Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Por qué el oso panda es tan popular

Por qué el oso panda es tan popular

¿Por qué nos gustan tanto los osos panda? Sin duda, son la estrella en cualquier zoológico que tenga algún ejemplar. El nacimiento de una nueva cría en cautividad es noticia y acapara muchos titulares. Pero, ¿Cuál es el motivo? En CurioSfera-Animales.com, te explicamos por qué es tan popular el oso panda.

No te pierdas las características del oso panda

¿Qué hace tan especial al oso panda?

El panda gigante es la mayor estrella del mundo animal. La llegada de uno de estos atractivos animales a un zoo siempre se anuncia en titula­res.

El nacimiento de una cría es noticia mundial. Los visitantes se arremolinan para verlo, y todo el mundo queda enamorado. Hay muchos motivos para ello, y los puedes conocer a continuación:

El llamativo pelaje blanco y negro del oso panda

Sus patas, sus hombros, sus orejas, sus ojos y la punta de su hocico son de color negro azabache. Pero el resto del cuerpo es de un blanco puro.

Esas manchas en blanco y negro gustan mucho a los seres humanos porque son muy vistosas. Se sabe que esto es verdad porque siempre hemos sido aficionados a preferir animales domésticos bicolores a los pardos, de aspecto salvaje.

Tenemos caballos, perros, gatos, ca­bras, ovejas, reses, conejos y hasta ratones blanquinegros. Por eso, cuando aparece un animal como el panda, que lo es de por sí y sin nuestra intervención, lo encontramos naturalmente muy atractivo.

El oso panda es un animal muy grande

Siempre nos han impresionado los animales grandes, de modo que el nombre de «panda gigante» suena emocionante, como si se tratara de un enorme, poderoso y simpático monstruo.

Sin embargo, lo cierto es que no pesa más que un ser humano. La razón de que se lo llame «gigante» es que su único pariente vivo es el panda rojo, mucho más pe­queño. Ese pequeño animal no es más grande que un gato do­méstico.

El oso panda es poco común

El panda es muy poco común y viene de un país extraño y le­jano. Su hábitat silvestre, en los bosques de bambú de los mon­tes de China, es tan difícil de visitar que el panda siempre ha sido una criatura misteriosa, casi nunca vista en su ámbito natural.

Eso le confiere un glamour especial, como si se tratase de una famosa estrella cinematográfica que rehúye las entrevis­tas.

La escasez de pandas gigantes también los hace tremen­damente valiosos. Si los zoos quieren comprar uno, no tardarán en descubrir que les costará más caro que cualquier otro ani­mal.

Cuando Chi-chi, una de las pandas gigantes más famosas, llegó al zoo de Londres, el negociador que había ido a China a buscarla tuvo que ofrecer a la parte china toda una colección de animales a cambio.

Una única y pequeña cría de panda le costó tres jirafas, dos rinocerontes, dos hipopótamos y dos cebras. Tu­vo que enviarlos a China por barco, con el consiguiente dispen­dio, para que le permitieran traer su pequeño pero precioso bo­tín.

Forma del cuerpo del oso panda

La forma del panda también contribuye a su popularidad. Tiene la cara chata, y eso nos atrae porque nosotros también la tenemos así. Nos gustan los animales que poseen cualidades «humanas». Nos hacen sentir más a gusto, como si se tratara de viejos amigos.

Walt Disney hizo mucho uso de este fenómeno cuando creó sus personajes animales: los buenos tienen la cara chata, mientras que los malos tienen el hocico largo y puntia­gudo.

Cuando come o descansa, el panda suele adoptar una postu­ra muy humana. Si está comiendo bambú, agarrará el tallo con una de sus zarpas delanteras y se lo llevará a la boca.

Muchos animales no lo hacen nunca, pero el panda lo encuentra cómo­do. Cualquier animal que pueda sentarse con la espalda erguida tiene un atractivo especial para nosotros porque nos recuerda el modo en que actuamos.

El panda gigante tiene una cola muy corta que apenas se ve cuando anda. Cuando el animal se sienta, su rechoncho rabito se vuelve casi invisible. Una vez más, como los humanos no tenemos cola, cualquier animal que carezca de un rabo largo ten­drá más éxito que los demás.

El oso panda tiene un comportamiento “humano”

Hay varios aspectos en que el panda gigante no sólo parece hu­mano, sino también aniñado. Es rollizo y suave, como un bebé. También es juguetón y torpe, como el niño que da sus primeros pasos.

Y las manchas negras de su cara hacen que, de lejos, pa­rezca tener unos ojos muy grandes. Eso también nos recuerda a una criatura humana.

Su aspecto aniñado contribuye, pues, a aumentar su atracti­vo. Nos hace sentirnos protectores hacia el animal. Tenemos ga­nas de abrazarlo y acariciarlo.

De pequeños, así lo hacemos con nuestros pandas de peluche y no tardamos en pensar que tam­bién los pandas de verdad deben de ser inofensivos, grandotes, suaves y afelpados.

De modo que quedamos asombrados al des­cubrir que, en la vida real, los pandas adultos pueden resultar peligrosos e incluso violentos.

La razón por la que nos sorprende tanto esa faceta es el es­pecial atractivo del panda, sus rasgos «aniñados», que lo hacen parecer tan mimoso. Eso demuestra que siempre debemos tra­tar de entender un animal desde su punto de vista, no desde el nuestro.

El que un animal parezca amistoso no significa que lo sea. Del mismo modo, el que otro animal parezca feroz no quie­re decir que lo sea. Las apariencias pueden ser engañosas en el mundo de los animales.

Algunos de los animales de aspecto más desagradable son fáciles de tratar, y algunos de los de aspecto más amable, como los pandas gigantes, pueden volverse verda­deramente ariscos.

Para finalizar, no te pierdas qué comen lo osos explicado para niños

También, te puede interesar cómo se reproducen los osos

¿Quieres saber más sobre osos?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Por qué el oso panda es tan popular.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría osos, mamíferos o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *