pastor holandés descripción

La raza de pastor holandés es activa, inteligente, dócil y muy fácil de entrenar. Es una gran alternativa a otras razas más conocidas, a lo que hay que añadir la garantía de que posee el temperamento más estable. Uno de los perros de protección más valorados en todo el mundo. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos las características y comportamiento del pastor holandés.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter y temperamento del Pastor holandés

El comportamiento del pastor holandés es muy dócil, es apegado a su dueño, obediente, alerta, trabajador, muy fiel y dig­no de confianza. Modesto, de gran resistencia, siempre atento y activo, está dotado de las cualidades de un auténtico perro ovejero.

Los ejemplares de esta raza necesitan salir al aire libre para poder correr en libertad y practicar mucho ejercicio. Así, pueden vivir en un entorno urbano, pero precisan ir al parque o al campo con bastante regularidad.

pastor holandés carácter

El cachorro de pastor holandés se convertirá pronto en un perro entregado a su familia, leal, cariñoso y tierno, al tiempo que en un guardián aguerrido, resistente y fiel, como su madre.

Influenciado en su aspecto y utilidad por su pariente cercano, el pastor belga, el pastor holandés fue seleccionado en el sur de Holanda a finales del siglo XIX y, paradójicamente, como ha ocurrido con otras razas de pastor, ha sido su menor popularidad lo que ha contribuido a mantener su carácter y cualidades intactas.

  • Energía: Nivel muy alto. Es un perro que necesita quemar mucha energía, así que debe hacer ejercicio regular
  • Temperamento: Es obediente, trabajador, dócil, vivaracho, muy fiel y digno de confianza. Modesto, siempre atento y activo, está dotado de las cualidades de un auténtico pastor ovejero
  • Adaptabilidad: Media. Prefiere los espacios abiertos y no se adapta muy bien a la vida urbana.
  • Sociabilidad: Alta. Es un extraordinario perro de compañía, dócil y divertido, amigo de todos los miembros y amigos de la familia.
  • Salud: Buena. Sin rastro de enfermedades hereditarias.
  • Longevidad: Alta. Puede vivir hasta 14 años si está bien cuidado.
  • Utilidad: Muy versátil. Gracias a su buen carácter, puede usarse como perro de pastoreo, de guarda y defensa, de compañía, y en obediencia, ring o agility.
  • Utilización: Pastoreo.

¿Es fácil de educar?

Por encima de todas las cualidades del pastor holandés, destaca la solidez de su carácter y la enorme capacidad de aprendizaje que posee.

Dotado de una gran energía, poderío físi­co, velocidad y valor extremo, cualidades que se aúnan a una fidelidad y a un apego a su amo a toda prueba, este can tiene todas las virtudes necesarias para destacar en disciplinas tan variadas como las competiciones de obediencia, ring, defensa y protección o agility, sobre todo ahora que cada vez se lo utiliza menos para su función original de pastoreo.

¿Se puede tener dentro de casa?

descripción de la raza pastor holandésEl pastor holandés es un extraordinario perro de familia. Es afectuoso y divertido, de muy fácil manejo por parte de cualquier miembro de la familia con la que convive, y se muestra cuidadoso y gentil con los ancianos y los niños, aunque su convivencia con éstos debe ser siempre supervisada por un adulto.

Con los extraños se muestra receloso; advierte su presencia en un primer momento y recela, pero en cuanto los visitantes se integran en el grupo, los acepta con el mismo agrado que a los miembros de su propia familia.

¿Se puede tener en un apartamento?

En general se adapta bien a la vida moderna, incluso cuando le toca hacerlo en un apartamento, pero siempre que se le garanticen las necesidades diarias de ejercicio. Por ello, si se lo educa en la convivencia desde cachorro jamás será un perro problemático.

¿Es una raza recomendable?

El pastor holandés es una raza recomendable para aquellas personas que puedan ofrecerle la posibilidad de poder hacer a diario ejercicio. Debe correr, saltar y no se conforma con un simple paseo. No es recomendable para personas sedentarias o mayores.

Colores pastor holandésEs un perro de pastor de los más eficientes del mundo, pero también una de las más desconocidas. Eclipsado por la popularidad de su espléndido pariente cercano, el pastor belga, apenas se lo ha conocido fuera de sus fronteras originales.

Pero desde hace pocos años, ha destacado en el trabajo deportivo hasta convertirse en una de las razas favoritas de los amantes de esta clase de competiciones.

El pastor holandés muestra su funcionalidad a primera vista: se trata de un perro atlético, simé­trico y musculoso, con un hocico largo provisto de mandíbulas y dientes fuertes, lo que le permite realizar su cometido con destreza.

Activo, vital, obediente y muy inteligente a la hora de abordar casi cualquier tarea, el pas­tor holandés constituye un excelente perro de trabajo que, poco a poco, está ganando más adeptos entre los aficionados al mundo canino.

Características del pastor holandés

De talla y constitución de medianas a grandes, el pastor holandés es un perro musculoso, de estructura corporal fuerte y bien proporcionada.

Po­see una expresión inteligente y un temperamento vivaz. Su movimiento es fluido, flexible, ágil y natural, abarca bastante espacio.

pastor holandés anatomía

De esta raza existen tres variedades que se diferencian únicamente por el tipo de pelo. Por lo demás comparten las mismas y tan valoradas características morfológicas y de carácter.

El pelaje puede ser de varios colores, aunque el más común es el atigrado en distintos tonos y matices, que a veces presenta una pequeña mancha blanca en el pecho y en los pies.

La variedad más conocida de todas es la de pelo corto, tal vez porque es la más valorada, pues es un perro eminentemente de trabajo y cuenta con el valor añadido de su fácil mantenimiento.

Por esa misma razón, el siguiente en popularidad es el de pelo duro, y el de pelo largo es el menos conocido y, por ello, el más escaso de todos.

Pastor holandés de pelo corto

En los ejemplares de pelo corto el pelaje es bastante duro. Relativamente largo, sobre todo en el cuerpo, y con abundante lanilla interna. El collar, los «pantalones» y la cola con plumas son claramente visibles.

Pastor holandés de pelo largo

En los de pelo largo el pelaje es liso en el cuerpo, pegado, áspero al tacto, sin ondulaciones o rizos, con lanilla interna abundante. La cabeza, las orejas, los pies y los miem­bros posteriores por debajo de las articulaciones tibio-tarsianas están cubiertos de pelo largo y denso.

La parte posterior de los miembros ante­riores muestra un pelaje muy desarrollado, que es más largo en sus partes inferiores (las llamadas «plumas»).

Pastor holandés de pelo duro

En los ejemplares de pelo duro es den­so, duro, abundante; con excepción de la cabeza, con lanilla interna densa. El pelaje es muy tupido.

Los labios superiores e inferiores están cubiertos de pelo abundante (comúnmente llamado mostacho o perilla), áspero y bien separado. Las cejas, prominentes, están pobladas de pelo hirsuto.

Estándar de la raza Pastor holandés

  • Apariencia general: Musculoso, con estructura corporal fuerte y bien proporcionada, inteligente y de temperamento vivaz.
  • Otros nombres: Dutch Shepherd Dog / Berger hollandais /Hollándischer Scháferhund / Hollandse Herdershond.
  • Origen: Holanda.
  • Variedades: Pelo corto, pelo largo y pelo duro.
  • Tamaño y talla: Grande.
  • Altura a la cruz: 57-62 cm (Macho) y 55-60 cm (Hembra).
  • Peso: 25-30 kg (Macho) y Peso: 25-28 kg (Hembra).
  • Cuerpo: Se trata de un perro musculoso, de estructura corporal rectangular, fuerte y bien proporcionada.
  • Cabeza: De tamaño bien proporcionado al cuerpo y de forma más bien alargada, es compacta, sin pliegues y enjuta. En la variedad de pelo duro parece un poco más cuadrada, aunque sólo es una ilusión óptica.
  • Cráneo: Es aplanado.
  • Depresión naso-frontal (stop): Poco marcada.
  • Hocico: Es un poco más largo que el cráneo, tiene la caña nasal recta y paralela a la línea superior del cráneo.
  • Trufa: Es negra.
  • Mandíbulas: Los maxilares son fuertes y la dentadura, blanca y completa, con mordida regular en tijera.
  • Ojos: De tamaño mediano, los ojos del pastor holandés tienen forma almendrada y están colocados un poco hacia los lados de la cabeza. Son de color oscuro.
  • Orejas: Son más bien pequeñas y se insertan en la parte alta de la cabeza. Cuando está en alerta o nervioso, el perro las mantiene erectas y dirigidas hacia delante.
  • Cuello: No muy corto, es delgado y sin papada, y se inserta en transición gradual en la línea superior del cuerpo.
  • Espalda: Es corta, recta y fuerte.
  • Pecho: Profundo, pero no estrecho, tiene las costillas ligeramente arquea­das. La línea inferior de la caja torácica continúa de forma gradual hacia la línea del vientre.
  • Miembros anteriores: Son fuertes, con buena musculatura y estructura ósea sólida. Son prácti­camente verticales, pero con suficiente suspensión en la articulación del carpo.
  • Hombros: Son oblicuos y están bien unidos a la caja torácica. Antebrazos y brazos: Tienen buena longitud.
  • Miembros posteriores: Son fuertes, bien musculosos y de osamenta sólida. Las piernas son fuertes y rectas y las rodillas: Están bien anguladas.
  • Pies: No son largos; presentan los dedos muy unidos entre sí y arqueados. Las uñas son negras y las almohadillas, elásticas y de color oscuro.
  • Cola: Es bastante larga y está cubierta de abundante pelo. Si el animal está en reposo la lleva recta o bien colgando, pero en movimiento la yergue elegantemente.
  • Piel: está bien adherida a la musculatura.
  • Pelo: En las tres variedades es denso, duro y abundante, con collar, pantalón y cola poblada. De doble capa, tiene una lanilla interna abundante. El manto de los ejemplares de pelo corto es bastante duro, y el de los de pelo largo es áspero, bien pegado y liso, sin ondulaciones.
  • Color: En las variedades de pelo corto y de pelo largo, es más o menos atigrado sobre el color básico pardo (atigrado dorado) o color básico gris (atigrado plateado). Las rayas se extienden por todo el cuerpo, incluyendo el collar, el pelo de los muslos y la cola. En los perros de pelo duro predomi­nan los colores azul grisáceo y sal y pimienta, atigrado dorado o plateado, aunque en esta variedad el atigrado es menos marcado.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 223 – GRUPO 1 – Perros de pastor y perros boyeros (excepto boyeros suizos). Sección 1 – Perros de pastor

Educación y entrenamiento del Pastor holandés

Para mantener sano y feliz al pastor holandés es imprescindible garantizarle las altas dosis de ejerci­cio diario que necesita.

cómo educar a un pastor holandésSólo de ese modo se logrará criar un perro equilibrado física y mentalmente, pues se trata de un animal que no se conforma con un simple paseo sino que, por el contrario, es muy recomendable enrolarlo en algún tipo de actividad organizada.

De hecho, es casi una obligación tra­bajar en profundidad con esta raza para, de ese modo, poder exprimir sus cualidades a fondo, lo cual redundará, además, en su salud física y mental.

Cuando se lo lleva con la correa hay que enseñarle a caminar junto al pie de quien lo conduce, ya que de esta manera el perro asume su rol y entiende quién es su líder y, por tanto, quién marca el camino que hay que seguir.

Perro activo por excelencia, es un gran compañero para aquellas personas a las que les gusta salir a correr o pasear en bici, pues, entre otras cosas, disfruta acompañando a la carrera los paseos en bi­cicleta.

Por su naturaleza tan activa también conviene darle con regularidad la opción de que corra en libertad, siempre en un espacio seguro, y es bueno aprovechar tales ocasiones para obligarle a saltar, subir, bajar, driblar y hacer cuantos más ejercicios mejor, ya sea persiguiendo un frisbee o yendo a buscar una pelota o cualquier otro señuelo lanzado a larga distancia.

Este can no se considera una raza de moda y por eso sus amos deben ser personas que conozcan sus virtudes como perro de utilidad y que se acerquen a él para sacarle el mayor partido, no por me­ros criterios estéticos.

La variedad de pelo corto es la más popular con mucha diferencia, sobre todo desde que ha sido adoptada como el perro preferido del ejército y de las fuerzas de orden público holandeses

Alimentación y salud del Pastor holandés

El pastor holandés es, por lo general, un perro sano y longevo. Alcanza con facilidad los 14 años de edad y no presenta grandes problemas de salud.

La alimentación del pastor holandés debe ser suficientemente rica en proteínas con objeto de mantener en perfectas condiciones su fuerte musculatura, aspecto éste imprescindible para un perro tan activo.

Precisamente por su conformación y por esa gran actividad puede ser necesario dividir en dos la ingesta diana, para evitar así posibles problemas digestivos o torsiones de estómago y, como precaución, conviene no darle de comer nunca inmediatamente antes ni después de hacer ejercicio.

Mantenimiento y cuidados del Pastor holandés

En las tres variedades el mantenimiento y la rutina higiénica de la raza son bastante básicos In­cluso los ejemplares de pelo largo y de pelo duro sólo necesitan un buen cepillado regular para elimi­nar el pelo muerto.

Por otro lado, ninguna de ellas requiere de un arreglo estético. Pero, no obstante, sí es conveniente y necesario mantenerles los pies y las manos limpios del exceso de pelo, y no se debe descuidar el estado de las uñas.

Para finalizar, no te pierdas la raza pastor de Australia

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Raza Pastor holandés.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí