Origen de la raza manchester terrier

En su origen esta raza, se empleaba para el exterminio de ratas y otras alimañas. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el origen e historia de la raza Manchester Terrier.

No te pierdas otras razas de perro

Origen e historia del Manchester Terrier

Manchester Terrier historiaProbablemente éste sea el más antiguo de los terriers, o, por lo menos el que más historia tiene.

Sí que es el vestigio más exacto que ha perdurado del primitivo y hoy desaparecido terrier inglés negro y fuego.

Testimonios gráficos que datan de inicios del siglo XVII ya constatan la existencia de esta raza, que en su origen se utilizaba principalmente para cazar y exterminar ratas y otras alimañas, además de acompañar a los sabuesos en la caza del zorro.

Aunque para poder aumentar su velocidad y su resistencia se cruzó con whippets, un galgo británico, siempre se mantuvo y seleccionó el color negro y fuego tan distintivo de la raza.

Más tarde, este perro, además de ser el germen de otras muchas razas, se separó en otras dos que diferían en su tamaño: la más grande se quedó con el nombre de Manchester terrier, y una variedad de menor tamaño se bautizó como english toy terrier.

En la Inglaterra industrial de los siglos XVIII y XIX se hicieron muy populares los “deportes” caninos consistentes en enfrentar a perros con otros animales, competiciones que se organizaban en los pubs de los barrios industriales del norte del país.

origen del manchester terrier

Los propietarios de los canes usados en estos lances invertían muchos esfuerzos en cruzar distintos perros de pelea para originar nuevas razas más especializadas en tales funciones, ya que un buen ejemplar les podía proporcionar unos generosos ingresos extras.

Y el uso original del Manchester terrier fue precisamente éste, el de cazar ratas en este tipo de enfrentamientos, por lo que es una de las dos razas, junto con el bulldog inglés, que intervinieron siempre, en mayor o menor medida, en la creación de nuevas razas especializadas en esta labor, como por ejemplo en el bull terrier o en el Staffordshire bull terrier.

En un primer momento, este primitivo terrier inglés se daba en diversos colores, pero con el tiempo los aficionados y criadores se fueron decantando por los ejemplares negro y fuego, a los que consideraba más combativos, feroces y resistentes.

Fue precisamente la proliferación de perros de este color en la zona de Manchester lo que terminó por darle nombre a esta raza a mediados del siglo XIX.

En ese periodo aparecieron también nuevos criadores que centraron su interés en la raza por sí misma, más allá de su uso profesional, iniciaron una crianza selectiva y presentaron a su perros en las primeras exposiciones caninas organizadas en Inglaterra.

Este acercamiento a personas de una clase social más acomodada hizo que el Manchester terrier empezara a ocupar un lugar preferente en las aficiones de sus nuevos propietarios y que se lo destinara así a trabajar como perro de caza o auxiliar en la caza del zorro.

De este modo, entre los años de 1850 y 1860 se dieron los primeros cruces de estos terriers negros y fuego con whippets y con galgos italianos, buscando dotarlos de una mayor velocidad, imprescindible para poder afrontar con éxito la caza del zorro.

Los primeros frutos de dichos cruces fueron los llamados spider terriers o terriers veloces, y su aspecto y temperamento más refinados les hizo ganar adeptos incluso entre las damas de la Inglaterra victoriana.

La denominación final de Manchester terrier no se empezó a generalizar hasta el último tercio del siglo XIX, y, de hecho, incluso a principios del siglo XX todavía se seguían registrando indistintamente en los libros del Kennel Club inglés ejemplares con la denominación moderna y ejemplares con el nombre antiguo: terrier inglés negro y fuego.

Orígenes Manchester Terrier

En 1898 se produjeron dos circunstancias que afectaron a la raza enormemente. Por un lado, se prohibieron las peleas de perros o el uso de éstos en deportes denominados “sangrientos”; y, por otro, el Kennel Club prohibió también el corte de las orejas, una práctica hasta entonces habitual y rutinaria a la que se sometía a todos los perros de pelea para evitarles lesiones y puntos débiles.

Estas circunstancias tuvieron efectos negativos sobre el Manchester terrier, ya que provocaron una caída en su aceptación popular, pero también algunos positivos, puesto que fueron la causa de que nuevos criadores se asomaran a ella con la intención de garantizar su pervivencia y de que enfocaran la cría y la selección a nuevos usos.

Tanto es así que, de ser el perro favorito de los obreros de Manchester, en pocos años la raza pasó a ser conocida popularmente como el “terrier de los caballeros”.

Para finalizar, no te pierdas al Mastín inglés

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia de la raza Manchester Terrier.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí