Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Lebrel Escocés – Características y Carácter

lebrel escocés descripción

También conocido como galgo escocés o Deerhound, el lebrel escocés se caracteriza por su carácter tranquilo y equilibrado. De comportamiento amable, adora a su amo y se lleva muy bien con los niños y con otros perros. Su mirada tierna y sus pequeñas orejas echadas hacia atrás le confieren un aspecto dulce y muy cariñoso. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el carácter y características de la raza lebrel escocés.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter y comportamiento de la raza Lebrel Escocés

El galgo o lebrel escocés es un perro de carácter afectuoso y tranquilo. Pues pese a ser un animal criado sobre todo para la caza, tiene el mismo deseo de gozar de la compañía humana que muchas otras razas de perros.

De hecho, es un animal dócil y ansioso en todo momento por complacer a su amo, a quien adora; siente por él una verdadera devoción y una lealtad sin límites, lo cual lo con­vierte un magnífico animal de compañía.

lebrel escocés comportamiento personalidad

Su temperamento es dócil y nunca se muestra desafiante, agresivo ni nervioso. Siempre muestra una personalidad y actitud de calmada dignidad.

En relación a los extraños, su comportamiento suele ser más bien tímido, pues ni siquiera se toma la molestia de renunciar a su siesta y ponerse a ladrar si oye el timbre de la puerta.

Por ello, si en la casa se necesita un perro guardián, este lebrel gigante no es la mejor elección, a pesar de lo que podría parecer por su imponente aspecto.

  • Energía: Alta. Es un verdadero atleta que necesita hacer mucho ejercicio a diario.
  • Temperamento: Noble, amistoso, dócil y con gran predisposición a complacer, resulta fácil de entrenar. Es tranquilo y posee buen carácter.
  • Adaptabilidad: Alta. Prefiere vivir en un entorno rural, pero se adapta bien a la ciudad si hace mucho ejercicio.
  • Sociabilidad: Alta. Es amable y sociable con toda la familia. Es tímido con los extraños, pero los tolera sin problemas.
  • Salud: Regular. Por su tamaño, puede padecer problemas articulares.
  • Longevidad: Media. Vive entre 8 y 10 años.
  • Utilidad: Versátil. Es un buen perro de caza, de carreras y de compañía.

¿Puede vivir en un apartamento o en la ciudad?

Debido a su gran tamaño, este galgo se siente más cómodo en una casa que en un piso, pero si su amo tiene el tiempo y las ganas para dedicarle las horas que el animal necesita para ejercitarse, no tendrá problemas a la hora de adaptarse a una vivienda urbana.

De hecho, aunque cachorros de lebrel escocés resultan sumamente activos, un tanto traviesos y, por sus largas patas, bastante patosos, en la edad adulta se pasan la mayor parte del día durmiendo sobre el suelo o echados en un sofá, y no corriendo por la casa.

¿Cómo se comporta con los niños?

Con los niños el galgo escocés se muestra cariñoso, tranquilo y equilibrado. Puede ser un gran compañero de juegos y de aventuras.

Eso sí, no se les debe dejar solos sin supervisión de un adulto. Ya que, debido al gran tamaño del Deerhound, puede “atropellar” o tirar al suelo accidentalmente a un niño.

¿Cómo se comporta con otros perros y mascotas?

En cuando a las relaciones con el resto de los habitantes de la casa, si se los sociabiliza adecuada­mente a una edad temprana, se suelen llevar bien con las otras mascotas.

Pero, al igual que sucede con otros galgos, al ser perros que cazan sirviéndose de la vista y poseen un fuerte instinto, si su dueño no ejerce sobre ellos un buen control pueden lanzarse en pos de otras mascotas.

Sobre todo de gatos y de perros pequeños, tratando de darles caza, con los peligros que ello conlleva, dado que se trata de animales muy grandes y fuertes.

Además, hay que comprender que el carácter del galgo varía mucho en función de si el perro se halla en la seguridad de su hogar, donde la tendencia es que se muestre dócil y tranquilo, o si está en el exterior, que para él es como una invitación a lanzarse a la carrera y a dar rienda suelta a sus instintos.

Así pues, aunque el perro acepte de buen grado al gato de la casa, nadie debe extrañarse de que cuando salga a la calle trate de dar caza al de los vecinos.

Características del Galgo Escocés

Es un perro impresionante, muy grande y de fuerte osamenta. Cuenta con un porte general de dignidad y nobleza.

El nombre en inglés de este galgo, Scottish Deerhound, que significa algo así como «perro cazador de ciervos», dice ya muchas cosas acerca de esta raza.

Se trata, en efecto, de un animal de aspecto imponente creado y entrenado desde su origen para la caza mayor de ciervos, lobos y zorros.

Aspecto físico del Lebrel Escocés

galgo escocés características

Cuerpo

Se trata de un perro de tamaño gigante, con una estructura corporal fuerte y musculosa, con la espalda convexa, una línea dorsal bastante arqueada, y una grupa ancha y robusta.

Bajo unas patas rectas y anchas, los pies se presentan compactos, con los dedos arqueados y fuertes. Están cubiertos de pelo abundante y fino. Las uñas son fuertes.

La cola es larga, más gruesa en la raíz y acabada en punta. Llega prácticamente hasta el suelo. Cuando el ejemplar está de pie, cae perfectamente recta o curvada.

Cuando está en movimiento alza la cola, curvada, pero nunca sobre­pasando la línea de la espalda. Está cubierta de pelo, grueso y duro en la parte superior y más largo en la parte inferior.

Cabeza

Su cabeza es alargada, con el cráneo ligeramente apianado, ancho entre las orejas y más estrecho entre los ojos. Presenta bigotes y algo de barba, y la trufa es de color negro.

Los ojos siempre son de color oscuro, sea pardo o avellana. Los bordes de los párpados están pigmentados de negro. Su mirada es aguda, penetrante y distante.

Las orejas son pequeñas, suaves al tacto y satinadas. Parecidas a las orejas de un ratón, negras o de otro color oscuro y de inserción alta.

Cuando el perro está en reposo lleva las orejas dobladas hacia atrás, y cuando está activo las levanta total o parcialmente, sin perder el pliegue.

Pelo

El pelo del lebrel escocés es desgreñado, pero no en exceso, grueso, apretado e irregular. Al tacto se presenta ensortijado y áspero.

El pelo del cuerpo, el cuello y las extremidades es duro como el alambre y alcanza entre 7 y 10 cm de longi­tud. El pelo de la cabeza, el pecho y el vientre es más suave.

Presenta un ligero fleco en la parte interna de los miembros anteriores y posteriores.

Color

Es gris azulado oscuro, con tonos grises más claros u oscuros, o leonado y amarillo, rojo arena o rojo fuego con una máscara. Las orejas, los miembros y la cola son de color negro u oscuro.

Algunos ejemplares presentan el pecho y los dedos de color blanco, así como una pequeña mancha blanca en la punta de la cola.

Estándar de la raza Lebrel Escocés

  • Origen: Reino Unido.
  • Tamaño y talla: Gigante.
  • Altura a la cruz: 76 cm como mínimo los machos y 71 cm como mínimo las hembras.
  • Peso: hasta 45,5 kg los machos y hasta 36,5 kg las hembras.
  • Clasificación FCI: FCI nº 164. Grupo 10 – Lebreles. Sección 2 – Lebreles de pelo duro.
  • Utilización: Caza, carreras y compañía.
  • Otros nombres: Scottish Deerhound / Lévrier écossais / Schottischer Hirschhund.

  • Apariencia general: Tiene muchas similitudes con el galgo inglés, pero de mayor tamaño, con los huesos más fuertes y el pelo áspero.
  • Cabeza: Es alargada.
  • Cráneo: Moderadamente plano, presenta una ligera protuberancia sobre los ojos. La zona entre las orejas es más ancha y se va haciendo más fina hacia los ojos.
  • Depresión naso-frontal (stop): Es inexistente.
  • Hocico: Se va haciendo gradualmente más fino en la zona de la nariz, y puede ser negro en los perros de manto claro. Presenta un bigote abun­dante de pelo sedoso y una pequeña barba.
  • Trufa: Es de color negro.
  • Mandíbulas: Son fuertes y presentan una mordida de tijera perfecta, re­gular y completa.
  • Ojos: Son oscuros, generalmente de color pardo o avellana, con los bor­des de los párpados pigmentados de negro. Muestran una mirada aguda, penetrante y distante.
  • Orejas: son pequeñas y suaves. Se insertan altas y son de color negro u otro color, siempre oscuro. Cuando el perro reposa las lleva dobladas y hacia atrás, y cuando está activo las levanta.
  • Cuello: De gran fortaleza y de longitud equilibrada, que veces la crin no permite apreciar. La nuca es muy prominente. No presenta rastro de papada.
  • Cuerpo: Su estructura corporal es grande, fuerte y musculosa.
  • Espalda: Es ligeramente convexa. El lomo está arqueado, descendiendo hasta la base de la cola. La grupa es ancha, inclinada y robusta.
  • Pecho: Más profundo que ancho.
  • Cola: La cola es más gruesa en la base, acaba en punta y llega casi hasta el suelo. Está cubierta de pelo grueso y duro. Cuando el perro está en reposo, la lleva recta o ligeramente curvada.

  • Miembros anteriores: Son rectos, anchos y con los costados planos.
  • Hombros: Están juntos, son livianos y se presentan oblicuos.
  • Antebrazos y brazos: Ambos son bastante anchos.
  • Miembros posteriores: Son largos, de huesos anchos y bien proporcionados.
  • Piernas: Largas y recias.
  • Rodillas: Dotadas de una buena angulación.
  • Pies: Son compactos y presentan dedos angulados y uñas fuertes.
  • Movimiento: Es suelto, ágil y con los miembros actuando en paralelo. Los miembros posteriores proporcionan un buen empuje a los anteriores.
  • Pelaje: Desgreñado, grueso, apretado e irregular, es crespo o áspero al tacto. En el cuerpo, el cuello y las extremidades es duro, como alambre, y mide entre 7 y 10 cm, mientras que en la cabeza, el pecho y el vientre es más suave. Puede ser de color gris azulado oscuro, o en otros tonos grises; leonado, amarillo, rojo arena o rojo fuego.

Educación y adiestramiento del Galgo Escocés

Como está dotado de una gran inteligencia y su trato es amistoso, lo cierto es que resulta un perro bastante fácil de entrenar, presto a obedecer siempre las órdenes de su amo.

cómo educar a un lebrel escocésO casi siempre, ya que no se debe olvidar que se trata de un lebrel y, como tal, a veces resulta un tanto testarudo e independien­te.

Así pues, es fundamental que el animal esté en manos de un amo sólido y firme al que pueda considerar su líder claro y al que no dude en obedecer ciegamente.

Si su amo consigue imponerse con firmeza y paciencia, el galgo escocés resulta más fácil de adies­trar que otros lebreles e, incluso, que otras razas caninas.

Pero no se debe olvidar nunca que, por muy bien adiestrado que esté, cuando se lo saca a correr a un espacio abierto es importante asegurarse de que se hace en una zona segura.

Ya que si este auténtico atleta da rienda suelta a su poderoso galope en una zona potencialmente peligrosa, cerca de una carretera, por ejemplo, es muy fácil que su amo pierda de vista al impulsivo animal en cuestión de segundos y que éste acabe malherido bajo las ruedas de algún vehículo.

Enfermedades y salud del Lebrel Escocés

El galgo escocés es un perro muy sano, con una esperanza media de vida de unos 8 o 9 años (en general las hembras suelen vivir un poco más que los machos).

salud lebrel de EscociaEsta es una longevidad normal en un perro de gran talla como éste, aunque se han dado casos de ejemplares que han llegado a vivir hasta los 11 años.

Para conseguir que el perro viva el máximo de tiempo posible en buenas condiciones de salud lo más importante es que su dueño esté familiarizado con los problemas de salud que suelen afectar a los ejemplares de esta raza.

Entre los cuales los más graves son los que tienen relación con la osamenta, como por ejemplo la displasia de cadera

De hecho, las afecciones óseas son las más co­munes entre las razas de gran tamaño como ésta.

Y otro trastorno que puede afectar al galgo escocés son las cardiomiopatías, es decir, las enfermedades del músculo cardiaco, que suelen ser mucho más frecuentes en los machos, dos veces más propensos que las hembras.

Por último, hay que saber que, como la mayoría de los galgos, esta raza presenta hipersensibilidad a algunas anestesias, dato que debe figurar en un lugar destacado del historial médico de su veterinario.

A fin de cuentas, el veterinario es la persona responsable de velar por la salud y el crecimiento del animal, y la encargada igualmente de seguir el programa de vacunaciones, desparasitaciones y controles rutinarios que deben asegurar que el animal se mantiene en un buen estado de salud.

Por ello, quien haya decidido incorporar a su familia a uno de estos perros, sólo debe preocuparse de buscar un veterinario de confianza, sin temor a las posibles enfermedades más típicas de la raza, pues la mayor parte vive una vida plena, activa, feliz y larga junto a su amo.

Y, evidentemente, si el futuro propietario tiene la precaución de elegir a un criador que se haya preocupado de mantener sanos a sus sementales y a sus hembras, tendrá muchos números para disfrutar de este perro activo, amable, cariñoso y fiel durante muchos años

Alimentación y dieta del Lebrel Escocés

Dado que el galgo escocés crece con rapidez, es fundamental ofrecerle, sobre todo durante su primer año de vida, cuando el desarrollo es más rápido y evidente, una alimentación correcta y buenas dosis de ejercicio para conseguir una musculatura adecuada y el porte característico de la raza.

En este sentido, es muy importante saber que estos galgos, como la mayoría de las razas de lebreles, tienen tendencia a sufrir torsión gástrica.

Por lo que se recomienda dar de comer al perro adulto tres racio­nes pequeñas repartidas a lo largo del día en lugar de una más abundante.

También es preferible que haga la digestión tranquilamente antes de sacarlo a hacer ejercicio.

Por último, como sucede con otros perros de gran talla, resulta conveniente colocarle los recipientes de agua y de comida a cierta altura del suelo para que queden más elevados y el animal no tenga que agachar tanto la cabeza.

Cómo cuidar de un Galgo Escocés

El galgo escocés es un perro especialmente adaptado a las difíciles condiciones climáticas de las Highlands escocesas, por lo que, a diferencia de los lebreles de pelo corto, que son bastante frioleros, éste no soporta el calor.

Por ello, agradece profundamente que su amo le proporcione un lugar fresco donde refugiarse del sol y de las altas temperaturas en el caso de que viva en una región cálida, o del bochorno veraniego de las zonas templadas.

Su abundante manto, de pelo no demasiado largo, de textura áspera y ligeramente hirsuto, resulta, no obstante, muy fácil de cuidar. Para mantenerlo en perfecto estado basta con pasarle un cepillo tipo carda y un buen peine de acero para darle el úl­timo toque.

Asimismo, de vez en cuando no está de más darle un buen baño para quitarle el polvo y sacar a la luz su brillante pelo.

Para finalizar, no te pierdas la raza Galgo Persa o Saluki

También, te puede interesar el origen de la raza Lebrel Escocés

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Carácter y Características del lebrel escocés.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *