Origen raza Lebrel escocés

La raza de perro galgo escocés es tan antigua que sus orígenes se pierden en la noche de los tiem­pos. De gran tamaño, es uno de los más grandes del grupo de los lebreles, de pelo áspero y aspecto un tanto seco. Llegó a las Islas Británicas con los pueblos celtas y se ha mantenido físicamente muy estable. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos la historia y origen de la raza lebrel escocés.

No te pierdas otras razas de perro

Origen del Galgo Escocés

Al parecer, la raza llegó a las Islas Británicas con los pueblos celtas y se ha mantenido físicamente muy estable.

Se cree que estos perros cazadores de venados se ganaban el sustento cazando piezas grandes para sus dueños. Éstos eran siempre reyes o aristócratas, los únicos a quienes se per­mitía poseer un ejemplar.

Probablemente en otra época fue muy parecido, si no idéntico, al galgo irlandés, otro gigante del grupo. Pero en el curso de los años fue adquiriendo las características que hoy le son propias.

procedencia galgo escocés

Parece ser que sus antecesores más directos son los perros que poseían los pueblos escotos y pictos (habi­tantes de parte de las actuales Islas Británicas antes de la dominación romana).

Estos canes, se ganaban el sustento cazando grandes presas para sus dueños, tal como lo demuestran algunas piezas de cerámica romana. Éstas datadas del siglo I, halladas en el actual condado de Argyll, en el oeste de Escocia.

También sustentan esta teoría los lebreles representados en los bajorrelieves en piedra de la estela de Hilton of Cadboll, un impresionante testimonio de la vida de estos pueblos de la Antigüedad que pue­de contemplarse en el Museo de Escocia, en Edimburgo.

Sea como fuere, lo innegable es que ésta es una de las razas que se han mantenido más inalterables de la historia. En el siglo XV las tres razas de galgos de las Islas Británicas, el galgo inglés, el lebrel ir­landés y escocés, ya estaban perfectamente definidas.

Historia del Lebrel Escocés o Deerhound

En una obra llamada Of Englishe Dogges, de John Caius, un erudito del siglo XVI, puede leerse algo así como:

«Algunos de los galgos son de menor tamaño. Otros tienen el pelo corto y suave y otros rizado, y los más grandes se utilizaban para dar caza a las bestias más grandes: ciervos y venados».

Fue precisamente a partir de esa época, cuando a estos últimos se los empezó a conocer con el nombre de galgo escocés, pues se los identificó como una raza de la cual los escoceses se sentían muy orgullosos.

En este sentido, el escritor escocés sir Walter Scott, que conocía bien la raza (de hecho era el afortunado poseedor de una hembra llamada Maida), cuando trató de resucitar el glorioso pasado de la Edad Media en las Islas Británicas mencionó que el galgo escocés, a quien él definía como «la criatura más perfecta del paraíso». Era uno de los perros favoritos de los nobles de aquella época.

Realmente, el título de conde era el rango social mínimo necesario para que se autorizara la tenencia de uno de estos preciados animales de fino olfato, gran fuerza y notable velocidad.

En efecto, la caza del gran ciervo escocés, o del jabalí, el lobo o el zorro, incluso, debió de ser un auténtico espectáculo para los nobles. Se acercaban a la presa acompañados de uno o dos de estos enormes perros, implacables cazadores, los cuales se lanzaban sin dudarlo en su persecución. Lo hacían, hasta darle caza hincándole los dien­tes en la garganta y derribándola.

Poco a poco, cuando la caza mayor empezó a escasear en Inglaterra, el galgo escocés fue sustituido paulatinamente en esta zona por el lebrel inglés o greyhound, de líneas más delicadas y elegantes. Y, las remotas tierras de Escocia quedaron como último reducto de la raza.

Allí, los jefes de los clanes de las Highlands asumieron la exclusiva propiedad de estos animales. Aunque, la gente común también los criaba para la caza furtiva.

Un factor que contribuyó asimismo a reducir la popularidad de la raza fue un cambio en los gustos en materia de caza de los nobles y los terratenientes.

Poco a poco, empezaron a preferir disparar ellos mismos a la presa y mandar luego a un perro de rastreo para que siguiera la pista del animal herido.

Así, a comienzos del siglo XIX la raza inició su decadencia. Fue hasta que en 1825, los hermanos Archibald y Duncan McNeil de Colonsay, decidieron recuperarla. Le devolvieron el esplendor que había tenido duran­te tantos siglos.

De esa época data la creación del estándar de la raza y su reconocimiento por parte del Kennel Club inglés.

En realidad, por su apariencia exterior, el galgo escocés se parece mucho a su primo hermano, el galgo inglés. Pero se diferencia de éste en que es más alto y en que sus huesos son más grandes y pesados.

Por ello, no resulta tan ágil y veloz (el galgo inglés, por otro lado, sustenta el récord de ser el perro más rápido del mundo). Aunque no por ello deja de estar considerado como un animal veloz. Pues sin duda tiene que serlo para poder dar caza a animales tan rápidos como el ciervo.

Además, es más fuerte y robusto. Su pelo áspero y espeso está mucho mejor adaptado a las condiciones del rudo clima de la zona, constantemente azotada por la lluvia y los fuertes vientos.

Sin embargo, a pesar de parecerse mucho al galgo inglés, está más estrechamente emparentado y comparte características con el galgo irlandés, aún más grande y robusto. No en vano es uno de los perros más grandes de cuantos existen hoy en día.

El galgo escocés es el que más contribuyó a la recuperación de la raza irlandesa cuando a finales del siglo XIX se la consideraba práctica­mente extinguida.

Para finalizar, no te pierdas el origen de la raza Galgo Persa o Saluki

También, te puede interesar cómo es el carácter de la raza Lebrel Escocés

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia del lebrel escocés.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí