shar pei

El shar pei destaca por su manto áspero y lleno de arrugas. Cuenta con un carácter extraordinario y unas características difíciles de encontrar en cualquier otra mascota de compañía, que lo hacen un magnífico perro de guarda. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos todo sobre la raza Shar Pei.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter del Shar Pei

Muy leal con sus dueños, el shar pei tiene un carácter juguetón, activo e inteligente.

qué carácter tiene el perro shar pei

Demuestra un temperamento muy valiente y dominante, y puede llegar a ser incluso un tanto agresivo con sus congéneres. Es muy cercano y está muy apegado a su familia.

Su relación con los niños es buena, pero no tolera por ejemplo los abusos o las brusquedades. En este sentido, es conveniente acostumbrarlo desde que es un cachorro a ser manejado por los pequeños así como educar bien a los niños acerca de qué trato deben darle a su perro.

Algo parecido sucede con su relación con los gatos, con los que el shar pei puede llegar a convivir.

Aunque no sean grandes amigos, solo si lo ha hecho desde bien pequeño, pues en caso contrario es posible que los considere como un trofeo, una pieza de caza. De la misma forma que le sucede con los roedores y con otro tipo de mascotas.

cuál es el comportamiento del shar pei

Como perro de compañía puede llegar a convertirse. Es un compañero agradable y tranquilo, con muy pocas exigencias y cariñoso. Siempre con un punto destacado de independencia y una abierta desconfianza hacia los extraños.

No obstante, en contra de lo que se pueda pensar, éste no es un mero animal de lujo, una exótica posesión ornamental con el que sorprender a amigos y vecinos, sino que va mucho más allá. Constituye un excelente perro guardián y tiene un comportamiento muy activo que lo capacita para realizar una gran cantidad de tareas.

Por su nivel de energía necesita hacer ejercicio a diario. Además le encanta desarrollar alguna actividad de vez en cuando en la que realizarse física y mentalmente, como por ejemplo agility y obediencia. Disciplinas para las que no está expresamente diseñado, pero en las que se desenvuelve muy bien, sin alcanzar nunca el nivel de excelencia de otras razas.

cuál es el temperamento del shar pei

Por lo demás, éste es un can que se adapta a la perfección a cualquier situación.

Puede amoldarse bien tanto a la vida en una casa en el campo como en un pequeño apartamento en el centro de la ciudad.

A pesar de tratarse originariamente de un perro de granja, no es muy partidario de vivir a la intemperie, ya que desde hace muchos años su lugar principal ha estado dentro de la casa, junto a su familia.

Y la verdad es que es una raza que resulta muy fácil de tener en casa, que apenas molesta y que no suele ser nunca motivo de quejas por parte de los vecinos, pues es pulcra hasta el extremo, silenciosa y bastante independiente.

De hecho, hay quienes encuentran muchas proximidades entre la personalidad del shar pei y el de los gatos. Además, como a éstos, no le gusta nada el agua y se mantiene siempre alejado de ella.

Otra peculiaridad que se debe tener en cuenta es que tampoco le gusta el calor excesivo, el cual puede causarle trastornos respiratorios importantes, por lo que hay que evitarle que pase demasiado calor y si el animal está parte del día en el jardín o en un patio conviene procurarle un buen sitio con sombra donde se pueda cobijar del sol.

Con estos pocos cuidados, la atención adecuada y el ejercicio diario necesario, el shar pei es un animal perfectamente equilibrado.

  • Energía: nivel medio. Animal de trabajo, necesita hacer alguna actividad y realizar ejercicio a diario.
  • Temperamento: es tranquilo, independiente y leal, es un perro muy afectuoso con todos los miembros de su familia.
  • Adaptabilidad: alta. Silencioso y muy limpio, se amolda a vivir en cualquier entorno.
  • Sociabilidad: alta. Es muy afectuoso con la familia y tolera a otros perros e incluso a los gatos, aunque a otras mascotas podría tomarlas como animales de presa. Recela de los extraños.
  • Salud: normal. Puede padecer displasias o problemas articulares. Y su manto arrugado puede dar origen a algunas afecciones de la piel.
  • Longevidad: baja. Vive de 8 a 10 años.
  • Utilidad: versátil. Básicamente es un perro de guarda y de compañía, pero también se lo ha usado como auxiliar de trabajo en las granjas.
  • Utilización: caza, guarda y compañía.

Características del Shar Pei

El nombre del perro shar pei significa “pelo de arena” y hace referencia al tacto tan particular de su manto, característica que lo hace ser único en el mundo.

cómo es el perro shar pei

Compacto, cuadrado y de lomo corto, es un can fuerte, con potente musculatura.

De piel corta y muy áspera, destacan sobre todo las abundantes arrugas que tiene en el cráneo y en la cruz, así como sus orejas pequeñas y su hocico semejante al de un hipopótamo.

Veamos con más detalle cómo es el shar pei y el estándar de la raza:

  • Apariencia general: activo, compacto y de constitución corporal cuadrada, tiene el lomo corto y se caracteriza por presentar múltiples arrugas en el cráneo y en la zona de la cruz.
  • Tamaño y talla: mediano/grande.
  • Altura de la cruz: entre 44 y 51 cm los machos y entre 40 y 49 cm las hembras.
  • Peso: entre 19 y 24 kg los machos y entre 15 y 22 kg las hembras.
  • Origen: China.
  • Cuerpo: en la zona de la cruz y en la región del nacimiento de la cola presenta algunos pliegues.
  • Cabeza: más bien grande, en proporción con el cuerpo, posee unas peculiares arrugas en la frente y en las mejillas que se extienden hacia abajo formando una papada.
  • Cráneo: se presenta chato y amplio.
  • Hocico: característico de la raza, es ancho desde la base, donde a veces presenta un abombamiento, hasta la punta, sin indicios de disminución. Los labios y la parte superior del hocico son muy carnosos, y tanto la lengua como el paladar, las encías y los belfos son de color negro azulado, aunque a veces la lengua tiene unas manchas rosadas o, en los perros con pelaje de color diluido, es de color lavanda sólido.

aspecto shar pei

  • Trufa: es grande, ancha, con las ventanas nasales bien abiertas y de color negro, aunque puede adoptar cualquier otra tonalidad que armonice con el color del pelaje.
  • Ojos: tienen forma almendrada, mirada ceñuda y son de color oscuro, o a veces más claros en los perros con pelaje diluido. Alrededor de los ojos se da cierta profusidad de piel, de pliegues y de pelo, pero no son tan abundantes como para llegar a impedir la función normal del globo ocular o del párpado.
  • Orejas: muy pequeñas y más bien gruesas, tienen forma de triángulo equilátero con la punta ligeramente redondeada. Se implantan altas en la cabeza, muy separadas la una de la otra y bien pegadas al cráneo, con las puntas dirigidas hacia los ojos.
  • Depresión naso-frontal (stop): es moderada.
  • Mandíbulas: fuertes, tienen mordida perfecta en tijera. La carnosidad del labio inferior no excede tanto como para interferir en la función de las mandíbulas.
  • Cuello: de longitud mediana y fuerte, está bien implantado en los hombros. Debajo del cuello la piel es floja y forma una pequeña papada.
  • Pecho: amplío y profundo, llega hasta los codos. La línea inferior del cuerpo se levanta un poco debajo del lomo.
  • Espalda: es corta y fuerte, con el lomo ancho y ligeramente arqueado. La grupa se presenta más bien plana.

  • Miembros anteriores: son rectos, de longitud moderada y poseen huesos fuertes. No presentan arrugas. Los hombros son musculosos e inclinados, están bien implantados. Los antebrazos y brazos son fuertes y robustos.
  • Miembros posteriores: musculosos, fuertes y moderadamente angulados, tampoco presentan arrugas. Vistos desde atrás se aprecian perpendiculares al terreno y paralelos entre sí. Sus piernas son robustas y poseen una fuerte musculatura. Los corvejones están bastante cerca del suelo.
  • Pies: de tamaño moderado, son compactos pero no están aplastados, y tienen las articulaciones de los dedos fuertes. Los pies posteriores no presentan espolones.
  • Cola: de implantación bien alta, es gruesa y redonda en la base y se adelgaza gradualmente hasta acabar en una punta fina. Puede presentarse alta y encorvada, llevada en un rizo cerrado, encorvada sobre la espalda o cayendo hacia uno u otro lado de ésta.
  • Piel: única en el mudo canino. Es áspera, corta y presenta múltiples pliegues y arrugas por el cuerpo.
  • Pelo: distintivo de esta raza, el pelo es de una sola capa, corto (entre 1 y 2,5 cm), duro y cerdoso. Sobre el tronco, el pelaje es recto y está separado de la piel, pero en las extremidades aparece más apretado.
  • Color: el shar pei puede presentarse en casi todos los colores sólidos posibles, excepto en blanco. A veces la cola y la parte posterior de los muslos están pigmentados de un color más claro que el del resto del cuerpo, y en ocasiones aparece un sombreado más oscuro a lo largo de la espalda y también en las orejas.
  • Movimiento: el trote es el movimiento predilecto de este perro, que avanza con paso libre, ágil, equilibrado y consiguiendo un buen alcance con las extremidades delanteras y un inerte impulso de las extremidades posteriores. Cuando el animal aumenta la velocidad, los píes tienden a converger en una línea central.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 309 GRUPO 2 – Perros tipo pinscher y schnauzer, molosoides, y perros tipo montaña y boyeros suizos -Sección 2 Molosoides

Cachorro de Shar Pei

Si te estás planteando adoptar o comprar un cachorro de shar pei, existen una serie de aspectos que debes conocer antes de decantarte por esta raza de perro.

cachorro shar pei venta

El carácter independiente del shar pei hace que sea necesario someterlo a un estricto proceso de adiestramiento y sociabilización cuando es un cachorro. Si no, puede convertirse en un adulto dominante que cuestione la autoridad de su amo.

Para evitar que se acentúe este natural recelo hacia lo desconocido es importante iniciar de la manera más temprana posible al cachorro, exponiendo a situaciones diferentes, a ruidos, a multitud de gente y a la presencia de otros perros.

Si lo que deseas es adoptar un shar pei adulto, también es conveniente hacerlo. Nunca será un animal tremendamente jovial y extremadamente sociable, pero al menos tendrá un comportamiento adecuado.

La mejor prueba de que el temperamento canino es moldeable se hace evidente cuando se observa a ejemplares de exposición, los cuales, como están acostumbrados desde que nacen a viajar, a ser tocados por personas que no son de su familia y a convivir con otros perros, se comportan con naturalidad y toleran bien todas estas circunstancias, sin demostrar entusiasmo pero sin dar ninguna señal de nerviosismo o de malestar.

Si lo compras en un criador de shar pei, asegúrate que sea responsable y serio. La cría indiscriminada y sin control promovió que durante unos años nacieran ejemplares con un exceso de arrugas, lo cual puede afectar negativamente al animal, pues reduce sus movimientos e incrementa el riesgo de infecciones en la piel.

El aspecto mullido del shar pei y ese hocico tan peculiar parecido al de un hipopótamo pueden llevar a engaño, pues no se trata de un perrito de lujo, sino de un corajudo perro guardián que, en su labor de defender el hogar, puede llegar a mostrarse incluso agresivo.

Educación y adiestramiento del Shar Pei

Respecto a la educación y el adiestramiento del perro shar pei, en principio esta raza es apta para cualquier propietario.

Siempre que éste sea, por encima de todo, una persona muy segura de sí misma y con las ideas muy claras a la hora de abordar la educación de su perro.

cómo educar a un shar pei

No es imprescindible tener mucha experiencia o amplios conocimientos acerca del comportamiento canino, pero sí que es importante actuar con coherencia y desarrollar un trabajo consistente y sólido, apoyado, en caso de ser necesario, por el consejo de un profesional o de personas más experimentadas.

En efecto, el shar pei es uno de esos perros que necesita un trato firme, con mano de hierro, pero siempre en guante de seda.

Su punto de independencia lo puede llevar a cuestionarse las órdenes que recibe antes de ejecutarlas si detecta que su dueño vacila, pero sí éste no muestra signos de debilidad el animal asume perfectamente la organización jerárquica de la familia.

Si en casa se le dispensa un trato demasiado humanizado, esta raza puede llegar a padecer el conocido síndrome del perro pequeño, con la consecuente alteración del comportamiento y la aparición de posibles trastornos muy molestos.

Por ello, es sumamente importante que toda la familia al completo intervenga directamente en la educación de su mascota. Si no, lo más probable es que el perro no obedezca las órdenes de aquellos a quienes considera que no están dentro de la línea de mando.

Alimentación de la raza Shar Pei

En cuanto a la alimentación del shar pei, hay que ser muy cuidadoso y selectivo a la hora de elegir una dieta para este perro.

cómo alimentar a un shar pei

Por un lado se deben tener en cuenta las necesidades de su gasto energético, y por otro, es muy importante cuidar el aporte de grasas que se le suministra.

Tanto en cantidad como, sobre todo, en calidad, pues de ello deriva directamente el buen estado de su piel y de su pelo.

Lo que hay que evitar por todos los medios es que se desarrolle un estado de obesidad. En especial en las etapas de crecimiento y de vejez.

Esta alteración del peso, es muy extendida en la actualidad entre todas las razas, hasta el punto de ser considerada una pandemia, es la causa desencadenante de otras muchas enfermedades más serias.

Salud y enfermedades del Shar Pei

El shar pei no es una de las razas más longevas del mundo, pues su esperanza de vida se sitúa en torno a los 10 años.

Evidentemente, éstos son datos estadísticos y puede darse el caso de ejemplares que superen esa edad, dependiendo de los cuidados que reciban y de sus condiciones de vida.

cuánto vive shar pei

Hay ciertas enfermedades y afecciones de distinto tipo que se dan en este perro con mayor incidencia que en otras razas. Por ejemplo un fallo renal no muy severo pero que, conlleva fiebre y problemas de movilidad. También, algunos problemas de piel debido a la cantidad de arrugas que abundan en su cuerpo.

En realidad este último es un trastorno genético que puede ser evitado por los criadores responsables. Pero que se generalizó con el boom de la raza en las décadas de 1980 y 1990.

Cuando dicho problema aparece, se caracteriza por un estado húmedo y purulento en la zona de las arrugas que requiere de cuidados constantes para evitar la formación de heridas más severas.

Y algo parecido sucede con la proliferación de las afecciones oculares. Afectan sobre todo a los parpados y suelen aparecer en ejemplares especialmente arrugados y con abundancia de pieles sueltas. Algo que se puede evitar si se sigue un programa de cría serio y responsable.

Asimismo, al igual que sucede con casi todas las razas de tamaño grande, hay que controlar que los ejemplares de shar pei estén libres de algunas afecciones articulares. Como la displasia de cadera, la de codo o la luxación de rodillas. Aunque lo cierto es que la incidencia de estas patologías es menor en este perro que en otros de tamaño similar.

Aparte de eso, esta raza tiene una salud bastante buena. No presenta graves trastornos, a excepción de que puede roncar con frecuencia y respirar con dificultad en ambientes demasiado calurosos. Pero esto son problemas de poca importancia.

enfermedades del shar pei

Evidentemente, la mejor manera de prevenir la aparición de cualquier tipo de enfermedad es establecer contacto con un veterinario de confianza.

Es quien se encarga de diseñar unos programas generales de salud preventiva. Una programación rutinaria de vacunas y revacunaciones anuales contra las enfermedades más habituales. Ya sean de carácter infeccioso, estacional o por exigencias de la ley, como es el caso archiconocido de la rabia.

También una pauta de desparasitación externa e interna. Ya que los parásitos pueden ser vectores de transmisión de múltiples enfermedades o incluso alterar la eficacia de las vacunas al deprimir el sistema inmunitario.

También, revisiones periódicas para controlar el peso y el estado del pelo, la piel, las mucosas, los ojos, los oídos y la boca, de manera que se pueda prevenir la aparición de cualquier afección más seria.

Cuidados específicos de la raza Shar Pei

Por lo que respecta al cuidado estético de la raza, éste es bastante sencillo.

De hecho, junto a las típicas arrugas tan características, otro signo distintivo de este perro es su pelaje.

cómo cuidar a un shar pei

Destaca por su textura áspera, como arenosa o parecida a una lija, un poco al estilo de la lengua de los gatos. El cuidado de este pelo solo necesita de un cepillado semanal utilizando un cepillo de cerdas naturales.

El baño de estos animales se reserva solo para cuando están muy sucios. Es fundamental enjuagarles el pelo bien a conciencia para evitar la aparición de sequedad y posteriores descamaciones.

NO dejar nunca restos de humedad, especialmente en la zona de los pliegues que se forman entre las arrugas. Se aconseja echar mano de un potente secador o expulsor de aire.

Imágenes de Shar Pei

En el siguiente vídeo, verás una bonita recopilación de fotos de la raza Shar Pei:

Para finalizar, no te pierdas la raza Shiba Inu

También, te puede interesar el origen de la raza Shar pei

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Raza Shar Pei.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí