Origen de la raza basenji

Las evidencias de esta raza se remontan a unas pinturas de Egipto hace más de cinco mil años. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el origen e historia de la raza Basenji.

No te pierdas otras razas de perro

Origen e historia de la raza Basenji

de qué año es el perro basenji

Esta raza se desarrolló en África central, en concreto en las repúblicas del Congo y de Sudán, aunque se tienen evidencias de un perro de características similares en pinturas del antiguo Egipto.

La raza se ha conservado igual durante siglos sin la influencia de otros perros, viviendo junto a las tribus de pigmeos del Congo, que lo utilizaban como auxiliar de caza y como guía en las zonas boscosas de gran espesura. De allí viene su nombre, “BASENJI”, que significa “el animal que viene del bosque”.

Veamos con más detalle el origen e historia del la raza de perro Basenji:

Origen del perro Basenji

Del origen del Basenji se tienen las primeras evidencias de su existencia de un perro de características muy similares a las del actual en los grabados y pinturas del antiguo Egipto, de más de 5.000 años de antigüedad.

Pero en realidad la historia del perro basenji se desarrolló en el corazón de África, en las repúblicas del Congo y de Sudán, donde este can era utilizado por los nativos como guía en las zonas boscosas de espesura.

qué origen tiene el perro basenji

En ellas, avisaba además de la presencia o el acecho de animales peligrosos y actuaba como excelente auxiliar de caza, tanto para cobrar pequeñas piezas como para acecharlas y conducirlas hasta las redes y las trampas de los cazadores.

La raza se ha conservado durante siglos en un estado muy parecido al original, con pocas alteraciones y con ninguna influencia externa de otros perros. Igual que otros compañeros de grupo como el Alaskan Malamuten, el Samoyedo o el Chow chow.

Historia del perro Basenji

cuál es la historia del perro basenji

El basenji forma parte de un reducido número de razas caninas que se consideran semipuras por haber permanecido durante siglos en estado casi salvaje y por haberse desarrollado sin sufrir una influencia directa del hombre.

También pertenecen a este grupo el perro de Canaán o el dingo australiano, entre otros.

Una de las peculiaridades de este can es que, al estilo de otros animales salvajes, las hembras entran en celo una sola vez al año y éste tiene una duración de 30 días.

Otra de sus particularidades, tal vez una de las más conocidas, es su incapacidad para ladrar debido a la especial conformación de su laringe. Así, para avisar emite un curioso sonido al estilo del canto tirolés.

De todas maneras, a pesar de que tradicionalmente vivía en un estado de bastante independencia, en las afueras de los poblados, su utilidad para los pigmeos era muy grande.

de dónde es el primer basenji

No solo por su ya comentada habilidad para la caza, sino también porque contribuía a su subsistencia, ya que existía la costumbre de utilizar a los ejemplares que no eran aptos para la caza como parte de la dieta de la tribu.

Tal vez ésta sea la única intervención directa que durante siglos tuvieron los hombres en el proceso de cría y selección del basenji, ya que no influyeron en sus cruces.

Pero sí delimitaron cuáles eran los ejemplares más idóneos para las líneas de reproducción al eliminar a los menos hábiles para la caza.

De ese modo, la raza fue adquiriendo cada vez una destreza mayor hasta alcanzar el rango de verdadera maestría.

En el último tercio del siglo XIX el auge de la exploración geográfica llevó a muchas expediciones europeas a adentrarse en un continente casi desconocido: África, y hacia el año 1870 ya se realizaron las primeras descripciones de un perro muy similar al actual basenji.

En concreto, fue de la mano del explorador alemán Georg August Schweinfurth, uno de los primeros etnólogos europeos en contactar con los pigmeos, quien describió a estas tribus como las de unos hombres de pequeño tamaño que se hacían acompañar en todo momento de unos extraños perros.

La relación entre estos hombres y sus canes lo fascinó tanto que al término de uno de sus viajes decidió llevarse consigo a una hembra hacia Europa.

Pero la aventura no acabó bien, ya que el instinto de libertad ancestral de la raza empujó al animal a tratar de escapar saltando desde el segundo piso del hotel donde se hospedaban en Alejandría y, lógicamente, encontró la muerte.

Casi 25 años más tarde los primeros basenjis llegaron al continente europeo, pero la raza siguió siendo una verdadera rareza durante decenios.

Y no fue hasta casi sesenta años después de aquellas importaciones iniciales cuando Olivia Burn adquirió varios ejemplares a los pigmeos y pasó a convertirse así en la primera criadora de la raza basenji fuera de Africa.

En 1937 Burn expuso a sus primeros cachorros en el campeonato internacional Crufts y causó verdadera sensación, hasta el punto de que provocó un creciente interés de los aficionados de la época y pronto se hizo muy popular en todo el Reino Unido.

De hecho, fue en este país donde la cría selectiva produjo un refinamiento y una homogeneización de la raza, y fue desde aquí, y no desde África, desde donde se exportó a todo el mundo.

Por estos motivos, la FCI (Federacion Cinológica Internacional), a pesar de reconocer el origen congoleño del basenji, otorgó el patronazgo del estándar oficial al Reino Unido. Posteriormente fue reconocido por la AKC (American Kennel Club).

Para finalizar, no te pierdas al Basset Hound

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia de la raza Basenji.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí