Los lobos tienen una estructura social jerárquica y cada manada tiene un líder. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo se comportan los lobos y muchas curiosidades más.

No te pierdas los tipos de lobos

Comportamiento de los lobos y estructura social

¿Qué es un lobo alfa y omega?

El lobo es un animal muy sociable. Forma grupos familiares y suele cazar en manada, sobre todo en invierno. Las manadas no superan los diez individuos.

En algunas ocasiones se forman grupos mayores, sobre todo en invierno, ya sea porque se reúnan dos familias, o porque se incorporen otros individuos.

Los lobos tienen una estructura social muy jerárquica y muestran modelos de comportamiento concreto para informar de su posición social de dominio o sumisión. Cada manada tienen como líder a un macho llamado macho alfa y éste copula con la hembra dominante, que a su vez también es llamada hembra alfa.

La guarida de un lobo puede ser una cueva, un tronco de árbol hueco, la vegetación espesa o un hoyo en el suelo excavado por él mismo. Para el parto, la hembra prepara un lecho en el suelo o aprovecha una cavidad natural o la madriguera de algún animal.

A veces los adultos alimentan a los lobeznos con comida regurgitada. Los cachorros permanecen con los padres durante casi un año y ambos constituyen la unidad básica del grupo, que se establece y defiende un territorio marcándolo con orina y heces.

La vista y el olfato también juegan un papel muy importante en la comunicación de los lobos.

Los lobos se asocian entre sí formando manadas

Dado que los lobos tienen unas mandíbulas y unos dientes tan potentes, como parte de sus armas de caza, tienen que evitar en lo posible las luchas entre ellos. Si no lo hicieran, podrían herirse o matarse fácilmente.

Por lo tanto, los gestos de sumisión son de extrema importancia. Son posturas y expresiones que significan «me rindo, no me hagas daño, tú mandas». Un animal débil puede decirlo agachándose, estirando las comisuras de los labios, bajando las orejas y metiendo el rabo entre las patas.

Si quiere mostrarse todavía más sumiso, puede aplastarse contra el suelo, yendo aún más lejos, puede ponerse patas arriba y mirar desde abajo su oponente. Muy pocos lobos dominantes atacarán un compañero que adopte esta actitud.

El comportamiento sumiso de un lobo frente a otro permite que un desacuerdo quede resuelto sin derramar sangre. Ambos individuos siguen vivos para cazar un día más. Puede que el más débil dé una imagen poco honrosa, pero por lo menos vive y no queda cojo ni herido.

Un animal dominante hace todo lo contrario. Se mantiene erguido, eriza el pelo para parecer aún más grande, y gruñe. Levanta el labio superior, exhibiendo sus formidables colmillos. Sus orejas están tiesas, y su rabo alto y rígido.

Éstas sólo son algunas de las muchas señales que los lobos se hacen unos a otros cuando resuelven sus disputas. El resultado es una manada en que cada individuo conoce su puesto, es dominante con unos y dominado por otros. Esta manera de resolver sus relaciones les facilita la cooperación cuando van de caza.

La manada también tiene señales especiales para decir a las demás manadas que se mantengan fuera de su territorio. Consisten principalmente en dejar un rastro oloroso, para lo cual los propietarios del territorio levantan la pata y lanzan un chorro de intensa orina sobre hitos como los árboles o los arbustos.

También advierten de su presencia aullando en grupo. Un miembro de la manada alza la cabeza y emite un penetrante aullido. Inmediatamente, los demás se unen a él hasta que juntos llegan a crear una algarabía tal que se oye a más de 9 kilómetros a la redonda.

Dado que la mayoría de los territorios lobunos ocupan unos 9 kilómetros, eso significa que pueden, en un instante, informar a todos sus vecinos de dónde están y, de este modo, evitar violentos encuentros con otras manadas.

Está claro que el lobo no es el monstruo feroz e incontrolado de la leyenda. Ahora que lo entendemos mucho mejor, podemos temerlo menos y respetarlo más. Es el antepasado remoto de nuestras cuatrocientas razas modernas de perros, y este dato ya dice bastante acerca de su naturaleza.

Imágenes de Lobos

En el siguiente vídeo, te mostramos una bonita recopilación de fotos de lobos:

Para finalizar, no te pierdas la relación del lobo y el hombre

¿Quieres saber más sobre lobos?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo es el comportamiento del lobo.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría lobos, mamíferos, o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí