Kelpie Australiano descripción

La raza de perro Kelpie australiano se caracteriza por su complexión musculosa y energía inagotable. Es un animal inteligente, laborioso, siempre alerta, apasionado de su amo y fácil de adiestrar. Su comportamiento es el de un can alegre, dulce, afectuoso y devoto del trabajo. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el carácter y características del Kelpie australiano.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter del Kelpie australiano

El temperamento del Kelpie de Australia es inteligente y laborioso, siempre está alerta. Posee, además, una disposi­ción dócil y una energía casi inagotable.

Demuestra un comportamiento de gran lealtad y devo­ción al trabajo, y tiene un instinto natural para trabajar con las ovejas.

Kelpie australiano comportamiento

El kelpie posee una energía y una lealtad a su amo inagotables; es un animal que lo da todo, pero que también exige ser correspondido. En este aspecto es parecido a la raza pastor australiano.

Con el adiestramiento adecuado se puede convertir en un buen perro de compañía, alegre y desenvuelto, siempre dispuesto a jugar, y en un valioso amigo de los niños, a quienes adora.

Criado en libertad y dedicado desde siempre al trabajo con el ganado, el kelpie australiano es un perro muy inteligente, ágil, activo, afectuoso y, sobre todo, trabajador.

Siempre atento a la orden de su amo, muestra una gran lealtad. Hay quien asegura que es capaz de llevar a cabo su cometido incluso estando enfermo o lesionado.

Además de en el pastoreo, por su carácter adaptable y versátil, y sus fuertes hábitos de trabajo, esta raza se ha hecho imprescindible en tareas como la detección de explosivos y de drogas.

Como su tamaño no es excesivamente grande, aventaja a otros perros de utilidad más corpulentos que él, pues resulta más fácil de transportar y mantener. Esta circunstancia, en actuaciones como la búsqueda de desaparecidos en zonas de catástrofe, puede ser un factor determinante para que se continúe afianzando su creciente popularidad.

  • Energía: Nivel muy alto. Es muy activo y necesita quemar energía mediante un ejercicio duro.
  • Temperamento: Equilibrado e independiente, necesita ser socializado para que pueda relacionarse bien con las personas. Responde muy bien al adiestramiento.
  • Adaptabilidad: Media/baja. No puede vivir en espacios pequeños ni en un entorno urbano. Necesita libertad.
  • Sociabilidad: Media/alta. Disfruta de las personas con las que convive, pero se muestra receloso con los extraños.
  • Salud: Buena. No presenta tendencia a padecer enfermedades hereditarias serias.
  • Longevidad: Media. Puede vivir entre 10 y 12 años en buenas condiciones de salud.
  • Utilidad: Muy versátil. Aprende con facilidad, y puede trabajar como perro de pastor, perro de rescate y de búsqueda, para la detección de explosivos y de drogas, o como perro de guarda.
  • Utilización: Pastoreo y guarda

¿Puede vivir en un apartamento?

Esta raza no soporta demasiado bien la vida en la ciudad, en el espacio cerrado de un apartamento. Para su adecuado desarrollo físico y mental necesita paisajes abiertos, aire li­bre y ejercicio continuo, sin los cuales puede que acabe por presentar problemas de comportamien­to.

Por dicha razón, es una de las pocas razas de perro de pastor que mantiene todavía su presencia en su original ámbito de trabajo.

En efecto, la gran mayoría de los ejemplares de kelpie en activo viven en Australia; sin embargo, la raza ya ha iniciado una tímida expansión, y en la actualidad se la utiliza en Estados Unidos para el pastoreo de vacas, cerdos, caballos e incluso renos.

Características del Kelpie australiano

La apariencia general del Kelpie australiano es la de un perro activo y útil, pues está dotado de grandes condiciones musculares combinadas con extremidades muy elásticas que le permiten trabajar incansablemente. Su apariencia no refleja flaqueza, sino fuerza.

kelpie australiano propiedades

El cuerpo es el de perro fuerte, ágil, elástico y con una estructura corporal casi cuadrada, pues la longitud del cuerpo es sólo ligeramente superior a la altura a la cruz, que en los machos es de unos 48 cm y en las hembras de unos 45 cm

Su cabeza está bien proporcionada con el tamaño del perro, se asemeja a la de un zorro. El cráneo es algo redondeado, ancho entre las orejas y con un stop marcado. El hocico está bien definido.

Tiene los ojos almendrados y de tamaño mediano, le dan al perro una expresión inteligente y alerta. Son de color castaño, pero los ejemplares azules los suelen tener más claros.

Sus orejas están bastante separadas entre sí, son de tamaño medio y poseen pelo en su parte interior. Se inclinan hacia fuera y forman una ligera curva en el borde externo.

Cuenta con unos pies fuertes y redondos, con los dedos juntos, bien arqueados y terminados en uñas cortas y fuertes. Las almohadillas plantares son gruesas.

Su cola es bastante larga y está cubierta de abundante pelaje. En reposo, el perro la lleva colgando y ligeramente arqueada, pero la levanta cuando está alerta.

Pelaje

EL pelo es doble, con una capa interna de pelo corta y densa, y una externa apretada, de textura dura y estirada, con los pelos bien pegados, de manera que el manto es un buen protector frente a la lluvia. En el cuello forma un collar

En las extremidades posteriores el pelaje es más largo, y en el muslo forma un ligero «pantalón». Por el contrario, es corto en la cabeza, en la parte delantera de los miembros y en los pies.

Color

El Kelpie australiano cuenta con una amplia gama de colores y tonos. Hay varias coloraciones posibles, como el negro, el negro y fuego, el rojo, el rojo y fuego, el leonado, el chocolate y el color humo.

Movimiento

Con una andadura perfecta, el movimiento es suelto y discurre sin esfuer­zo, y el perro es capaz de girar súbitamente sin reducir la velocidad.

A me­dida que acelera durante el trote, los pies tienden a acercarse cuando se apoyan en el suelo; pero cuando el perro está en reposo, los cuatros pies quedan en correcta posición perpendicular.

Estándar de la raza Kelpie australiano

  • Origen: Australia.
  • Otros nombres: Australian Kelpie / Kelpie australien / Australischer Kelpie.
  • Tamaño y talla: Mediano/grande
  • Altura a la cruz: 46-51 cm (Machos) y 43-48 cm (Hembras).
  • Peso: 15-20 kg (Machos) y 11-16 kg (Hembras).
  • Cabeza: Guarda proporción con el tamaño del perro. En conjunto, la forma y el contorno de la cabeza le dan una expresión parecida a la del zorro, que se atenúa con la forma almendrada de los ojos.
  • Cráneo: Ligeramente redondeado y ancho entre las orejas; vista desde el lado, la frente desciende en línea recta hacia la depresión naso-frontal. Depresión naso-frontal (stop): Es marcada.
  • Hocico: Claramente moldeado y definido, es algo más corto que el cráneo. Trufa: Su color armoniza con el del pelaje.
  • Mandíbulas: Los maxilares son fuertes, con dientes sanos y regularmente alineados, y la mordida es perfecta y completa en tijera.
  • Ojos: Tienen forma almendrada, son de tamaño mediano, de ángulo bien definido y su expresión es inteligente y alerta. Predomina el color castaño, en armonía con el color del pelaje, aunque los perros de manto azul tienen los ojos más claros.
  • Orejas: Son erguidas y acaban en una punta fina; la membrana de la oreja es delgada, pero fuerte en la base. Implantadas bien separadas, se inclinan hacia fuera y forman una ligera curva en el borde exterior. Su tamaño es mediano, y están bien provistas de pelo en su parte interior.
  • Cuello: De longitud moderada, es fuerte, ligeramente arqueado y no tiene papada, pero sí un collar abundante.
  • Cuerpo: Es robusto y fuerte, con la línea superior firme y uniforme.

  • Espalda: De lomo fuerte y muy musculoso, tiene la grupa larga e inclinada. Pecho: Es más profundo que amplio, con las costillas bien ceñidas.
  • Cola: Provista de abundante pelo en forma de cepillo, llega aproximadamente hasta el corvejón En reposo, cuelga algo arqueada, pero en movimiento o en alerta el perro la levanta, sin sobrepasar el punto de inserción.
  • Miembros anteriores: Musculosos, de huesos fuertes pero no gruesos, son rectos y paralelos vis­tos de frente.
  • Hombros: Están bien delineados y son musculosos e inclinados, con los omoplatos bien juntos en la región de la cruz.
  • Antebrazos y brazos: Los primeros son fuertes y con buena musculatura. La parte superior del brazo esta en ángulo recto con el omoplato.
  • Miembros posteriores: Amplios y fuertes, vistos desde atrás, desde los corvejones hasta los pies, son rectos y paralelos, m juntos ni demasiado separados.
  • Piernas: Son fuertes y con buena musculatura.
  • Rodillas: Están bien anguladas.
  • Corvejones: Se presentan colocados bastante cerca del suelo.
  • Pies: Redondos y fuertes, tienen las almohadillas gruesas. Los dedos están jun­tos y bien arqueados, y las uñas son cortas y fuertes.
  • Piel: La piel está bien ajustada, sin formar pliegues.
  • Clasificación FCI: FCI n.° 293. Grupo 1 – Perros de pastor y perros boyeros (excepto boyeros suizos). Sección 1 – Perros de pastor.

Educación y adiestramiento del Kelpie australiano

Para poder educar a un Kelpie asutraliano es fundamental comenzar desde cachorro. Debido a su función, este can necesita hacer a diario a una gran cantidad de ejercicio. Una buena forma de encauzar su energía es la práctica del deporte.

cómo educar a un kelpie australiano

De hecho, este animal ha terminado por convertirse en un excelente compañero para la práctica del jogging, ya que a sus innegables cualidades se debe añadir también una aptitud natural para el deporte, de modo que cada vez es más habitual ver ejemplares de la raza en las dis­tintas competiciones deportivas con perro.

Destaca especialmente en agility, actividad para la que cuenta con habilidades similares a las de otras razas con las que está emparentado, como los collies o el boyero australiano: es rápido, enérgico, inteligente y está dotado de una excelente memoria, cualidades idóneas todas ellas para el citado deporte.

Además, respecto de los casi imbatibles border collies, éste tiene a su favor un carácter más estable y una menor tendencia a dispersarse, por lo que con un menor adiestramiento, es capaz de ejecutar los ejercicios con una gran rapidez, limpieza y precisión.

El ejercicio es, por tanto, la primera necesidad que es preciso atender para garantizarle una buena salud física y psíquica al kelpie australiano

Salud y cuidados del Kelpie australiano

En esta raza, eminentemente saludable y nada propensa a padecer enfermedades, las necesida­des alimentarias van estrechamente ligadas a su morfología y a su carácter.

Un ejemplar adulto pesa entre 15 y 20 kg, pero es de constitución robusta, como todos los perros de pastor, y muchos de los problemas de salud que pudieran sobrevenirle a lo largo de su vida se derivan de la falta de ejercicio diario y constante, que es lo único que le permite mantenerse en plena forma física.

Alimentación del Kelpie australiano

Al ser un perro vivaz, de temperamento explosivo y muy trabajador, necesita una dieta muy rica en calorías, con un gran aporte de proteínas que garanticen el mantenimiento de su potencia muscular.

Del mismo modo, precisa una buena base de carbohidratos que le proporcionen combustible para trabajar durante prolongados espacios de tiempo y un aporte de grasas suficiente para mantener en buenas condiciones su piel, pelo y demás órganos vitales.

Higiene y mantenimiento del Kelpie australiano

El pelo del kelpie australiano tiene un mantenimiento muy sencillo y en absoluto exigente, pues simplemente necesita un buen cepillado de vez en cuando.

De hecho, basta con utilizar una carda metálica, herramienta con la cual se consigue al mismo tiempo estimular la epidermis y eliminar el posible pelo muerto.

Las zonas de pelo más corto, como son la cara, las patas y las orejas, se pueden trabajar con un cepillo de crin o con una bayeta de piel.

En cuanto al baño, es suficiente hacerlo cuando el animal está realmente sucio y para ello no hace falta utilizar ningún producto específico.

Como ocurre con casi todas las razas, la rutina higiénica se debe completar siempre con la revisión del estado de uñas, ojos, boca y oídos.

Aunque todavía no es muy conocido fuera de Australia, este animal está ganando adeptos con mucha rapidez, pues su efectividad en el trabajo y su carácter amable y fiel le están haciendo sumar puntos entre los aficionados a los perros.

Para finalizar, no te pierdas la raza Komondor o Pastor húngaro

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Raza Kelpie australiano.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí