cacatúa

La cacatúa es una de las aves exóticas más populares y extendidas de todo el mundo. Originarias de Australia, Filipinas y las islas de Indonesia, las cacatúas se exportaron a muchos países como pájaro de compañía o mascota. Fácilmente reconocibles por su penacho o moño formado por plumas que puede levantar según su estado de ánimo. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos todo sobre la cacatúa.

No te pierdas otras aves exóticas

Características de la cacatúa

qué es cacatúa

Las cacatúas son aves exóticas miembros del grupo o familia de los loros.

En estado silvestre, solo se encuentran con carácter exclusivo en Australia y en algunas de las islas adyacentes.

Existen unas 21 especies y numerosas subespecies. Todas ellas se caracterizan por poseer unos penachos, moños o crestas eréctiles muy características.

Estas las utilizan para poner de manifiesto su estado de excitación emocional o sexual. Veamos con detalle su morfología.

  • Las cacatúas son unas aves de tamaño entre mediano y grande. Por norma general, su longitud total oscila entre los 30 centímetros (12 pulgadas) y 60 centímetros (24 pulgadas). En cuanto a su peso varía entre los 300 gramos y 1.200 gramos.
  • Pese a que su plumaje no cuenta con la variedad de colores que podemos ver en otros de sus congéneres (como por ejemplo los loros), no por ello es menos espectacular con su tonalidad característica de blanco, negro o rosado, circunstancia ésta que depende de la especie. Rasgos típicos que llevan a la identificación de los loros son un plumaje relativamente poco denso pero recio y lustroso.
  • El pico es corto, grueso, fuertemente curvado y, en la mayoría de los casos (especialmente tratándose de cacatúas), inmensamente poderoso. Es utilizado para romper la cáscara dura de algunas semillas y frutos secos así como para sacar al exterior raíces diversas y algunos tubérculos, arrancar la corteza de los árboles y ampliar la cavidad utilizada como nido. Además sirve como una especie de tercera extremidad para trepar y deslizarse por entre el follaje arbóreo.

colores cacatúa

  • La mandíbula superior puede ser levantada gracias a una acción de palanca ejercida por determinados huesos mientras que con carácter simultáneo desciende la inferior, lo cual proporciona a los loros un medio extremadamente eficiente para poder alimentarse.
  • Las patas son relativamente cortas y los pies muestran una ordenación especial que comparte un número relativamente reducido de otras familias de pájaros. Al ser sindáctilos, los dos dedos externos se hallan orientados hacia atrás mientras que los dos internos se proyectan hacia delante. Esta disposición proporciona a los loros no solo un medio muy eficiente para poder posarse y trepar, sino que hace posible sujetar alimentos diversos y llevárselos a la boca a la hora de comer.
  • Las alas de la cacatúa son relativamente cortas, anchas y redondeadas y el vuelo es generalmente rápido y se lleva a cabo con las alas curvadas hacia abajo. Algunas especies pueden alcanzar los 70 Km/h en vuelo recto.
  • Las cacatúas se caracterizan por poseer un penacho eréctil, el cual es utilizado para poner de manifiesto los diversos estados de ánimo. Así tenemos que lo elevan cuando se hallan excitadas (territorial o sexualmente) o bien asustadas. Algunas especies poseen unos penachos espectaculares mientras que el de otras es relativamente corto.

Alimentación de las cacatúas

Las cacatúas son herbívoras, por tanto estando en libertad, en gran medida y se nutren valiéndose de una amplia gama de semillas, frutos secos, hojas, corteza de árbol, raíces y tubérculos.

Del mismo modo dentro de la dieta o alimentación de la cacatúa, existen evidencias que sugieren que también ingieren una cierta cantidad de insectos, ya sea de forma deliberada o accidental.

que dar de comer a la cacatúa

En cambio, si hablamos de la alimentación de las cacatúas siendo ave de compañía, no puede acceder a los árboles a buscar su comida.

Por ese motivo hay que proporcionarles una dieta variada y rica en los nutrientes que este pájaro necesita.

Lo ideal es dar de comer a la cacatúa frutas como uvas, plátanos, bananas o manzana. También pero con algo de moderación pueden comer melocotón, melón, albaricoque, fresa, nectarina, pera y fresa.

Otro tipo de fruta que les gusta mucho son las frutas tropicales como la papaya, la guayaba, el kiwi o el mango. Pero debido al alto contenido en fibra que contienen, debemos dárselas muy de vez en cuando, ya que podrían sufrir diarrea o descomposición intestinal.

alimento para cacatúa

Pero debes saber que antes debes limpiar muy bien la fruta para eliminar posibles restos de pesticidas o productos químicos y cortarla a dados muy pequeños.

Debes mezclar varios tipos de fruta para que tenga variedad. En caso de no disponer de fruta fresca, pueden comer uvas pasas, ciruelas secas y arándanos mezclado con melaza.

Por otro lado, es fundamental que las cacatúas coman verdura verde como hojas de mostaza, acelgas, col china o lechuga. Para garantizar un correcto aporte de vitamina C y E podemos darles zanahoria. Para la vitamina A, es aconsejable la calabaza y la batata. Debes hervirlas bien y picarlas en pequeños trozos para facilitar su ingesta. Recuerda que siempre deben ser verduras frescas, no en lata, ya que contienen muy pocos nutrientes.

También debes tomar buena nota de que existen una serie de alimentos prohibidos para la cacatúa, como el chocolate o el alcohol, que podrían incluso llegar a matar a tu mascota. Otros alimentos muy poco recomendables son la cafeína, leche, ruibardo, berenjena, patata, nata y la col.

Dónde viven las cacatúas

hábitat natural cacatúa

Respecto al hábitat de la cacatúa, las cacatúas generalmente viven en áreas abiertas recubiertas de bosque en las que existen árboles adecuados para instalar sus nidos.

Estando en su hábitat natural, muchas de las especies de cacatúas son gregarias fuera de la época de cría y, en Australia, algunas se reúnen formando bandadas constituidas por más de mil ejemplares. Si bien lo más corriente es verlas en grupos de 40 o 50 unidades.

Estos grupos, en el caso de algunas especies, pueden ser extremadamente dañinos para los cultivos y ello da lugar a que se organicen cacerías para su eliminación. Afortunadamente, la mayoría de las especies existen en número suficiente en el ámbito silvestre para que se encuentren relativamente seguras contra el riesgo de extinción.

Cuánto viven las cacatúas

cuántos años vive una cacatúa

En cuanto a la esperanza de vida de la cacatúa, es un ave que puede llegar a vivir muchos años, algunas casi tanto como el hombre.

Entre todas ellas, destaca la cacatúa ninfa, que es la que más años puede llegar a vivir.

En concreto, hasta 25 años si se cuida adecuadamente. Pero se tiene constancia de ejemplares que han alcanzado una edad de 40 o 50 años.

Respecto al resto de especies de cacatúas, lo habitual es que la media esté en unos 20 años de vida estando en cautividad. Paradójicamente, en algunas ocasiones, los expertos en estos animales han comprobado que algunos ejemplares viven más en libertad que en cautiverio, alcanzando los 50 años de vida.

Reproducción de la cacatúa

cómo se reproduce la cacatúa

Al igual que en el caso de la mayoría de los loros, las cacatúas nidifican en agujeros preexistentes en los troncos de los árboles.

No construyen nidos en el sentido estricto de la palabra, si bien al proceder a ampliar el interior del agujero elegido, puede traducirse en la presencia de una capa de virutas en el fondo del mismo.

Los huevos de todas las especies son invariablemente de color blanco puro y de forma elipsoidal. En cuanto a cuántos huevos pone la cacatúa, su número varía entre uno y seis en cada puesta, circunstancia ésta que depende de la especie.

Los polluelos recién nacidos aparecen totalmente desnudos, más tarde desarrollan plumón, y son atendidos por ambos padres.

Comportamiento de la cacatúa

En cuanto al carácter de la cacatúa, es un pájaro diurno que se ayuda de la luz del sol para poder localizar fácilmente su alimento. Esperan a que el día avance y se calientan las zonas donde encuentra su alimento y donde les gusta posarse.

Por otro lado tiene un temperamento que le permite ser gregario y estar en compañía de otros ejemplares de su especie u otro tipo de aves, ya que son animales muy sociales.

comportamiento de la cacatúa

Respecto a su relación con los humanos, no es un animal problemático.

De hecho, bien cuidada y adiestrada, puede ser realmente cariñoso y confiada, casi tanto como si fuese un agapornis. Pero sí que es cierto que ganarse su afecto es una labor que requiere de mucha paciencia por parte del propietario.

Eso sí, si se persevera y se consigue, la cacatúa puede llegar a ser una de las mejores mascotas o animal de compañía que existen.

Pese a que es un animal que ha acabado en miles y miles de hogares de todo el planeta, en general, el ser humano y todo lo que comporta su actividad, ha terminado con gran parte sus costumbres y hábitos.

No obstante, algunas especies se han visto favorecidas ya que pueden alimentarse más fácilmente gracias a las semillas y los granos de los cultivos y campos de plantación.

¿Las cacatúas pueden hablar?

Al tratarse de un familiar lejano de los loros, efectivamente las cacatúas pueden aprender a hablar.

Eso sí, es una misión que requiere mucha paciencia por parte del propietario y el ave debe estar feliz y relajada. Es un pájaro que aprende por imitación y no se recomienda este adiestramiento antes de los 8 meses de edad.

Para saber cómo enseñar a hablar a una cacatúa, debes saber que para iniciar su adiestramiento o aprendizaje, basta con repetir la misma frase (preferiblemente corta) varias veces durante el. Si consigues que la repita y te imite, debes recompensarla con la comida o “premio” que más le guste.

La opinión general de los expertos es que es más sencillo que una cacatúa aprenda a hablar si es un macho. Esto es debido a que tienen la posibilidad de imitar más sonidos que las hembras. Además su “voz” es un poco más clara, por lo que será más fácil entenderlo.

Cómo hacer que mi cacatúa confíe en mí

Como es natural, no podemos esperar que una cacatúa recién llegada al hogar tenga un vínculo con nosotros y nos tenga confianza; más aún si está encerrada en su jaula. Pero debes saber que es solo cuestión de tiempo y paciencia.

Como todo animal de compañía una vez que llegue a tu casa, lo lógico es que se comporte con miedo o incluso con cierta agresividad.

En este caso lo mejor es dejar al animal tranquilo en su jaula y no tocarlo. Simplemente pasar de vez en cuanto cerca de ella para que se acostumbre poco a nuestra presencia.

ganar confianza cacatúa

Es aconsejable decirle alguna cosa alguna de las veces que pases por su lado.

Pero siempre debe hacerlo de una forma suave y en voz baja, sin hacer ruidos ni gritar. De este modo se irá acostumbrando a tu voz. Puedes decir su nombre o alguna otra palabra que veas que le llama la atención.

Cada cacatúa tiene su carácter y aprende en plazos de tiempo distinto, puede acostumbrarse a tu voz y a ti en tres días, en unas pocas horas o incluso en varios días. La forma de saber que la cacatúa confía en ti es cuando la llames por su nombre y ella se acerque a los barrotes o reja de la jaula para buscarte.

Llegado este punto, puedes pasar al siguiente paso. Puedes comenzar haciendo suaves caricias a través de los barrotes en la nuca (parte trasera del cuello) o el lomo; lo que a ella le guste más.

Más adelante, puedes comenzar a abrir la puerta de la jaula e introducir la mano en su interior. Si se asusta es normal, hazlo con movimientos suaves y lentos. Si además en los dedos llevas alguna golosina o comida, puede que se acerque más fácilmente.

Muy importante: si te muerde o picotea, intenta no retirar la mano, ya que la cacatúa podría entenderlo como “una victoria” y lo repetirá siempre. Si todo va bien, con el tiempo acabará subiendo a tu mano o brazo.

Jaulas para cacatúas

Si vas a tener que comprar una jaula para una sola cacatúa, esta debe tener como mínimo 55 centímetros de ancho, 70 centímetros de alto y 50 centímetros de fondo. Los barrotes no deben tener una separación superior a los 2 centímetros, ya que de lo contrario el pájaro podría introducir la cabeza entre ellos y lastimarse.

La forma ideal de la jaula de la cacatúa es la rectangular, mucho mejor que las cilíndricas o las que tienen forma de casa. Cómo son mascotas que les agrada trepar por las paredes, es conveniente que tengan también barrotes horizontales.

En cuanto al material, lo mejor es que sea de acero inoxidable o galvanizado. Es más higiénica y fácil de limpiar. Las jaulas de madera deben descartarse por que la destrozaría con su potente pico. También debes prestar atención que no estén fabricadas con plomo o zinc, ya que son materiales venenosos para estas aves.

En el interior debes instalar algunas perchas en las que pueda posarse. Deben ser preferiblemente de rama natural. Intenta evitar las de metal o plástico ya que pueden lesionar los pies y uñas de la cotorra.

Dentro de la jaula puedes introducir dos o tres juguetes e ir cambiando cada cierto tiempo. Si colocas muchos en el interior puede llegar a agobiarse. Los juguetes para cotorras que más suelen gustar a estos pájaros ornamentales son las pasarelas colgantes y escaleras.

La jaula debe disponer en su base con una bandeja que permita poder recoger y retirar fácilmente todos los posibles restos de comida o defecaciones. También se aconseja colocar una hoja de periódico para absorber las gotas de agua que tiren al beber.

La ubicación ideal tanto del bebedero y del comedero es en el exterior. De lo contrario, si cada vez que lo tengas que cambiar, debes abrir la puerta de la jaula. La cacatúas son muy inteligentes y pueden intentar escapar aprovechando la puerta abierta.

Dónde ubicar la jaula

Independientemente de que tu casa sea grande o pequeña, es muy importante conocer dónde colocar la jaula de la cacatúa. Lo ideal es que la coloques en la sala de la casa donde el animal pueda tener más interacción con todos los miembros de la familia. En este caso, por norma general el salón suele ser una buena ubicación.

dónde colocar jaula cacatúa

Se recomienda que dos de las paredes de la jaula estén en contacto con la pared.

De este modo a la cacatúa le será más fácil saber por dónde puede venir su propietario o cualquier miembro de la familia y no se asustará tan fácilmente.

No es aconsejable que esté en una zona que reciba muchas horas de sol directo al día. Tampoco en zonas con mucha humedad o con corrientes de aire. De lo contrario el ave podría llegar a enfermar seriamente.

Del mismo modo, debe colocarse la jaula a la altura de los ojos del humano. Si se coloca muy alta, la cacatúa puede sentirse dominante y poderosa sobre el dueño. En cambio, si se coloca muy baja, puede sentirse intimidado.

¿Puedo tener una cacatúa con otras mascotas?

cacatúa como mascota

Este es un punto un tanto delicado. Si bien se puede tener perfectamente una cacatúa en un hogar donde pueda convivir con otras mascotas como perros, gatos u otras aves.

Pero eso sí, requiere una educación al respecto desde bien joven.

Necesitaras mucha paciencia ya que necesitaras que tanto unas mascotas como otras se acostumbren a la presencia del otro. No te asustes si en alguna ocasión tienen algún «intercambio» de señales de agresividad. Cada uno marcará su territorio.

Antes de comprar una cacatúa

Este modesto artículo persigue como fin introducirte en el fascinante mundo de las cacatúas y ayudarte a decidir si lo que deseas es tener una cacatúa como pájaro de compañía o incluso, tal vez, intentar su cría.

consejos comprar cacatúa

Toda la información necesaria sobre selección, alojamiento, alimentación, cuidados generales y cría queda cubierta de modo breve y conciso, y la misma ha de permitir a cualquier poseedor potencial de cacatúas a dar comienzo a su nueva afición con toda confianza y también, como así esperamos, constituir el inicio de muchos años de placer proporcionado por estos extraordinarios pájaros.

Desde que los primeros europeos descubrieron las Molucas y Australasia, en el curso de los siglos XVII y XVIII, las cacatúas han gozado de popularidad como pájaros de compañía por su inteligencia, su capacidad de imitación, su aspecto un tanto extraño y su colorido.

Su aura de misterio exótico también ha hecho de ellas un ejemplar codiciado por el criador o avicultor. Circunstancia que se ha visto acrecentada por el hecho de haber prohibido Australia la exportación de la totalidad de su fauna silvestre a otras partes del mundo.

Los atributos naturales de las cacatúas ejercen una atracción instantánea sobre quienes quizá nunca han tenido un pájaro con anterioridad. Sin embargo, conviene destacar que poseer una cacatúa como pájaro de compañía lleva aparejados unos inconvenientes muy precisos de los que es necesario ser plenamente consciente antes de proceder a su adquisición.

El volumen de su voz es extraordinariamente fuerte, lo cual resulta especialmente apreciable cuando se está muy próximo a una de ellas. El repertorio natural de la mayoría de especies se halla constituido por una amplia gama de agudos chillidos, sobre todo cuando son emitidos por un ejemplar que se siente aburrido por falta de compañía.

De hecho pueden chillar a lo largo de todo el día hasta que su dueño regresa a casa y esto, como es obvio, puede ser motivo de queja por parte de los vecinos.

Se infiere, por consiguiente, que las cacatúas no resultan adecuadas para las personas que se hallan ausentes del hogar durante la mayor parte de la jornada, ya que requieren mucha atención y sentirse acompañadas.

cacatuoidea

Otro extremo a tener en cuenta es que el alojamiento de las cacatúas es más caro que en el caso de otros loros de menor tamaño como por ejemplo, los inseparables (agapornis), periquitos ondulados y Carolinas, debido a su tamaño y a su capacidad destructiva.

Las estructuras de madera se verán reducidas a trizas por sus poderosos picos en un abrir y cerrar de ojos, lo cual implica que deberá recurrirse a las metálicas o protegidas con un recubrimiento metálico.

Una cacatúa que se tenga como pájaro de compañía debe ser instalada en una resistente jaula metálica y dejar que salga por la habitación a intervalos regulares para ejercitar sus músculos. No conviene olvidar, sin embargo, que en sus salidas fuera de la jaula se hace preciso mantener una estrecha vigilancia sobre ella ya que en caso contrario nuestro mobiliario, las plantas de interior y algunos otros elementos pronto serán objeto de la acción devastadora de su pico.

Todos los inconvenientes descritos es posible que induzcan a creer que tratamos de disuadir a todo aquel que abrigue la intención de adquirir una cacatúa. Bien, quizá sea así, pero a menos que estemos absolutamente seguros de que contamos con el tiempo, la paciencia y el entusiasmo necesarios para cuidar adecuadamente de nuestro pájaro no debemos adquirir una cacatúa, y mejor nos conformamos con la posesión de un canario o un periquito ondulado.

No obstante, en el caso de aquellos cuyo entusiasmo y actitud presentan el nivel adecuado, las cacatúas constituyen un factor de elevada distracción y, al mismo tiempo, les proporcionan un enorme placer.

Después de transcurrido algún tiempo desde el momento de la adquisición de una cacatúa destinada a pájaro de compañía, en algunos se despierta la pasión avícola y el consiguiente deseo de dedicarse a la cría.

Procede señalar que ésta es una decisión que supone un auténtico reto ya que, fuera de Australasia, la mayoría de especies son relativamente inaccesibles y caras. Además tenemos que gran parte de ellas no pueden clasificarse como siendo exactamente de “fácil” cría.

De todos modos, si se consigue superar este inconveniente y al final se alcanza el éxito, tal actividad puede resultar altamente rentable y el autor conoce a personas que se ganan bien la vida dedicándose solo a ello. Con todo, no debemos esperar que la tarea sea fácil y debido a tal circunstancia estar preparados para sufrir numerosos fracasos y pasar por momentos de angustia antes de que finalmente consigamos adquirir la práctica necesaria y ver nuestros esfuerzos recompensados de un modo positivo.

Cría de cacatúas

Lo fundamental y primero que se necesita para criar cacatúas es contar con una pareja de cacatúas auténticas y confiar que sean de carácter compatible.

De todos modos es conveniente, si son dos aves que no se han conocido antes, realizar contactos progresivos y poco a poco para que se acostumbren a la presencia del otro.

polluelos de cacatúas recién ncacidos

Para la cría, nunca se debe introducir un ejemplar en una jaula o pajarera que ya estaba ocupada por otra.

Ya que podría existir un problema de territoriedad y esto podría estropear la intención de que se emparejen y críen.

Lo habitual es que las cacatúas críen en los meses de primavera y verano. Es decir en el hemisferio norte de abril a agosto y en el hemisferio sur de septiembre a enero. Por este motivo, si los ejemplares son trasladados de hemisferio pueden tardar algunas temporadas en adaptarse a las nuevas condiciones.

Para la cría, se debe proporcionar a la pareja un barril, tronco hueco o una caja de nidificación de tamaño considerable. El tamaño de estos elementos irá en consecuencia, naturalmente, al de las aves. Pero según la experiencia de los criadores, parece ser que ellos prefieren un espacio mínimo antes que uno máximo.

cacatúa ninfa empollando huevo

Durante y antes de la cría es imprescindible proporcionar a la pareja de cacatúas una alimentación adecuada.

Se debe prestar máximo cuidado al aporte de calcio y al cascajo.

También es conveniente, mientras los pichones se encuentran en la fase de crecimiento y desarrollo, suministrarles pan duro remojado con leche y semillas remojadas.

La cantidad de huevos en cada puesta puede variar en función de la especie. En la gran mayoría de ellas, tanto el padre como la madre incuban los huevos, aunque en otras solo lo hace la hembra. En este periodo de incubación es muy importante que no se les moleste, por lo que la inspección del nido para comprobar que todo esté correcto se realizará cada cierto tiempo.

Salud e higiene de la cacatúa

salud cacatúa

La higiene y la salud de la cacatúa van de la mano.

Habitualmente estas aves son unos animales que gozan de una buena salud, sanos y bastante resistente resistentes a las enfermedades.

Por ello, si habitan en un entorno limpio, reciben la dieta adecuada, nos son expuestas a la humedad o corrientes de aire, es muy raro que enfermen.

Por lo tanto, es muy importante no descuidar la higiene, la limpieza y la desinfección de su jaula, comederos y bebederos, juguetes, accesorios y todo su entorno en general. Solo de este modo nos evitaremos problemas de salud en la cacatúa.

Biología de la cacatúa

Como hemos visto, las cacatúas pertenecen a la familia de los psitácidos (pájaros semejantes a los loros) dentro del orden de los psitaciformes, aun cuando algunos autores los clasifican como familia propia (cacatúidos).

En este artículo consideraremos las cacatúas como siendo una subfamilia (cacatuinos) de los pájaros similares a los loros.

Conviene destacar que estos pájaros son en su gran mayoría arbóreos (con muy pocas excepciones) y que su tamaño discurre entre el del diminuto loro pigmeo (Micropsitta) con sus 10 cm de longitud y el enorme guacamayo jacinto (Anodorhynchus hyacinthinus) que llega a los 92 cm.

La familia de los psitácidos incluye aproximadamente 328 especies distribuidas en 77 géneros con una difusión pantropical. Son particularmente numerosos en la región de Australasia, donde de hecho es posible encontrar la totalidad de las 17 especies de cacatúas.

Clasificación de las cacatúas

Los primeros estudiosos que mostraron interés por la historia natural experimentaron gran dificultad en clasificar el elevado número de seres vivientes existentes en nuestro planeta. Sobre todo los que se parecían unos a otros, ya sea por su forma o su color o bien que guardaban un estrecho parentesco.

A medida que los europeos comenzaron a descubrir nuevos territorios cada vez más alejados de su propia patria, el número de especies y de animales hasta entonces desconocidos se fue haciendo mayor.

Debido a las barreras idiomáticas y al volumen considerable de material que era enviado a los museos y a las universidades de Europa resulta fácil imaginar la gran confusión que pronto se produjo y la necesidad de poder contar con un sistema racional e internacional de clasificación científica.

Fue el biólogo sueco Karl von Linne, generalmente conocido como Linneo (1707-1778), el que resolvió el problema ideando el primer método «lógico», el cual expuso en su obra Systema naturae.

Conocido como sistema binomial de nomenclatura, en él toda planta o especie animal fue designada mediante un doble nombre, el primero de los cuales constituía el de carácter genérico mientras que el segundo era el específico.

Dado que el latín era el idioma utilizado principalmente por los estudiosos internacionales en aquella época, ello dio lugar a que fuese el que se empleó con mayor frecuencia para las denominaciones binomiales si bien una apreciable proporción de griego y de otros ornas también es posible que aparezca en la nomenclatura zoológica.

Como sencillo ejemplo tenemos que a la gran cacatúa de penacho sulfuroso se le ha dado el nombre científico de Cacatúa galerita (traducido literalmente tenemos que Cacatúa es una latinización de la palabra nativa «kakadu» y que galerita significa «rústico», probablemente en el sentido de «vivir en el campo»), correspondiendo la primera palabra al género al cual la especie pertenece y la segunda a la especie en sí. Ahora ya sabes qué significa cacatúa.

Otras especies dentro del género particular de la cacatúa cuentan con el mismo nombre genérico pero, como es obvio, el específico es diferente (por ejemplo, Cacatúa moluccensis, Cacatúa alba, Cacatúa sanguínea).

Del mismo modo que una o más especies se adscriben a un género, los géneros se adscriben a familias, órdenes, clases, etc. en un orden ascendente, basándose para ello en diferencias y similitudes. En algunos casos en que la clasificación resulta difícil, es posible valerse de categorías adicionales tales como subfamilias o subórdenes, lo cual con frecuencia reconoce como base el juicio particular de un autor dado.

La ciencia de la clasificación de los seres vivos se conoce como taxonomía y quienes estudian esta disciplina reciben el nombre de taxonomistas. Debido a la complejidad de las formas de vida resulta inevitable que se experimente cierta dificultad en la clasificación de determinados seres que son similares entre sí.

Con frecuencia surgen controversias entre los taxonomistas acerca de cómo debe clasificarse una especie en particular. Sin embargo, existe un organismo internacional conocido como ICZN (International Union for Zoological Nomenclature), cuyo cometido es tratar de encontrar un término medio satisfactorio entre las ideas de los taxonomistas de todas partes del mundo.

Algunas especies, cuya distribución es amplia o que viven en islas separadas, constituyen razas geográficas diferenciadas. En tales casos, si bien se observan ligeras diferencias entre ellas, las mismas no son generalmente suficientes para justificar una clasificación específica separada. Por tal motivo estos casos son relegados a una categoría subespecffica y ello da lugar a que se añada un tercer nombre al binomio, lo cual la convierte en un trinomio.

Por ejemplo, la gran cacatúa australiana de penacho sulfuroso se convierte en Cacatúa galerita galerita. Mientras que la raza de Nueva Guinea de dicha especie se designa como Cacatúa galerita tritón.

Para finalizar, no te pierdas especies de cacatúas

¿Quieres saber más sobre cacatúas?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo es la cacatúa.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría cacatúas, aves exóticas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí