Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Grifón de Bruselas – Características y Carácter

Grifón de Bruselas descripción

La raza de perro grifón de Bruselas es un pequeño animal con un carácter divertido y dinámico. Su comportamiento es vivaz y básicamente feliz, que sabe muy bien cómo alegrarle la vida a sus dueños. Tiene una característica expresión, casi humana, y es un excelente perro de compañía. En CurioSfera-Aninales.com, te explicamos el carácter y características del grifón de Bruselas.

No te pierdas otras razas de perros

Carácter y comportamiento de la raza Grifón de Bruselas

El grifón de Bruselas tiene el carácter de un perro inteligente, enérgico, con mucha personalidad, parecida a la de un terrier. Su comportamiento muestra una actitud alerta y muy curiosa, pues muestra interés por todo lo que pasa a su alre­dedor.

Grifón de Bruselas Temperamento

Asimismo, posee un gran corazón y un temperamento muy afectuoso, por lo que adora a la gente, en especial a su dueño, pues es perro de un solo amo, y se lleva muy bien con otros canes e incluso con mascotas de otras especies.

Es un perro muy equilibrado, fiel a su amo y con una actitud nerviosa y siempre atenta, por lo que se ha utilizado tradicionalmente tanto como animal de compañía como de vigilancia. Por lo general, no se muestra nunca agresivo ni temeroso.

En cambio, con los desconocidos mantiene cierta actitud de recelo, y en cuanto detecta cualquier presencia ajena lo hace notar ladrando insistentemente y con estridencia.

Por ello, se le considera un excelente perro guardián, siempre alerta, atento, vigilante y con un oído muy sensible. Esto es debido seguramente a llevar sangre de otras razas como el carlino o el king Charles spaniel.

  • Energía: Media/Alta. Vivaracho, activo y enérgico, necesita, por lo menos, un buen paseo a diario,
  • Temperamento: Alegre, dinámico y vivaz, se muestra alerta, inteligente y siempre vigilante. Es orgulloso, equilibrado y fiel a su amo,
  • Adaptabilidad: Alta. Se amolda bien a cualquier situación o entorno, pero no soporta nada bien que lo dejen solo.
  • Sociabilidad: Alta. Adora a su familia y le encanta el contacto con la gente. No presenta problemas con otros perros ni con otro tipo de mascotas, pero recela algo de los desconocidos.
  • Salud: Buena. Hay que cuidar su dieta para que no engorde.
  • Longevidad: Alta. Vive de 12 a 15 años.
  • Utilidad: Compañía. Además de ser un gran animal de compañía, es muy buen guardián.

¿Es un perro activo?

Aunque le gusta correr en solitario por el parque o el jardín, en realidad sus necesidades de ejer­cicio no son muy altas y le basta con dar buenos paseos a diario con la correa.

grifón de Bruselas personalidad

En realidad estos paseos son de cumplimiento casi obligatorio para el propietario, ya que sin ellos la salud del perro se resiente y puede que caiga en la obesidad, pues se trata de un animal bastante comilón.

Por otro lado, hay algunos ejemplares que participan con éxito en deportes caninos como agility, frisbee o flyball adaptados a su tamaño.

Y también hay quien los empieza a utilizar como perro de terapia, donde los resultados están siendo muy favorables.

¿Se le puede dejar solo mucho tiempo?

No es una raza apta para vivir para pasar muchas horas al día solo ni en un chenil. No soporta la soledad. Tampoco lleva bien la vida en zonas de climas muy calurosos.

¿Puede vivir en la ciudad o en un apartamento?

Mientras esté con su familia, se adapta bien a la vida en cualquier entorno, incluso en un apartamento en el centro de la ciudad.

De hecho, es un perro casero y familiar, y una elección más que aceptable para propietarios sin experiencia, siempre que hagan un buen trabajo de adiestramiento y sociabilizacion con él cuando todavía es un cachorro, ya que se trata de una mascota muy sensible.

Características de la raza Grifón de Bruselas

La apariencia general del grifón de Bruselas es la de un animal pequeño, con un cuerpo de estructura más bien cuadrada, (sólo es ligeramente más alto que largo).

Es muy elegante en sus movimientos a pesar de su reducido tamaño. Llama la atención por su expresión, casi humana, y es un excelente animal de compañía.

¿Cómo es físicamente el Grifón de Bruselas?

grifón de Bruselas aspecto físico

Cuerpo

Es un perro muy pequeño y de estructura casi cuadrada (la longitud del tronco, medida desde el hombro hasta la nalga, es sólo un poco más corta que la altura a la cruz), y con la espalda recta hasta la línea de la grupa. Todo ello le confiere a este can un porte muy elegante.

Sus pies son redondos, de pequeño tamaño y con los dedos juntos. Tienen las uñas cortas, como el resto de los grifones, y de color negro o con pigmentación oscura.

La cola se presenta alta y levantada. Como sucede con las orejas, se permite su amputación en algunos países. En ese caso, puede cortársele cuando es un cachorro, dejándola en un tercio de su longitud original.

Si no está cortada, el porte es muy erguido, con la punta dirigida hacia la espalda, aunque sin tocarla ni enroscarse.

Cabeza

Su cabeza es grande en relación con el cuerpo, y es característico en ella el abundante pelo que la cubre, especialmente en la cara, donde destacan largos bigotes y barbas despeinadas.

Los ojos son grandes y redondos, de color pardo oscuro y bordeados de negro marrón muy oscuro. Están separados y en posición oblicua respecto al plano frontal.

Cuenta con unas orejas pequeñas, insertadas altas y bastante separadas entre sí, es decir, colocadas muy en los laterales. Sí no se cortan, se presentan de forma triangular y apuntan hacia delante.

Pelaje

Posee un pelo duro y una capa interna de pelo. Ligeramente ondulado, no rizado. Es lo suficientemente largo como para poder apreciar claramente la forma del cuerpo.

En el grifón, la barba y el bigote cubren el hocico y las mejillas con pelo abundante y más largo que el del resto del cuerpo.

El pelo de las cejas es más largo que en el resto del cráneo. Es de color rojizo, a veces con pelos negros en los bigotes y las barbas.

Estándar de la raza Grifón de Bruselas

  • Origen: Bélgica.
  • Tamaño y talla: Pequeño.
  • Altura a la cruz: No hay una talla establecida para la raza.
  • Peso: entre 3,5 a 6 kg.
  • Clasificación FCI: FCI nº 80. Grupo 9 – Perros de compañía. Sección 3 – Perros belgas de talla pequeña.
  • Utilización: Pequeño perro de compañía y de guarda.
  • Otros nombres: Brussels Griffon / Griffon bruxellois / Brüsseler Griffon.
  • Apariencia general: Pequeño y de estructura cuadrada, tiene apariencia robusta, pero posee movimientos elegantes.
  • Cabeza: En comparación con el cuerpo, este grifón tiene la cabeza bastante gran­de, ancha y redonda Es característico en él el pelo de la cara, largo, levan­tado y desgreñado, especialmente en la zona del bigote y la barba, donde forma un curioso adorno.
  • Cráneo: Ancho y redondeado, con la frente algo abultada.
  • Depresión naso-frontal (stop): Está bien marcada.
  • Hocico: La caña nasal, incluyendo la trufa, es corta y respingona.

  • Trufa: Está a la misma altura que los ojos y con la punta dirigida hacia atrás, de manera que el mentón, la nariz y la frente, vistas de perfil, quedan en el mismo plano, Es negra y ancha, y las ventanas nasales están bien abiertas.
  • Mandíbulas: La mandíbula inferior está un poco curvada hacia arriba, es ancha, roma y sobrepasa la mandíbula superior. Los seis incisivos de cada mandíbula están implantados uniformemente y sobre una línea recta. Los de arriba y los de abajo son paralelos. El mentón es amplio y protuberante.
  • Ojos: Están separados, son grandes y redondos, sin llegar a resultar salto­nes. Son de color pardo oscuro con el perfil de los párpados de color negro.
  • Orejas: Son pequeñas y se insertan altas y separadas de la cabeza. Las orejas se presentan semierguidas y caen hacia el frente. En los países don­de está permitida la amputación de las orejas, éstas son puntiagudas y erguidas.
  • Cuello: De longitud mediana, se funde con los hombros con armonía.
  • Cuerpo: La longitud del cuerpo es casi igual a la altura a la cruz. Del conjunto resulta un pequeño perro cuadrado y corpulento, con el lomo musculoso y la grupa amplia y plana.
  • Espalda: Es muy recta, corta y fuerte.
  • Pecho: Es ancho y baja hasta los codos. La punta del esternón es marcada, lo que le da al pecho un aspecto prominente. Las costillas son elásticas, ni en forma de tonel ni demasiado planas.
  • Cola: en los países en que se permite la amputación, es frecuente cortársela y dejarla a un tercio de su longitud originaria. De natural, este grifón la lleva muy erguida.
  • Miembros anteriores: Vistos en conjunto, los miembros anteriores son paralelos, con una buena estructura ósea y bastante separados entre sí.
  • Hombros: Presentan una angulación normal.
  • Antebrazos y brazos: Los antebrazos son más largos que los brazos. Codos: Están bien pegados al cuerpo.
  • Miembros posteriores: Son vigorosos y empujan con fuerza.
  • Piernas: Son paralelas entre sí y, vistas desde atrás, rectas.
  • Rodillas: Bien anguladas.
  • Corvejones: Bien inclinados, vistos desde atrás no se aprecian ni cerra­dos ni abiertos.
  • Pies: Son redondeados, pequeños y no se desvían ni hacia dentro ni hacia fuera. Tienen almohadillas gruesas, oscuras generalmente, y las uñas negras o muy pigmentadas.
  • Movimiento: Es un animal con un movimiento potente, con los miembros paralelos y con buen impulso de los posteriores.
  • Pelo: Es duro y con una capa interna. Es ligeramente ondulado, no rizado. Color: Es rojo o rojizo y en el adorno de la cabeza puede ser negro. Tam­bién tiene a veces algunos pelos blancos en la parte anterior del pecho.

Cómo cuidar a un Grifón de Bruselas

El grifón de Bruselas es una raza de pelo duro y si se quiere que tenga el manto en perfectas condiciones necesita recibir un mantenimiento regular. Lo más importante es establecer una rutina regular para evitar que el pelo pierda calidad y para que no se le formen nudos y enredos.

Cuidados del pelo del Grifón de Bruselas

cuidados grifón de Bruselas

El propietario de un grifón de Bruselas debe ser consciente de que su mascota necesita algo de mantenimiento estético, pero también tiene que saber que este arreglo puede hacerse con diferentes grados de profundidad.

Es decir, los animales que acuden a exposición tienen que seguir una pauta de cepillados y arreglos más intensiva. Pero los ejemplares que sólo cumplen la función de animal de compañía no tienen por qué someterse a un ritmo de arreglos tan apretado.

A estos últimos les basta con un cepillado re­gular que les mantenga el pelo desenredado, y un arreglo de peluquería más o menos intenso cada tres meses, pero sin necesidad de dejar­los sin pelo ni tampoco de utilizar la máquina de cortar pelo, que les arruinaría su textura natural.

Cepillado

Una vez por semana, como mínimo, hay que darle un buen cepillado al grifón, utilizando para ello una carda metálica.

Luego, para conseguir un mejor acabado, con­viene repasar con un peine las zonas provistas de pelo más largo, es decir, barbas, bigotes, ce­jas y patas. Con este repaso, además de desen­redarlo se le da cierto volumen al pelo.

Baño

El grifón no necesita ser bañado muy a menu­do, ya que se trata de un animal bastante lim­pio por naturaleza. Así pues, la rutina del baño se reserva sólo para los casos en que el perro esté muy sucio.

Lo fundamental es utilizar siempre un cham­pú adecuado para su tipo de pelo, ya que si no se respeta el pH natural puede alterarse su textura, que es muy identificativa.

Por último, hay que enjuagarlo muy bien hasta asegurarse de que no queda ningún resto de producto en el pelo del animal, y secarlo a fon­do, utilizando en primer lugar toallas o papel secante, y luego un buen secador o expulsor de aire.

Es conveniente eliminar todo resto de hu­medad, ya que los grifones son de naturaleza friolera y se resfrían con mucha facilidad.

Arreglo

Primero hay que arrancar con los dedos el pelo que crece en el stop, en la parte superior de la nariz y en el cráneo y para facilitar esta tarea puede ser muy útil usar polvos desecantes, que ayudan a eliminar el pelo.

Y a continua­ción se arranca el pelo del cráneo con la ayuda de los dedales de goma.

Después, con la cuchilla de stripping, se rebaja el pelo de las orejas y el del cuerpo hasta dejar una silueta limpia y con una textura suficien­temente dura.

Posteriormente, con una herramienta tipo rastrillo o king coat se elimina el subpelo sobrante, para que el manto de cobertura que­de liso, fuerte y pegado al cuerpo.

Por último, se realiza el trabajo con tijera. Con las de esculpir se da forma a los cuartos delanteros y traseros hasta que queden redondea­dos y compactos.

Con las tijeras planas se limpia el pelo sobrante que hay entre los dedos y las al­mohadillas, y se les da forma redondeada a los pies y manos.

También conviene igualar la longitud del pelo de las patas para acentuar una apariencia compacta y, con las tijeras lisas, recortar los flecos corporales de modo que se resalte la si­lueta del perro.

Por último, con las tijeras de esculpir se recor­ta el pelo sobrante de las barbas y de las meji­llas, dándole un acabado limpio.

Para finalizar, no te pierdas la raza Bichón Habanero

También, te puede interesar el origen de la raza Grifón de Bruselas

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Carácter y Características del grifón de Bruselas.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *