Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Galgo Español | Características y Carácter

galgo español descripción

La raza de perro galgo español se caracteriza por su gran tamaño, cuerpo alargado y líneas elegantes. Aunque algo tímido, muestra un carácter noble y cariñoso con toda la familia. Además, su comportamiento es muy bueno con otros perros y mascotas. En CurioSfera-Animales.com, te contamos cómo es el carácter y las características del lebrel español.

No te pierdas otras razas de perros

Carácter de la raza Galgo español

El lebrel español tiene un carácter serio y retraído en ocasiones. No obstante, cabe precisar que, a pesar de ser reservado, es un perro muy cariñoso que tiende a llevarse muy bien con otros perros, con otras mascotas y con las personas.

En la caza demuestra un comportamiento de gran energía y vitalidad. Por lo general utiliza sobre todo la vista y mientras trabaja mantiene una actitud sobria, dura y muy persistente.

comportamiento galgo español

Por su temperamento orgulloso e independiente, el galgo español ha sido utilizado tradicionalmente para la caza mayor y para la caza de liebre en campo abierto, en la que el perro persigue la pieza y la atrapa sin la intervención del hombre.

A sus virtudes como animal de trabajo, tanto en la caza como en las carreras, donde obtiene muy buenos resultados, hay que añadir que en los últimos años el galgo español está demostrando sus innegables cualidades como ani­mal de compañía.

  • Energía: Alta. Enérgico y vivaz en la caza y la carrera, es un animal activo que necesita hacer mucho ejercicio a diario.
  • Temperamento: Orgulloso, independiente y serio, es algo retraído, pero amable, cariñoso y noble.
  • Adaptabilidad: Media/Alta. Se adapta a la vida en un entorno urbano siempre que se le permita hacer mucha actividad física.
  • Sociabilidad: Media/Alta. Es cariñoso con los miembros de su familia y con otros perros, pero tímido con los extraños.
  • Salud: Buena. La raza apenas tiene asociadas enfermedades serias o graves.
  • Longevidad: Media. Vive entre 10 y 12 años.
  • Utilidad: Versátil. Básicamente es un perro de caza muy utilizado para las carreras y como animal de compañía.

¿Es un perro para toda la familia?

Con pocos cuidados y unas buenas dosis de cariño, el galgo español se convierte en un compa­ñero agradable, tranquilo, leal y cariñoso con el que se puede disfrutar de divertidas sesiones de ejercicio al aire libre con toda la familia.

¿Puede vivir en un apartamento o en la ciudad?

Hay que tener en cuenta que se trata de un animal que necesita hacer mucho ejercicio a diario, por lo que no es el perro más recomendable para familias o personas que vivan en un pequeño apartamento o que no tengan intención de realizar alguna actividad física con su galgo.

¿Cómo se comporta con otras mascotas?

Se trata de un animal noble que se adapta bien a la vida dentro de casa y que incluso llega a tolerar de buen grado la presencia de otros perros y de otras mascotas, como gatos o conejillos de Indias, si se lo acostumbra a una edad muy temprana.

No obstante, es algo tímido y retraído con los extraños, pero no llega a mostrarse nunca agresivo ni violento.

Características del Galgo español

Las principales características del lebrel español son su gran tamaño, cuerpo alargado, líneas elegantes y silueta bellamente estilizada. Todo ello da como resultado un perro con una apariencia general elegante.

El galgo español es grande, musculoso y compacto, pero resulta ágil y flexible. Tiene la cabeza muy estrecha, el tórax desarrollado y el vientre bien retraído. Veámoslo con más detalle:

¿Cómo es físicamente el Galgo español?

cómo es físicamente el galgo español

Cuerpo

Se trata de un perro de gran tamaño, cuerpo alargado, líneas elegantes y silueta bellamente estilizada. La cruz destaca en la línea de la espalda. La región del pecho está muy desarrollada y el vientre, muy retraído, delineándose el clásico perfil agalgado característico de estos perros.

Tiene los llamados “pies de liebre”. Los dedos, apretados y altos, presentan falanges fuertes y largas, con uñas fuertes y oscuras. Las almohadillas son duras y grandes.

La cola se inserta en posición baja y es gruesa en la raíz y más fina en la pun­ta. Cuelga entre los miembros posteriores y es flexible y muy larga, pues llega más abajo del corvejón y a veces toca el suelo entre los miembros posteriores, algo característico de la raza.

En reposo, el perro lleva la cola en forma de hoz, con un gancho final muy acusado e inclinado hacia un lado.

Cabeza

La cabeza es alargada, estrecha y seca, con perfiles muy marcados. El hocico, largo y estrecho, termina en una trufa pequeña y roma, siempre de color negro.

Sus ojos son pequeños y en forma de almendra, tienen el iris es de color oscuro Su mirada es tranquila, dulce y reservada. Los párpados son muy finos y están bien adheridos al globo ocular.

Las orejas son de forma triangular, se implantan altas y en el arranque son anchas y carnosas, y más delgadas y finas en la punta, que tiene forma redondeada.

Cuando el perro está atento, las yergue en su primer tercio r mantiene las puntas dobladas hacia los lados. Cuando está en reposo, cuelgan en forma de rosa, pegadas al cráneo.

Pelaje

En la variedad de pelo corto es tupido, muy fino y liso, y está distri­buido por todo el cuerpo, incluso en los espacios interdigitales. Es ligeramente más largo en la parte posterior de los muslos.

En los perros de pelo duro es más áspero y de mayor longitud.  Puede presentar una barba o bigotes en la cara, las cejas pobladas y hasta un tupé en la cabeza.

colores galgo español

Color

No existe un color característico de la raza. Se consideran como los más habituales los siguientes: barcino y atigrado más o menos oscu­ros; negro, barquillo oscuro o claro, tostado, canela, amarillo, rojo, blanco, berrendo (es decir, de fondo blanco con manchas oscuras) y pío (marrón y amarillo).

Estándar de la raza Galgo español

  • Origen: España.
  • Tamaño y talla: Muy grande.
  • Altura a la cruz: entre 62 y 72 cm los machos y entre 60 y 70 cm las hembras.
  • Peso: No hay un peso estándar establecido para esta raza.
  • Variedades: De pelo corto y de pelo duro.
  • Clasificación FCI: FCI nº 285. Grupo 10 – Lebreles. Sección 3 – Lebreles de pelo corto.
  • Otros nombres: Spanish Greyhound / Lévrier espagnol / Spanischer Windhund.
  • Utilización: Caza, carreras y compañía.
  • Apariencia general: Es un lebrel muy elegante, con un esqueleto compacto, la cabeza larga y estrecha, el tórax ancho, el vientre muy retraído y la cola muy larga.
  • Cabeza: Proporcionada con el resto del cuerpo, es larga, enjuta y delgada.
  • Cráneo: Estrecho y con un perfil subconvexo, está recorrido por un surco central bien marcado en sus dos primeros tercios y no tanto en los senos frontales y la cresta occipital.
  • Depresión naso-frontal (stop): Es suave, muy poco acentuada.
  • Hocico: Largo, con la caña nasal estrecha, tiene los labios muy finos y enjutos, y el superior cubre al inferior.
  • Trufa: Es pequeña, húmeda y negra.
  • Mandíbulas: Están armadas con dientes fuertes, blancos y sanos, con los raninos muy desarrollados. La mordida es regular y completa en tijera.
  • Ojos: Son pequeños, oblicuos, almendrados y de colores oscuros, como el avellana. Su mirada es tranquila, dulce y reservada.
  • Orejas: De forma triangular, carnosas y más anchas en la base, presentan el primer tercio doblado hacia arriba y a los lados. Cuando el can está atento permanecen ligeramente erguida
  • Cuello: es largo y de sección ovalada, plano, esbelto, fuerte y flexible.
  • Cuerpo: Rectangular, fuerte y flexible, da sensación de fortaleza, agilidad y resistencia.
  • Espalda: Es recta, larga y bien definida. El lomo es largo, recio, no muy ancho y con el borde superior arqueado y provisto de una musculatura compacta, elástica y fuerte. Tiene la grupa en pupitre, larga y poderosa.
  • Pecho: Es profundo, aunque no alcanza la zona de los codos, y muy largo. La punta del esternón está bien marcada. Tiene las costillas planas, visi­bles y marcadas, y un buen perímetro torácico.
  • Cola: Muy delgada y larga, es característico de esta raza que, cuando el perro está en reposo, lleve la cola entre los miembros posteriores, con una curva en forma de gancho en el tramo final.
  • Miembros anteriores: Están perfectamente aplomados, y son finos, rectos y paralelos.
  • Hombros: Son secos, cortos e inclinados. El omoplato es sensiblemente más corto que el brazo.
  • Antebrazos y brazos: Los primeros son muy largos, rectos y paralelos; tie­nen los huesos bien definidos y los tendones bien marcados. Los brazos, más largos que los omoplatos, son muy musculosos.
  • Miembros posteriores: Son potentes, están bien aplomados y cuentan con una osamenta bien definida. La musculatura es larga y está bien desarrollada.
  • Piernas: Son muy largas y presentan huesos marcados y finos. La parte su­perior es mucho más musculosa que la inferior, y se puede apreciar con faci­lidad venas y tendones. Los muslos son fuertes, largos, musculosos y tensos.
  • Rodillas: Presentan una correcta angulación.
  • Corvejones: Están bien marcados, con una nítida apreciación del tendón, que está muy desarrollado.
  • Pies: Son los conocidos como pies «de liebre», con dedos apretados y altos, al­mohadillas duras y bien desarrolladas, y uñas grandes y negras.
  • Movimiento: El movimiento en el que el perro alcanza la máxima eficiencia es el galo­pe. El trote es largo, elástico y potente, y lo desarrolla a ras de tierra, sin levantar mucho las patas.
  • Piel: Muy pegada al cuerpo en todas sus zonas, fuerte y flexible, es de color rosado y con las mucosas oscuras.
  • Pelo. Es tupido, corto y liso, algo más largo en la parte posterior de los muslos.
  • Color: Puede presentar coloraciones muy diversas. Entre los colores dominantes en el manto de los galgos el atigrado es uno de los más vistos

Educación y adiestramiento del Galgo español

Debido a su carácter un tanto reservado, es altamente recomendable sociabilizarlo desde cacho­rro exponiéndolo a todo tipo de situaciones diferentes, a fin de que se forje un temperamento equili­brado y estable, y no se convierta en un ejemplar tímido en la edad adulta.

Asimismo, aunque no es una de las razas que más destacan en el adiestramiento canino, si se uti­lizan métodos positivos en su educación, es bastante fácil conseguir que adquiera buenos modales.

cómo educar a un gago español

Lo importante es que su propietario sea capaz de ejercer en todo momento un liderazgo firme y sólido, que le proporcione las dosis de ejercicio que necesita y que atienda todas sus necesidades higiénicas, sanitarias y afectivas.

Salud, enfermedades y alimentación

El galgo español se caracteriza por ser una raza bastante sana, pero aun así conviene prevenir y controlar las enfermedades típicas de los lebreles y de los perros grandes.

Por ejemplo, puede sufrir displasia de cadera, el cáncer de huesos y, sobre todo, la torsión de estómago. En este sentido, es recomendable servirles el alimento en recipientes elevados para evitar que tengan que bajar su largo cuello hasta el nivel del suelo.

Si está bien cuidado, la esperanza de vida del galgo español puede superar los 10 años. Pero lo cierto es que ésta varía mucho entre individuos en función de si son cazadores (con el consiguiente desgaste físico que ello conlleva), o si se trata de animales que viven como simples mascotas y que, por tanto, gozan de una mayor calidad de vida.

Para finalizar, no te pierdas la raza Galgo Irlandés

También, te puede interesar el origen del galgo español

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Carácter y Características del galgo español.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *