaga cuelan el fango húmedo en busca de alimento, mientras que predadores hambrientos, como una serpiente comedora de peces y una rana comedora de camarones, bajan desde lo alto del follaje.

Sobre el nivel del agua vive otro grupo de animales. Los pájaros anidan en las ramas, las iguanas arrancan frutas, los monos se alimentan de hojas y los cangrejos suben a los árboles.

Océanos

Los océanos cubren el 71% de la superficie del planeta y, no obstante, es el hábitat menos explorado de la Tierra. Allí se encuentran las criaturas vivientes más grandes, junto con una amplia gama de vida marina que incluye miembros de casi todos los grupos de animales conocidos.

En medio del océano, cazadores a altas velocidades hacen presa de lentos nadadores que viven en la superficie del agua y comen flores de pequeñas plantas. Cerca de la costa se encuentran especies más coloridas, cuyo camuflaje se mezcla con rocas y corales.

La mayoría de las criaturas que vive en lo profundo del mar depende, como fuente de alimentación, de los cuerpos muertos que se hunden. Otros habitantes de las profundidades están provistos de órganos luminosos especiales que les ayudan a encontrar su camino en el mundo crepuscular de las aguas intermedias del océano.

Cuando los volcanes entran en erupción en el fondo del mar, algunos salen a la superficie y forman nuevas islas, donde plantas y animales son llevados por el viento o viajan a la deriva en las corrientes oceánicas.

A medida que se establecen, se crea una comunidad isleña de animales únicos. Se encuentran gigantes y enanos inesperados. Las tortugas de Aldabra en el Océano Indico alcanzan un tamaño gigantesco y las moscas de la fruta de Hawai son diez veces más grandes que las de otros lugares.

La oruga medidora hawaiana ha adoptado la mosca como fuente de alimentos y es la única oruga comedora de carne en el mundo. Algunos pájaros, como el kakapó de Nueva Zelanda, un loro gigante, son ahora incapaces de volar, en vista de que no existen predadores.

En cuanto al aspecto negativo, el aislamiento de las comunidades isleñas las hace vulnerables a las plagas, como las de ratas y gatos introducidos por el hombre y pueden ser destruidas rápidamente.

Vivienda de los animales

Muchos animales pequeños que viven bajo tierra hacen sus viviendas en árboles o en malezas espesas. La razón de esta elección es evitar ser atrapados por predadores terrestres o aéreos, protegerse del viento y la lluvia y escapar de las inundaciones de los ríos.

Algunos simplemente hacen sus casas para proteger a sus crías hasta que puedan sobrevivir por sí solas. Otros, como las avispas, hacen nidos para albergar a familias enteras.

Los refugios están generalmente hechos de materiales que se encuentran fácilmente en los alrededores como hojas, ramas, hierbas y barro.

Uno de los mejores lugares para vivir es un refugio bien construido o una madriguera excavada profundamente en la tierra. Estos lugares esconden a los animales de la mirada curiosa de muchos predadores y los protegen del sol, de los vientos fríos, de la lluvia y del sol.

También bajo tierra es un buen sitio para construir un nido y formar una familia. Sin embargo, como precaución, muchas viviendas subterráneas tienen una puerta trasera para que los animales puedan escapar en caso de que un predador logre entrar. Algunos animales, como el topo, viven permanentemente bajo tierra y se alimentan de raíces.

Migración de los animales

Los animales necesitan estar en el lugar preciso a la hora exacta. Para algunos, esto significa emigrar o cambiar de hogar, a fin de encontrar un clima más cálido, suministros de alimentos nuevos y abundantes o un ambiente más seguro en el cual criar a sus retoños.

Por ejemplo, los pájaros viajan por el mundo de un lado a otro cada año, en tanto que las cabras de montaña podrían moverse simplemente a pendientes más bajas, porque para estos animales es demasiado frío sobrevivir en las cumbres durante el invierno.

Todavía se desconoce cómo estas criaturas saben cuándo y dónde ir. Se piensa que algunas usan el sol y las estrellas para orientarse, en tanto que otras pueden detectar y seguir líneas de fuerza magnética a lo largo de la superficie terrestre.

Conservación y ecología

Algunos animales viven juntos en armonía, otros viven sobre o dentro de otros animales y les causan daño. El estudio de estas relaciones se conoce como ecología.

Un animal no puede sobrevivir aislado porque depende de plantas u otros animales pura si, alimento o protección. A su vez, el animal es a menudo una fuente de alimento para otros animales o incluso plantas carnívoras.

Existen dos tipos de dependencia de los alimentos: uno se llama cadena alimentaria, en que los animales mayores se comen a los animales más pequeños y el otro es la red alimentaria. Esta es una red de animales más compleja que come más de un tipo de alimento.

Algunas plantas producen veneno o tienen espinas para evitar ser ingeridas por los animales, sin embargo, muchos animales han encontrado formas de superar esas defensas.

La protección del medio ambiente amenazado, el estricto control de las especies en peligro y un decidido esfuerzo para reducir la contaminación, constituyen sólo algunas de las formas en que la conservación está ayudando al reino animal a superar las desventajas del mundo moderno.

Lamentablemente, algunas especies ya cayeron víctimas de la deforestación, la caza excesiva o la contaminación. Otras se han salvado, estando al borde de la extinción, gracias a nuestra creciente percepción de los peligros que enfrentan.

El alcance del trabajo de conservación está no sólo en proteger el hábitat y el estilo de vida de las especies amenazadas, sino también en cambiar nuestra forma de vida con el fin de disminuir los efectos perjudiciales sobre otros animales.

Para lograr este objetivo, los conservacionistas desean que la industria utilice recursos como el vidrio y el papel, que son reciclables, para reemplazar los bosques agotados, así como limitar la pesca sólo a variedades que se reproducen rápidamente.

En la actualidad, muchos gobiernos están incentivando activamente a la población para que sea consciente en cuanto al uso de la electricidad o la gasolina y establece severas multas a las industrias que generan una contaminación ex