El embarazo de una elefanta es el más largo del reino animal, pues su duración es de casi dos años. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo se reproducen los elefantes y cómo nacen.

No te pierdas qué comen los elefantes

Cómo se reproducen y nacen los elefantes

¿Cuánto dura el periodo de gestación de un elefante?

La hembra del elefante entra en celo en cualquier época del año, por tanto no existe una estación o época reproductiva concreta. O dicho de otro modo, la época reproductiva del elefante dura todo el año.

Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los doce y catorce años.

¿Cuánto dura el embarazo de un elefante?. Debes saber que la gestación de un elefante dura entre 21 y 22 meses (casi 2 años). Es el periodo de preñez más largo del mundo animal. El periodo de lactancia dura entre los dos y los cinco años.

Solamente tiene camadas de una cría, con un peso del elefantito que oscila entre los 70  y 80 kilos, aunque puede ser hasta cerca de 100 kg. Crían cada cuatro o cinco años hasta su muerte o fin de su fertilidad, por lo que puede tener entre cinco y doce crías a lo largo de toda su vida.

Durante el tiempo que la hembra es receptiva (entre 24 y 48 horas), se pueden unir a la pareja algunos machos más. Al principio habrá peleas entre ellos, hasta que uno se imponga y se quede con la hembra. Las peleas pueden ser fuertes e incluso mortales.

Una elefanta permanece preñada durante casi dos años, el embarazo más largo del reino animal.

Cuando nace la cría, la madre recibe ayuda de otras hembras. Éstas actúan como comadronas, agrupándose alrededor del recién nacido, limpiándolo, ayudándolo a ponerse en pie y defendiéndolo de los peligros que acechan. Tendría que ser muy valiente el depredador que se arriesgara a aproximarse a un grupo de hembras en ese momento.

Un elefante bebé está cubierto de un fino pelaje al nacer. Tras el nacimiento de un nuevo miembro, las hembras de la manada lo tocan y lo huelen para hacerlo parte de la familia. La manada, muy unida, es dirigida por la hembra mayor y más experimentada, que ayuda a criar a todos los pequeños.

Sólo un elefante recién nacido podría ser presa de las fieras, e incluso en ese supuesto un ataque tendría pocas posibilidades de éxito dado que los elefantes adultos montan guardia contra los intrusos y protegen a sus crías de cualquier daño.

Las elefantas viven en grupos unidos y se desplazan siempre juntas. La manada está formada por varias hermanas, los pequeños y probablemente una abuela anciana. Esa abuela es la que dirige y gobierna el grupo.

Si surge el más leve peligro como un olor no habitual o un movimiento extraño e inesperado en lontananza, ella es la que hace frente, mientras las demás forman un apretado cerco alrededor de las crías.

Como es la más grande de las hembras y muestra tanto valor al defender su pequeña manada, los cazadores de elefantes de la época victoriana pensaron que se trataba del macho. En aquella época, era tan habitual pensar en el varón como cabeza de familia que no podían creer que pudiera serlo una hembra.

Años después, cuando se empezaron a estudiar más detenidamente los elefantes salvajes, se descubrió que los machos viven solos, fuera del grupo familiar. Son incluso mayores que la hembra dominante.

En un combate, un macho grande podría vencer sin dificultad a una hembra grande y convertirse entonces en cabeza de la manada.

Pero no es tan sencillo ya que, si lo intentara, las hembras se reunirían y se volverían contra él.

Para las elefantas, la regla de oro es “la unión hace la fuerza”.

A los machos sólo se les permite acercarse a la manada cuando las hembras están dispuestas a aparearse. Luego, deben alejarse y reanudar su vida solitaria. Puede ocurrir que unos cuantos machos vivan juntos formando una manada, pero no suele durar mucho tiempo, y no se ayudan unos a otros como las hembras.

Después de nacer, el elefantito crece muy deprisa. Se alimenta de la leche de su madre durante más de tres años, sorbiendo el líquido no por la trompa sino por la boca. Una vez destetado, nunca volverá a tomar comida directamente de ese modo. Siempre usará la trompa para llevarse los alimentos a la boca.

Cuando cumpla alrededor de seis años, el joven elefante pesará diez veces más que cuando nació. Cuatro años después empezará a alimentarse solo. Si es hembra, tendrá una cría cada tres/cinco años hasta su muerte o hasta que sea demasiado vieja para ello.

Algunos elefantes se las arreglan para vivir casi tanto como el hombre, pero la mayoría que viven en estado salvaje tendrá suerte si llega a sobrepasar la edad de 30 años.

Imágenes de Elefantes

En el siguiente vídeo, verás una bonita recopilación de fotos de elefantes:

Para finalizar, no te pierdas cómo se comportan los elefantes

¿Quieres saber más sobre elefantes?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo se reproducen los elefantes.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría elefantes, animales o curiosidades.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí