Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Boyero Australiano | Características y Carácter

perro pastor ganadero australiano carácter y características

El perro boyero australiano o pastor ganadero australiano es una raza única e inconfundible. Se caracteriza por ser un magnífico perro de trabajo y un buen animal de compañía. Gracias a su carácter es muy fiel con su amo, fácil de adiestrar y afectuoso con toda la familia. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el comportamiento y las características del boyero australiano.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter de la raza Boyero Australiano

La raza de perro boyero australiano tiene un carácter alerta, es muy inteligente, vigilante, valeroso y se puede con­fiar en él. Su devoción y sentido del deber lo convierten en un perro ideal.

Cuenta con un temperamento activo, valiente y alegre, es incansable y muy resistente en el trabajo. Aunque tenga un comportamiento tranquilo y calmado, puede mostrarse fuerte y fiero si es necesario. Muy seguro de sí mismo, es perro de un solo amo, con el que es amable y leal.

Por su lealtad y su instinto protector es un excelente guardián tanto del pastor, como de su ganado y de toda la propiedad. Aunque por naturaleza desconfía de los extraños, es fácil de manejar.

perro pastor ganadero australiano carácter

  • Energía: Nivel alto. Necesita correr, pasear, moverse a sus anchas y estar ocupado continuamente.
  • Adaptabilidad: Media. No soporta vivir en una casa pequeña o confinado en un patio o jardín pequeños. Necesita espacios abiertos y mucha actividad.
  • Sociabilidad: Alta. Adora vivir en familia, ser el centro de atención y participar en todas las actividades. Pero tiene tendencia a «pastorear» y con los extraños se muestra receloso.
  • Salud: Buena. Leve tendencia a padecer sordera por su relación con los bull terriers o los dálmatas.
  • Longevidad: Alta/muy alta. Suele vivir entre 12 y 15 años, o incluso más.
  • Utilidad: Muy versátil. Básicamente es perro de pastoreo, pero también de compañía y de guarda; también destaca en campos como agility u obediencia.

¿Puede vivir en un apartamento o en la ciudad?

Al ser una raza activa, trabajadora y siempre inquieta, éste no es el mejor perro para vivir en una casa pequeña o pasar todo el día en un patio o jardín de pequeñas dimensiones.

Una del ca­rácter intrépido y siempre ávido de encontrar cosas que hacer del perro ganadero australiano es su gran facilidad para aburrirse, y un boyero australiano aburrido no se conforma con dormitar tranquilo esperando que le asignen una tarea.

Sino que él solito se busca alguna actividad por su cuenta, y esto puede acabar teniendo consecuencias desastrosas, además de generar desviaciones temperamentales muy complicadas de corregir luego.

¿Es un buen perro de familia?

A los boyeros australianos les gusta estar siempre en el centro de la actividad, y les encanta mezclarse con su fami­lia y seguirla en todo lo que hace.

Extremadamente leales, vigilantes, protectores y valientes, la segun­dad que tienen en sí mismos es asombrosa, ya que a veces rayan en la temeridad. Son muy buenos perros de guarda y están a gran altura en el campo de la obediencia.

¿Cómo se comporta con los niños?

Se muestran amables y tienen muy buena relación con todo el mundo, especialmente con los miembros de su familia y con los niños, con los cuales se muestran juguetones y alegres.

temperamento perro pastor ganadero australiano

Los acompañan en sus actividades y disfrutan con ellos haciendo cualquier cosa, sobre todo si se los acostumbra a su presencia desde pequeños, para que los ubiquen siempre por encima de sí mismos dentro de la jerarquía familiar.

De no hacerlo así, podrían entender que los niños forman parte de la manada y que están a su cargo. Ello podría deri­var en algún episodio conflictivo, como el intento de pastorearlos mordisqueándoles en los tobillos.

¿Es un perro activo?

El boyero australiano tiene unas necesidades energéticas muy altas que debe satisfacer haciendo ejer­cicio intenso a diario, además de los paseos rutinarios. Si no, sufre de un estrés físico y psicológico que lo puede convertir en un animal aburrido y con un comportamiento destructivo.

Necesita recibir estímulos variados que mantengan su siempre activo cerebro en funcionamiento y que consigan focalizarlo en el trabajo concreto que debe realizar.

Así, las personas aficionadas a correr o a montar en bicicleta encontrarán en este perro un compañero de deporte ideal e incansable.

Cual­quier actividad en la que se participe con el boyero australiano servirá también para reforzar el vínculo emocional establecido entre el perro y su persona do referencia.

Características del Boyero Australiano

Entre las características del perro boyero australiano destaca su constitución física diseñada para soportar el trabajo fuerte. Compacto y simétricamente constituido, posee la habilidad y la disposición de llevar a cabo su tarea sin importar cuán ardua sea ésta.

La combinación de solidez, vigor, equilibrio y una fuerte condición muscular denotan gran agilidad, fortaleza y resistencia. Cabe reseñar que no se debe confundir con la raza pastor australiano.

¿Cómo es físicamente la raza Boyero australiano?

boyero australiano características físicas

Cuerpo

El largo del cuerpo, medido desde la punta del hombro hasta la punta de la nalga, es mayor que la altura a la cruz (de unos 48 cm en los machos y unos 45 cm en las hembras), con lo cual, la estructura corporal de este perro es más bien rectangular. Las líneas superiores del cráneo y del hocico son paralelas, y el cuerpo es fuerte y musculoso

Sus pies tienen forma redondeada y están dotados de unos dedos fuertes, cortos, muy juntos entre sí y bastante arqueados Poseen almohadillas duras y gruesas, y unas uñas cortas y fuertes.

La cola es de inserción moderadamente baja, sigue los contornos de la inclinación de la grupa y llega casi hasta el corvejón. Cuando el perro está en reposo ésta cuelga encorvándose muy levemente, pero en alerta o en movimiento puede presentarse levantada.

Cabeza

Su cabeza es robusta pero proporcionada, tiene el cráneo amplio y algo abombado entre las orejas, y un stop delicado pero bien definido. El hocico es mediano, profundo y fuerte.

Los ojos son de tamaño mediano y forma ovalada, son de color pardo oscuro. Su mirada, intensa e inteligente, le sirve para advertir a los desconocidos de su desconfianza.

Sus orejas son musculosas, rectas, medianas y un poco puntiagudas. De base ancha y abundante pelo en la parte interna, tienen bastante movilidad.

Pelaje

El pelo del boyero australiano es suave, de doble capa y resistente al agua. La capa interna es corta y densa, mientras que en la externa el pelo es tupido, apretado, liso y duro.

En la cabeza, en la parte anterior de los miembros y en los pies es corto, pero en la zona del cuello es más largo y abundante. Asimismo, también es más largo en el vientre y detrás de los miembros, formando un leve «pantalón» cerca del muslo.

Color

Por lo general la raza boyero australiano se presenta en dos tonos:

  • Azul (que incluye azul, azul moteado y azul punteado, con otras marcas o sin ellas).
  • Rojo moteado (con pequeñas manchitas rojas regularmente distribuidas sobre todo el cuerpo, incluyendo la capa interna, y a veces con marcas rojas más oscuras en la cabeza).

Movimiento

El movimiento del boyero de Australia es ágil, libre, suelto e infatigable, el movimiento de los hombros y los miem­bros delanteros va unido al poderoso impulso de las extremidades poste­riores. Ejecuta movimientos rápidos y súbitos.

Durante el trote, los pies tienden a juntarse cuando tocan el suelo a medida que aumenta la veloci­dad, pero cuando el perro está en reposo los cuatro miembros permane­cen apoyados sobre el terreno.

Estándar de la raza Boyero Australiano

  • Origen: Australia.
  • Otros nombres: Boyero de Australia / pastor ganadero australiano / Australian Cattle Dog / Bouvier australien/ Australischer Treibhund.
  • Tamaño y talla: Mediano/grande.
  • Altura a la cruz: entre 46 y 51 cm los machos y entre 43 y 48 cm las hembras.
  • Peso: entre 16 y 20 km los machos y entre 15 y 18 kg las hembras.
  • Apariencia general: Fuerte, compacto y sólido, es vigoroso y está dotado de gran agilidad.
  • Utilización: Pastoreo.
  • Cabeza: Es robusta en proporción con la configuración general del perro.
  • Cráneo: Es amplio y algo abombado entre las orejas.
  • Depresión naso-frontal (stop): Es delicada pero está bien definida.
  • Hocico: Ancho y abultado debajo de los ojos, disminuye gradualmente hasta formar un hocico de longitud mediana, profundo y fuerte.
  • Trufa: Es negra.
  • Mandíbulas: Profundas y bien desarrolladas, tienen dientes sanos, fuertes y uniformemente separados, algo fundamental para esta raza, ya que tra­bajan con ganado difícil, al que persiguen y mordisquean en el corvejón. La mordida es en tijera.
  • Ojos: Ovalados y de tamaño mediano, no son prominentes ni hundidos. De mirada vivaz e inteligente, tienen un resplandor de advertencia o de desconfianza cuando se le acercan los extraños. El color de los ojos es pardo oscuro.
  • Orejas: Son de tamaño mediano, anchas en la base, musculosas, erguidas y algo puntiagudas. Se presentan bien separadas en el cráneo y se inclinan hacia fuera. Son sensibles a cualquier ruido y cuando el perro está alerta las mantiene erguidas. La parte interior está cubierta de pelo abundante.
  • Cuello: Es sumamente fuerte y musculoso, de longitud moderada y sin papada. Se va haciendo más ancho hasta insertarse en el cuerpo.
  • Cuerpo: La línea superior del cuerpo está nivelada.
  • Espalda: Es fuerte, ancha y musculosa.
  • Pecho: Bien descendido, musculoso y de largo moderado, posee unas cos­tillas muy arqueadas y bien desarrolladas hacia atrás.
  • Cola: recta y dotada de abundante pelo, llega casi al corvejón. El implante es más bien bajo y sigue la línea de la espalda. En reposo va caída, dibujando una leve curvatura en el extremo.
  • Miembros anteriores: Los huesos de los miembros delanteros son fuertes y redondeados. Vistos de frente son rectos y paralelos.
  • Hombros: Fuertes, inclinados y musculosos, están bien angulados con el brazo.
  • Antebrazos y brazos: Los brazos son flexibles y, vistos de perfil forman un leve ángulo en relación con el antebrazo.
  • Miembros posteriores: Son anchos, fuertes y musculosos. Vistos por detrás, desde el corvejón hasta el pie son rectos y paralelos.
  • Piernas: Son largas, anchas y bien desarrolladas.
  • Rodillas: Poseen buena angulación.
  • Corvejones: Son fuertes y están situados bajos.
  • Pies: Son redondos, con los dedos cortos, fuertes, bien arqueados y muy juntos. Las almohadillas son duras y gruesas, y las uñas, cortas y fuertes.
  • Pelo: De doble capa, la interna es corta y densa, mientras que la externa es tupida, apretada, con pelos lisos y duros, e impermeable.
  • Clasificación FCI: FCI nº 287. Grupo 1 – Perros de pastor y perros boyeros (excepto boyeros suizos). Sección 2 – Perros boyeros (excepto boyeros suizos).

Educación y adiestramiento del Boyero Australiano

Su gran dedicación al dueño, su deseo de realizar cosas y su temperamento inquieto hace a los boyeros australianos idóneos para el adiestramientoLa educación y adiestramiento del botero australiano se debe iniciar a una edad temprana y tiene que ser firme.

Se debe hacer hincapié desde el principio en quién es el líder, ya que en caso contrario pueden mostrarse muy testarudos y algo dispersos, con tendencia a desobedecer o a desaparecer cuando encuentran la primera oportunidad.

cómo educar a un boyero australiano

Y es que el nivel de dominancia de este perro es muy alto, por lo que conviene hacer un proceso intenso de sociabilización con él cuando aún es cachorro.

Debido a su fuerte carácter dominante y territorial, el boyero australiano debe ser sometido a un buen proceso de sociabilización, sobre todo en la etapa de cachorro, de modo que aprenda lo antes posible quién es el líder de la manada y cuál es su posición dentro de la jerarquía familiar.

Son perros de una sola persona, es decir, entregan su fidelidad sólo a su dueño, al que toman como guía y referente para toda la vida.

Salud y alimentación del Boyero Australiano

Con sus necesidades de ejercicio cubiertas y un cuidado muy básico de alimentación, salud e higiene, el boyero australiano es una raza es muy sana y longeva que puede llegar a vivir sin problema hasta los 12 años.

Por supuesto, debes acudir con tu mascota regularmente al veterinario para seguir el calendario de vacunación y desparasitación, aparte del control que este profesional hará del perro.

boyero australiano alimentación

En cuanto a la alimentación del boyero australiano, se debe procurar que reciba la suficiente cantidad y calidad de comida necesaria para satisfacer su algo nivel de energía. Pero no se debe permitir que se convierta en un can obeso, ya que podría acarrear otros problemas de salud.

Todo ello, unido a su temperamento tranquilo y afectuoso con la fami­lia, está haciendo que poco a poco el boyero australiano se emplee con más frecuencia como perro de compañía.

Pero no hay que olvidar nunca que, aunque conviva en casa, para que el animal sea feliz y se comporte adecuadamente, hay que asegurarle mucho ejercicio y ratos de libertad al aire libre. Esto garantizará su perfecto equilibrio físico y psíquico.

Para finalizar, no te pierdas la raza Boyero de Berna

También, te puede interesar el origen de la raza Boyero Australiano

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Raza de perro boyero australiano o pastor ganadero australiano.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *