El origen de esta raza, está documentada desde las más antiguas civilizaciones en continentes tan diferentes como Asia, Europa y África. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el origen e historia del perro dálmata.

No te pierdas otras razas de perro

Origen e historia de la raza Dálmata

Como ocurre con otras muchas razas caninas, la historia del dálmata está llena de lagunas, leyendas y contradicciones. Incluso los mayores estudiosos de este hermoso can no llegan a ponerse de acuerdo acerca de cuál es su origen exacto.

Hay quienes trazan su origen y los lazos de familiaridad con otras razas tan conocidas como el pointer. Aunque sustentan esta teoría con argumentos vagos y aportando muy pocas pruebas al respecto.

raza de perro dálmata historia

Lo cierto es que la existencia de perros con un manto moteado está documentada desde las más antiguas civilizaciones. En continentes tan diferentes como Asia, Europa y África.

Por ejemplo, hay muestras de perros moteados en bajorrelieves de la Grecia clásica y del antiguo Egipto. Lo que prueba los lazos tan antiguos que el actual dálmata tenía en el pasado.

En los frescos encontrados en algunos monumentos funerarios egipcios, especialmente en los de grandes nobles e incluso en las tumbas de algunos faraones, se pueden ver representados unos perros con características físicas similares al actual dálmata. Especialmente en lo referente al color de la capa. Pero éstos tienen ciertas reminiscencias con otros canes de tipo antiguo existentes en la zona, con orejas erguidas y la cola enroscada sobre el torso.

cuál es el origen del dámata

Es muy posible que este tipo de sabuesos caracterizados por su manto blanco plagado de numerosas manchitas redondeadas, que pueden ser de color negro o bien de color marrón hígado, viajasen de una a otra orilla del Mediterráneo. Que fuera acompañando a cualquiera de las expediciones comerciales que plagaban los mares en aquella época.

Sobre todo gracias a los fenicios. Aunque también pudieron llegar de la mano de los griegos, quienes mantuvieron su dominio sobre Alejandría y sobre parte de Egipto durante casi tres siglos.

Tanto perros como mercancías viajaron pues de una a otra ribera continuamente, contribuyendo así a la aclimatación y el desarrollo de nuevas razas; con bastante seguridad, esto es lo que pasó en el caso del dálmata.

Aun así, la raza es fruto de todo tipo de controversias y de teorías encontradas. Se han documentado otras representaciones, alguna datada hace casi cuatro mil años, que parecen indicar que la existencia de estos perros de capa moteada es casi tan antigua como la de cualquier otro tipo de perro doméstico.

utilización perro dálmata
El dálmata ha sido siempre el favorito de los bomberos de Nueva York

En la actualidad también hay quien defiende la teoría de que el dálmata guarda relación con el dogo alemán, también llamado gran danés, de capa arlequín, hipótesis que ha llevado a que en algunos lugares la raza sea conocida como “pequeño danés”.

De todos modos, ésta es solo una más de las muchas teorías que se han vertido acerca de la raza. A pesar del evidente distanciamiento físico y temperamental que existe entre ambas, lo que lleva a pensar que se trata más de elucubraciones interesadas por parte de algunos supuestos estudiosos. Elaboradas en momentos políticos determinados y con intenciones evidentemente tendenciosas, que de presupuestos con cierta base científica o con una investigación documentada que los sostenga.

Otra hipótesis que intenta explicar el origen de esta raza se basa en que a principios del siglo XVIII en Inglaterra se hablaba de la existencia de un perro conocido como pointer de Bengala, hoy desaparecido, que según parece tenía un aspecto muy similar al del actual dálmata y que procedía de las colonias asiáticas del imperio británico.

La existencia de este can cuestionaría las teorías que defienden el origen mediterráneo de la raza, aunque al no haber quedado vestigios del mismo o una documentación más detallada, no es posible establecer una vinculación real entre ambas razas.

A pesar de que en su origen parece ser que el dálmata fue utilizado como perro de caza, sobre todo como sabueso, al igual que el sabueso de Hannover o el sabueso italiano, lo cierto es su mayor notoriedad la cobró a principios del siglo XIX. Esto fue, cuando se lo empezó empezó a utilizar como perro de acompañamiento de carruajes y como guardián de las cuadras. Algo que lo llevó a recibir el sobrenombre de “perro de los cocheros”.

Ciertamente, la estampa de uno o varios dálmatas trotando junto a un coche de caballos se hizo común y familiar en las principales ciudades europeas. Se vinculaban con las familias más acomodadas.

Eso lo llevó a ocupar un lugar de cierta preferencia en los salones de mayor postín. De hecho, se convirtió en uno de los perros favoritos de la nobleza europea y llegó a ser distinguido con el honor de aparecer como símbolo papal ya desde el siglo XVII.

Poco a poco la fama de la raza traspasó fronteras y llegó hasta Gran Bretaña, donde, si bien no está probado que fuese su tierra original, si es cierto que es el país donde este can se desarrolló hasta adoptar su aspecto moderno, con el que hoy se conoce.

A su difusión contribuyeron también de manera totalmente desinteresada y casual, las familias de gitanos procedentes de Ruinan y de la antigua república yugoslava que recorrieron Europa desde finales del siglo XIX, y hasta bien entrado el siglo XX.

Sobre todo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial y en el periodo de entre guerras, acompañados de este tipo de perros, que les daban seguridad porque protegían sus carros y sus caballos durante el viaje y defendían a sus dueños y sus campamentos cuando se instalaban en alguno de sus asentamientos.

Mascota de los cuerpos de bomberos

dálmata criador

Gracias a la habilidad para correr junto a los caballos, e incluso entre las patas de éstos, y también debido a su gran instinto de guarda para proteger carruajes, monturas y dueños, el dálmata fue adoptado también por los incipientes cuerpos de bomberos, en ciudades como Londres o Nueva York.

Esta estampa que se hizo tan típica que aún a día de hoy en la mayoría de los parques de bomberos estadounidenses hay uno o dos ejemplares de esta raza como mascotas.

En un principio se los utilizaba también para controlar las plagas de ratas en los parques de bomberos. Pero, llegó a ser empleado en labores de rescate, colaborando codo con codo en el trabajo de los bomberos.

Con el inicio de las exposiciones caninas a finales del siglo XIX, el dálmata comenzó a ganar gran notoriedad pública. Esto fue en especial en los países que contaban con una cinofília más desarrollada, pues estuvo presente en dichas exposiciones casi desde el primer momento.

Finalmente, en 1890 se fundó en Inglaterra el primer club de la raza. A partir de ese momento, aumentó el número de criadores. Se establecieron las primeras líneas de sangre y se inició la expansión de la raza a escala internacional, de modo que ésta entró de lleno en un largo periodo de esplendor. A pesar incluso, que los caballos y los carruajes hacía ya algún tiempo que habían dejado de utilizarse como medio habitual de transporte.

Etapa de la película 101 Dálmatas

El colofón de esta etapa de auge vivida por la raza fue el estreno en 1961, de la famosa película de dibujos animados 101 Dálmatas, de Walt Disney. Esta cinta provocó una verdadera fiebre de popularidad de este can. Acontecimiento que, si bien aportó muchas cosas positivas, también tuvo sus consecuencias negativas.

dálmatas historia cine
Imagen de la película 101 dálmatas

En especial un aumento exponencial de su crianza a manos de criadores desaprensivos. Solo buscaban producir cachorros y lucrarse a costa de ellos, sin tener en cuenta la salud o el temperamento de los animales.

Esta forma de proceder tan irresponsable produjo en la raza un gran aumento de afecciones serias como la sordera o ciertas alergias cutáneas. Además de la aparición de un mayor número de ejemplares con un carácter desequilibrado.

Por fortuna, todas las etapas tienen su fin. La mala fama adquirida por la raza provocó un hartazgo por parte del gran público, a pesar de que ha habido secuelas posteriores de la película famosa, alguna incluso protagonizada por personajes y perros reales.

En el momento en que el dálmata dejó de resultar tan provechoso comercialmente solo continuaron con su crianza los criadores de dálmata responsables. Cuyo objetivo era claro: promover una raza maravillosa y trabajar por ella hasta lograr un aumento de la calidad en los ejemplares actuales y un significativo descenso en la incidencia de determinados problemas de salud y de carácter.

El hecho de que el origen real del dálmata se haya presentado históricamente tan difuso ha llevado a que diferentes países hayan reclamado su patronazgo a lo largo de los años. Arguyendo para ello todo tipo de teorías.

No obstante, poco a poco muchas de estas presuntas “paternidades” se han ido descartando al evidenciarse que la raza, tal y como se la conoce en la actualidad, tuvo una verdadera zona de influencia y se ha dado de manera estable y abundante desde hace decenios en la región ribereña de la península de Dalmacia, en las costas del mar Adriático.

Por ello, durante muchos años se ha defendido el origen yugoslavo de este can. Algo que se ha visto modificado por el devenir de los acontecimientos políticos de finales del siglo XX. Cuando la cruenta Guerra de los Balcanes dividió la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia en países diferentes independientes, como Croacia, Eslovenia, Serbia, Montenegro…

Fue en ese momento cuando las autoridades croatas emprendieron una campaña de reconocimiento del dálmata como su raza nacional. Algo que fue respaldado en 1993 por parte de la FCI al conceder el patronazgo sobre el estándar oficial de la raza a Croacia.

Esta decisión no estuvo exenta de cierta controversia. Fueron muchos los especialistas que siguieron defendiendo la teoría de que los primeros ejemplares de la raza llegados hasta la zona de Croacia en realidad derivaban de pointers de Bengala provenientes de Inglaterra. Además, también hubo quien se opuso a tal medida por cuestiones meramente políticas.

Imágenes Dálmata

En el siguiente vídeo, te mostramos una recopilación de fotos de la raza Dálmata:

Para finalizar, no te pierdas la raza Dóberman

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia de la raza Dálmata.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí