Esta raza es originaria de Japón, y cada día gana más adeptos en todo el mundo. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el origen e historia de la raza Akita Inu.

No te pierdas otras razas de perro

Origen e historia de la raza Akita Inu

En su origen, estos perros eran de tamaño entre pequeño y mediano. A partir de 1603, los matagi inu (empleados para cazar osos) comenzaron a usarse como perros de pelea.

Más tarde, en 1868 se cruzó la raza con tosas y mastiffs, dando lugar a ejemplares más grandes.

historia raza de perro akita

Después, en 1908, se prohibieron las peleas caninas.

Lo cual contribuyó a la mejora de la raza y a la formación de una gran raza japonesa.

Y así, en 1931, el akita inu fue designado monumento nacional de Japón.

El akita japonés, o akita inu, es el más grande de los perros japoneses de tipo spitz.

Durante siglos se ha criado como perro de caza y de compañía, y forma parte de la tradición cultural nipona. Se cree que los más remotos antepasados de estos perros llegaron al área de Japón cuando las islas aún estaban unidas al continente asiático.

De hecho hay evidencias de la presencia de un perro grande parecido al akita actual, que desde hace más de 3.000 años se criaba dentro de las viviendas y era considerado un miembro más de la familia.

Este perro, de porte noble y de carácter dulce pero algo reservado, vivía al norte de la isla de Honshu, la mayor del archipiélago japonés. Recibió en adelante y para siempre el nombre de la prefectura en la que se daba con mayor frecuencia: Akita.

La verdad es que casi todos los perros japoneses tienen un temperamento muy especial que recuerda conceptos filosóficos y tradicionales japoneses como la lealtad, la obediencia y el valor.

Asimismo, también es muy frecuente que las diferentes razas japonesas reciban el nombre del área geográfica en la que se han desarrollado. Así sucede con el hokkaido, el kishu, el shiba, el kai, el shikoku y, por supuesto, éste, el akita.

No obstante, a lo largo de los años se han utilizado nombres diversos para denominar a la raza. Según la zona donde se criase, se lo llamaba odate inu, nambu inu o kazuno inu (“inu” significa «perro» en japonés, al igual que ken), todas ellas localidades de la prefectura de Akita.

origenes raza akita japonés - Estatua de un akita en Japón

En cualquier caso, su calidad y entidad de perro regional han estado muy claras desde un principio y no se encontraban ejemplares parecidos fuera de Akita.

Por otro lado, esta raza también ha recibido nombres diferentes en función de su utilidad.

Así, los perros más urbanos, utilizados fundamentalmente en las tradicionales peleas rituales, eran conocidos como kuvvae inu o kuriya inu, en tanto que los perros de campo, que se solían emplear en la caza mayor, recibían el apelativo de matagi inu.

Las especiales características del akita han llevado a algunos estudiosos, como el prestigioso otólogo japonés Toru Uchida, a defender la tesis de que la raza.

Defiende que independientemente de alguna posible influencia posterior, existe como tal de manera natural, sin intervención del hombre.

Pero para otros está claro que no es así y que estos perros son fruto de la influencia de otros canes originales.

perro akita pequeño

A pesar del reducido tamaño del archipiélago japonés, la regionalización en el desarrollo de las diferentes razas caninas locales es tan evidente que, de hecho, se puede establecer una clasificación en tres zonas marcadamente distintas. Los del extremo norte, los del norte y los del sur.

Los del extremo más septentrional parece ser que llegaron a Japón acompañando a los hombres que venían desde el continente asiático. Se caracterizan por tener un pelo denso, ser más corpulentos y llevar la cola curvada sobre el dorso, como es el caso del akita.

De hecho, de todas las razas japonesas de tipo spitz, éste es el de mayor peso y tamaño, lo que explica también que haya sido utilizado en empresas más peligrosas y contra enemigos más fuertes y fieros que cualquiera de los otros canes.

Posee un manto doble, recto y de buena textura; tiene una típica cabeza caracterizada por una mirada “oriental” y unas orejas triangulares, erectas y proyectadas hacia delante, y luce una característica cola enroscada sobre el dorso.

Otros perros de esta región y de similares características son los desaparecidos nambu, kouyasu, liyama y el más conocido gou, que llegó a Japón procedente de Corea.

Pero sin duda alguna, existen tres etapas dentro del origen e historia de akita que marcaron un auge en su popularidad. Estas son:

Primera etapa

akita obediencia

Hacia el siglo III, una sucesión de malas cosechas de arroz provocó una hambruna que llevó a un florecimiento y una mayor dependencia de la pesca y de la caza por parte de los habitantes de la región para procurarse la alimentación diaria.

Circunstancia por la cual se hicieron famosos como expertos cazadores.

Incluso los más altos representantes de la nobleza acudieron a Akita para cazar en compañía de los nativos y de sus habilidosos perros, que pronto ganaron fama en todo el país.

Eran especialmente famosos los matagi inu (perros cazadores) de la zona de Odate, situada entre ríos y montañas, y a la que resultaba prácticamente imposible acceder durante el invierno.

Esta especial geografía produjo, por una parte, un lentísimo desarrollo de la región pero, por otra, propició que los perros oriundos de allí se criasen con gran pureza racial y atendiendo a unos criterios selectivos muy especiales y determinados

Segunda etapa

Afianzó la fama de los akitas, cada vez más famosos en todo el país. Fue el hecho de que hacia el siglo XVII en Japón, se hicieron muy populares las peleas rituales con perros, y los sogunes, los nobles señores gobernantes nombrados por el emperador.

Ellos llevaron hasta la región de Tokio ejemplares de matagi inu, a los que habían conocido en sus jornadas de caza, para que participaran en dichas peleas vistiendo sus colores.

Tercera etapa

Vino propiciada por una grave crisis acaecida a finales del siglo XVIII y que dejó a Japón al borde de la miseria. La escasez de alimentos llevó a una situación social muy convulsa en la que se hicieron habituales los saqueos, los pillajes y los asesinatos.

Por todo ello, los dueños de granjas y casas de campo decidieron hacerse con los servicios de perros de guarda que protegiesen sus vidas y sus bienes. Papel en el que el akita volvió a demostrar su capacidad e idoneidad. Afianzando así su posición como uno de los perros favoritos en el imperio del sol naciente.

Una historia de cine

La historia de las razas caninas está, en muchas ocasiones, repleta de acontecimientos.

Aunque a veces tal vez se encuentran más próximos al mito y a la leyenda que a los hechos reales, conforman la tradición de las mismas y explican su arraigo, su popularidad y su respeto entre los aficionados de distintas partes del mundo.

akita película - Escena de la película Hachiko

En el caso del akita japonés, la lealtad es una de sus características más renombradas.

De hecho, es la protagonista de la historia del ejemplar de la raza más famoso de todos los tiempos: Chuken Hachiko, que significa, precisamente, “el fiel Hachiko”.

Este perro nació en Odate, al norte de la región de Akita, en el año 1923. Se trasladó a Shibuya, cerca de Tokio, cuando tenía dos meses de edad para acompañar a su dueño, un profesor universitario.

Pronto Hachiko se hizo famoso por esperar todos los días a las puertas de la estación de tren de Shibuya la llegada de su amo. Así lo hizo, día tras día, incluso después de la repentina muerte de aquél en la universidad.

La enternecedora historia de amor y lealtad de este perro trascendió al gran público cuando fue publicada en uno de los periódicos más importantes de Japón, el Asahi Shimbun. Lo que provocó una iniciativa popular que llevó a que se erigiera una estatua del can frente a la estación de tren en 1934.

Idéntica iniciativa fue llevada a cabo en la localidad natal de Hachiko en 1935. Ambas estatuas tuvieron una historia común al ser fundidas durante la Segunda Guerra Mundial para ayudar al ejército japonés. La estatua de Shibuya fue repuesta en 1947 y la de Odate lo hizo en 1987.

Incluso en el año 2009 se estrenó una película protagonizada por Richard Gere que representaba esta enternecedora historia. Dicho film recibió el nombre en español de “Siempre a tu lado, Hachico”.

Para finalizar, no te pierdas al Alaskan Malamute

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia de la raza Akita Inu.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí