Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Galgo Español – Origen e Historia

galgo español reseña histórica

Según los historiadores, el origen del galgo español lo encontramos en el vertades romano, que llegó a España con las legiones romanas. Por lo tanto, la historia del lebrel español tiene más de 2.000 años. Pero no fue hasta la Edad Media cuando el galgo español se forjó y desarrolló como raza. En CurioSfera-Animales.com, te contamos el origen e historia del galgo español.

No te pierdas otras razas de perro

Origen del Galgo español

La Península Ibérica es el punto de unión entre Europa Occidental y el continente africano, lo que ha dado lugar desde tiempos inmemoriales a un intenso intercambio de culturas, usos y costumbres en todos los campos, incluido el cinológico.

origen galgo español razaAsí, en España los galgos existen desde hace milenios, como lo demuestran los numerosos testimonios pictóricos, escultóricos y literarios que se han conservado.

Íntimamente ligado a la historia y a las costumbres de su país de origen, el galgo español se ha destinado durante muchos siglos a un uso exclusivamente práctico, sobre todo como perro de caza para la liebre y el conejo.

Según algunos autores, el galgo español, que puede presentarse con pelaje corto o bien con pelo duro es un descendiente del vertades romano que llegó a la Península acompañando a las legiones romanas.

Esta raza descendía del lebrel egipcio, por lo que no es de extrañar que el galgo español se asemeje a este can faraónico, excepto en el porte y la implantación de las orejas, ya que no las presenta erguidas como los perros egipcios sino semierectas y en rosa, es decir, plegadas hacia delante y con la punta muy pegada al cráneo.

Otra hipótesis menos conocida sostiene que fueron los pueblos celtas los que trajeron este galgo a la Península ibérica cuando se instalaron en la Galia, y de ahí que en latín al galgo se lo conociera con el nombre de Gallicus canis.

Y aún hay una última teoría que defiende la influencia del galgo árabe, que llegó a España con la invasión musulmana de principios del siglo VIII.

Sea como fuere, de lo que no cabe ninguna duda es que los galgos descienden de una u otra manera de los antiguos perros faraónicos. También, aunque su origen primario sea tan antiguo, no fue hasta la Edad Media cuando el galgo español se forjó y desarrolló como raza.

Historia del Galgo español

La historia del lebrel español está marcada por la caza de la liebre. Durante la Reconquista española, las tierras que se recuperaron y volvieron a quedar bajo el dominio de los reyes cristianos fueron repobladas por los nuevos colonos, que comenzaron a cultivarlas y explotar­las.

historia de la raza galgo español

Asentados en pequeños núcleos de población, empezaron a potenciar el desarrollo de la ganadería y de la agricultura, e inmensas extensiones de bosque fueron taladas para convertirlas en campos de cultivo.

Estas nuevas tierras de siembra, con una gran cantidad de alimento disponible, se convirtie­ron en un paraíso para las liebres, los conejos y otras piezas de caza menor que en las tierras en bar­becho encontraron un lugar ideal para hacer sus camas y nidos.

En estas condiciones, resulta lógico que se popularizara la caza y que se usara a los galgos como auxiliares valiosísimos, convirtiendo las prácticas cinegéticas en una especie de torneo tomado casi a modo de entrenamiento.

Además, las persecuciones a campo abierto, en las que se enfrentaba a diferentes galgos con las liebres, eran un deporte que ya gozaba de gran popularidad entre los musul­manes y que luego ganó también muchos adeptos en los terrenos recién conquistados.

En este sentido, David Salamanca, uno de los mayores estudiosos de la raza, afirma en uno de sus escritos que «el lebrel, el caballo y el galguero eran tres grandes guerreros».

Y una constatación fi­dedigna del gran aprecio que reyes, nobles y altos dignatarios de la época sentían por el galgo son las leyes que se promulgaron penalizando su robo o muerte.

Así, ambas conductas estaban castiga­das severamente en los fueros de Salamanca, Cuenca, Zorita de los Canes, Molina de Aragón y Usagre, todos ellos publicados entre los siglos XI y XII. Incluso era habitual que en las actas testamen­tarias de la época se hiciera inventario, como parte valiosa de la masa hereditaria, de los galgos que poseía el difunto,

La pasión por la caza y las carreras con galgos siguió plenamente vigente durante el Renacimiento, tal como se recoge en algunas obras memorables.

Por ejemplo en el Arte de ballestería y montería de Alonso Martínez del Espinar, donde se describía con detalle cuáles eran las diferentes formas de hacer correr a los galgos en función de las características del terreno.

A finales del siglo XIX y hasta bien entrado el siguiente se produjo uno de los mayores atentados naturales cometidos en la cinofilia española.

Como las carreras de galgos se habían convertido en un deporte popular en el que las apuestas y el dinero estaban a la orden del día, muchos criadores de galgos, tentados por la posibilidad de seleccionar perros cada vez más rápidos, decidieron cruzar a hembras con ejemplares de galgo inglés.

Se generalizaron dichos cruces hasta tal punto que la raza se ha visto salpicada por un grave estigma de mestizaje que aún hoy en día es posible apreciar en muchísimos ejemplares.

El inicio de estos cruces se produjo cuando se crearon los grandes trofeos de carreras para galgos, de los cuales el más representativo es el Trofeo La Ina, patrocinado por la familia Domecq, de Jerez de la Frontera.

La situación llegó a ser tan seria que incluso durante algunos años se barajó la posibilidad de crear una nueva raza bajo la denominación de galgo anglo-español, nombre que algunos criadores aún usan para hablar de los linajes en los que el mestizaje es más que evidente.

Tratando de revertir esta situación, en 1911 la recién creada Real Sociedad Canina de España reconoció la raza oficialmente entre las primeras de su catálogo y fijó su estándar.

Para finalizar, no te pierdas el origen del Galgo Irlandés

También, te puede interesar el carácter de la raza Galgo Español

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia del galgo español.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *