raza spaniel tibetano descripción

Un perro de la raza Spaniel tibetano tiene un carácter alegre y sociable. Como buen perro de compañía, con la familia su comportamiento es leal, dulce y afectuoso. Originario de las altas cumbres del Himalaya, cada día es más popular y apreciado en todo el mundo. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo es el temperamento y las características del spaniel tibetano.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter de la raza Spaniel Tibetano

El spaniel tibetano es un perro de carácter alegre, vital, muy inteligente, vigilante y leal, aunque de carácter independiente. En general es sociable, pero se muestra reser­vado con los extraños, llegando incluso a actitudes ariscas y de recelo. Actúa con determinación.

Es una raza maravillosa, siempre contenta, sociable y muy inteligente, constituye un excelente perro de familia, pues es muy cariñoso.

spaniel tibetano personalidad

Sin embargo, como tiene un fuerte punto de independencia, no es la raza más indicada para todo tipo de familias. Dado que, necesita recibir mucha atención y se debe trabajar intensamente con ella, quizá en mayor medida que con otras razas caninas.

Por ejemplo, es muy im­portante llevar a cabo un trabajo de sociabilización muy profundo desde que el cachorro llega a casa. Debido a su naturaleza primitiva de perro guardián, puede resultar arisco y receloso con las personas que no forman parte de su núcleo familiar.

En definitiva, el spaniel tibetano es un pequeño perro de compañía muy agradable, activo y simpá­tico, al que le encanta enrolarse en cualquier actividad familiar. Y, debido a su carácter fuerte y personal, resulta también un extraordinario perro guardián de la casa.

  • Energía: Alta. Es un animal activo y enérgico que precisa hacer mucho ejercicio y estar continuamente ocupado en alguna actividad.
  • Temperamento: Dulce, afectuoso y alegre, tiene un carácter muy independiente, toma decisiones por sí mismo y es muy inteligente.
  • Adaptabilidad: Alta. Es feliz en cualquier entorno, siempre que tenga a su familia cerca, pues no tolera la soledad.
  • Sociabilidad: Alta. Es muy sociable, pero puede mostrar recelo y ser arisco con los extraños».
  • Salud: Buena. En general es un animal sano, sin enfermedades graves asociadas a la raza.
  • Longevidad: Alta. Vive de 12 a 15 años, o más.
  • Utilidad: Compañía. En su origen era un animal de guarda, tarea que aún hoy desempeña a la perfección, pero básicamente es un perro de compañía.

¿Se le puede dejar solo?

A pesar de su independencia tan marcada, a este perro le gusta vivir en compañía de su familia y no es precisamente una raza a la que se pueda dejar muchas horas en soledad.

De hecho, debido a su selección ancestral, es un animal muy protector con su familia y con su casa, y actúa siempre como un guardián incorruptible.

¿Es un perro activo?

Debido a su gran inteligencia y a su temperamento inquieto, el spaniel tibetano no puede estar mucho tiempo centrado en un mismo sitio o ejecutando una misma acción, puesto que se aburre con facilidad.

spaniel tibetano temperamento

Y un ejemplar aburrido no dudará en buscarse algo que hacer, y no siempre será algo bueno, por lo que es muy importante que su propietario le dé el mayor número de tareas posible para mante­nerlo continuamente distraído y estimulado.

¿Puede vivir en un piso o en la ciudad?

De hecho, éste es un perro limpio, silencioso (a pesar de que ladra para avisar de la presencia de extraños cerca de la casa), sociable y que se adapta perfectamente a cualquier entorno, sea en la ciu­dad o en el campo.

En realidad lo único que necesita para ser feliz es poder residir dentro de ca­sa, junto con su familia, y que ésta le dedique las atenciones y el tiempo suficientes.

¿Cómo se comporta con otros perros?

No plantea demasiados problemas en la convivencia con otros perros, con los que suele llevarse muy bien siempre que no se den graves conflictos de jerarquía entre ellos.

¿Cómo se comporta en casa?

Es muy curioso observar que, como ocurre con otros perros tibetanos de talla pequeña cuya función principal era vigilar los templos y monasterios, al spaniel tibetano le gusta estar siempre en alto, en una posición elevada, como si de un vigilante subido a una atalaya se tratara, por lo que se aconseja no reprimirle su deseo de subir al sofá, a un sillón o a una silla.

Al colocarse en esa posición privilegiada lo que hace es cumplir con su temperamento natural en un intento de colocarse en un lugar alto que le permita divisar y controlar el máximo de terreno en su tarea de vigilancia del hogar.

A muchos ejem­plares les gusta, incluso, situarse de tal forma que puedan observar el exterior de la casa desde una ventana, un poco a la manera como lo hacen los gatos.

Características del Spaniel Tibetano

La apariencia general del spaniel tibetano es la de un perro pequeño, con aspecto activo y vigilante.

Su perfil general está bien equilibrado, con un cuerpo ligeramente rectangular, más largo que alto, medido hasta la cruz.

¿Cómo es físicamente la raza Spaniel Tibetano?

características físicas spaniel tibetano

Cuerpo

Menudo pero con aspecto activo y vigilante, el spaniel tibetano luce un perfil general bien equilibrado. Su estructura corporal es ligeramente rectangular, puesto que la longitud de su cuerpo, medido desde la región de la cruz hasta el nacimiento de la cola, es mayor que su altura a la cruz, que está situada a unos 25,5 cm del suelo.

Sus pies son más bien redondeados, pequeños y están bien formados. Entre los dedos y a veces también extendidos por encima de los pies se presentan mechones de pelo abundante.

La cola está implantada alta, está bien cubierta de pelo abundante y de flecos. Por lo general el animal la lleva levantada alegremente y enroscada sobre la espalda.

Cabeza

La cabeza es pequeña en proporción con el cuerpo, posee un cráneo ligeramente abovedado, un stop leve, pero definido, y un hocico no muy largo y redondeado. La trufa suele ser negra.

Sus ojos tienen forma ovalada y son de tamaño mediano. Brillantes y de color castaño oscuro, resultan muy expresivos, sobre todo porque el borde de los párpados es negro.

Las orejas son triangulares y no muy grandes, tienen una inserción bastante alta y son colgantes. Caen un poco separadas de la cabeza, pero no son flotantes, y están cubiertas de largos pelos.

Pelaje

El pelo es de doble capa, con una capa interna de pelo fino y denso, y una capa exter­na de pelo más bien apretado, liso y de textura sedosa. En el cuerpo se presenta con una longitud moderada, pero tanto las orejas como la parte posterior de los miembros delanteros poseen abundantes flecos.

Además, tanto la cola como los muslos están adornados con pelo más desarrollado, aunque el pelaje no es excesivamente largo. Por lo general, las hembras presentan pelaje y melena más discretos que los machos.

Estándar de la raza Spaniel Tibetano

  • Origen: Tíbet / Patronazgo Reino Unido.
  • Tamaño y talla: Miniatura.
  • Altura de la cruz: 25,5 cm.
  • Peso: entre 4 y 7 kg.
  • Clasificación FCI: PCI nº 231. Grupo 9 – Perros de compañía. Sección 5 – Perros tibetanos.
  • Utilización: Perro de compañía.
  • Otros nombres: Tibetan Spaniel / Épagneul tibétain/ Tibet-Spaniel.
  • Apariencia general: Pequeño pero de aspecto activo y vivaz, tiene un cuerpo robusto, alargado y de perfil bien equilibrado.
  • Cabeza: De pequeño tamaño en proporción con el cuerpo, el animal la mantiene alzada orgullosamente, pero sin brusquedad. A diferencia del resto de las razas de su sección, no tiene el pelo largo y abundante sobre la cabeza, con lo cual, su cara queda despejada.
  • Cráneo: Es ligeramente abovedado, de longitud y anchura moderadas.
  • Depresión naso-frontal (stop): Está levemente marcada, pero definida.
  • Hocico: De longitud media, es romo y tiene aspecto de acolchado, pero sin presentar arrugas. El mentón muestra una cierta profundidad y anchura.
  • Trufa: Normalmente es de color negro.

  • Mandíbulas: El maxilar inferior, ancho entre los caninos, presenta un leve prognatismo inferior, pero ni los dientes ni la lengua quedan visibles cuando el perro cierra la boca.
  • Ojos: De color castaño oscuro, son ovalados, brillantes y vivos. Algo se­parados, tienen los bordes de los párpados pigmentados de color negro.
  • Orejas: Son de tamaño mediano, de inserción alta y de apariencia ligera. Cuelgan ligeramente separadas de la cabeza, sin flotar en exceso, y en los adultos presentan buenos flecos.
  • Cuello: El spaniel tibetano tiene el cuello moderadamente corto, fuerte y bien in­sertado en los hombros, de modo que permite al animal llevar la cabeza bien erguida, con pose altivo y orgulloso. Se presenta cubierto de una me­lena o «bufanda» de pelo más largo, que por lo general es más abundante en los machos que en las hembras.
  • Cuerpo: Es ligeramente rectangular, más largo que alto.
  • Espalda: Se presenta recta.
  • Pecho: Las costillas están bien arqueadas.
  • Cola: Es de inserción alta y está cubierta de pelo abundante en forma de flecos. El perro suele llevarla enroscada sobre la espalda, pero cuando está en reposo a veces la deja caer hacia abajo.
  • Miembros anteriores: Son ligeramente curvados, pero firmes.
  • Hombros: Aparecen bien oblicuos pero son firmes.
  • Antebrazos y brazos: Están dotados de huesos medianos.
  • Miembros posteriores: Son fuertes y están bien formados Piernas: Son robustas.
  • Rodillas: Tienen una angulación moderada.
  • Corvejones: Están situados bien abajo y si se ven desde atrás se aprecian rectos.
  • Pies: Pequeños y ovalados, son los conocidos como pies «de liebre» Están bien formados y presentan mechones de pelo entre los dedos, que a veces se extienden por encima de los pies.
  • Movimiento: El avance de este animal es rápido, recto, desenvuelto y con energía.
  • Pelo: El pelo de la capa externa es sedoso, largo, apretado y liso, pero la capa interna es fina y densa. En el cuello se forma una vistosa melena, y la cola, las orejas y los muslos lucen flecos.
  • Color: El manto del spaniel tibetano puede presentarse en cualquier gama de colores y de combinaciones.

Educación y adiestramiento del Spaniel Tibetano

A pesar de que el spaniel tibetano goza de una gran inteligencia y de que sabe asimilar las órdenes y concep­tos con mucha facilidad, no es fácil obtener excelentes resultados en disciplinas como la obediencia debido a ese carácter independiente de la raza y a su tendencia a poner en duda las órdenes y tomar sus propias decisiones.

También por esa misma causa hay que ser muy precavido a la hora de dejar suelto al spaniel tibetano, pues son muchos los ejemplares que demuestran tener una fuerte tenden­cia a salir corriendo y escapar, movidos posiblemente por su gran curiosidad, que los lleva a querer explorarlo todo.

cómo educar spaniel tibetano

El problema es que en ocasiones no responden a la llamada de su propietario si con­sideran que lo que están haciendo en ese momento es más interesante que lo que pueda querer indicarles su dueño.

Por todo lo dicho, a diferencia de lo que sucede con otras razas tibetanas, ésta posiblemente sea la menos adecuada para los propietarios inexpertos, puesto que el spaniel tibetano necesita contar con un dueño que sepa ocupar un lugar de liderazgo sólido, firme y consistente, sin dudas ni fisuras.

Cual­quier titubeo o signo de indecisión por parte de su amo serán suficientes para que el perro empiece a tomar sus propias decisiones, pretenda controlar las situaciones y se autoproclame como líder del grupo.

Esta situación, si no se reconduce a tiempo, puede llegar a convertirse en irreversible, con todos los inconvenientes y problemas que de ello se puedan derivar, como desobediencia, comportamientos ruidosos o destructores, e incluso agresividad.

Además, al igual que sucede con otros muchos perros pequeños de compañía, el spaniel tibetano puede verse afectado fácilmente por el síndrome del perro pequeño, sobre todo debido a la tendencia de muchos propietarios a tratarlo de forma sobreprotectora, como sí durante toda su vida se mantu­viera en ese estado de cachorro débil y vulnerable.

Así, se le consienten una serie de acciones y acti­tudes que a un perro de mayor tamaño no se le permitirían, de manera que al final el animal acaba sintiéndose mucho más importante en la casa de lo que es.

Los perros afectados por este síndrome muestran unas determinadas alteraciones en el comportamiento causadas por la errónea concepción de su propio lugar dentro de la manada o de la familia.

Algunos llegan incluso a asumir que son igua­les a las personas con las que comparten la vida. Y, por tanto se sienten en el derecho de cuestionar el orden jerárquico establecido intentando ocupar la posición más alta de la pirámide. Llegados a este punto, el perro se vuelve dominante, desobediente, ruidoso, terco…

No obstante, si el proceso de adiestramiento del perro es llevado a cabo por una persona experta o bien por un propietario con la suficiente fuerza de carácter como para imponerse de manera natural a su perro, no tiene por qué darse ningún problema y se puede disfrutar de la compañía de un perro magnífico.

Por ello, los propietarios sin experiencia no deben dudar nunca en acudir a un buen adiestrador profesional que les ayude a llevar adelante esta tarea.

También puede acudir a algún grupo de trabajo para compartir sus problemas y acelerar sus progresos, pues de esta manera podrán sacar todas las mejores cualidades de su mascota y tener una convivencia perfecta y agradable.

Salud y enfermedades del Spaniel Tibetano

Si el spaniel tibetano recibe los cuidados que necesita, se caracteriza por ser una raza básicamente sana y con muy pocos problemas de salud asociados.

De una destacable longevidad, no es raro hallar ejemplares que superan los 15 años de edad, lo que sin duda supone la mejor prueba de su privilegiada naturaleza y de su gran fortaleza física.

enfermedades típicas raza spaniel tibetano

Por su tamaño y estructura corporal no suele padecer enfermedades osteoarticulares de impor­tancia, siempre que no crezca obeso. No obstante, la verdad es que la estructura y la forma de su cabeza y de su hocico hacen que sí tenga cierta propensión a padecer algunos problemas respirato­rios. Éstos se pueden ver agravados especialmente en situaciones de calor extremo.

No se debe olvidar nunca que su país de origen es el Tíbet, en plena cordillera del Himalaya. Un lugar de clima frío y seco, por lo que resulta fácil entender que los climas más cálidos y húmedos no son los más adecuados para este can.

Aparte de esto, respecto de la salud del spaniel tibetano tan sólo queda destacar su alto índice de supersensibilidad a la anestesia. Este aspecto, debe ser tenido muy en cuenta por el veterinario a la hora de afrontar cualquier intervención que requiera de sedación.

Como ocurre con prácticamente todas las razas caninas del mundo, la mejor política de salud pre­ventiva con este can es acudir con regularidad a la consulta del veterinario. Así, cumplimentar los pertinentes programas de vacunación y de revacunaciones anuales, así como los programas de desparasitaciones internas y externas.

Estas últimas no sólo ayudan a mantener libres de parásitos al animal, sino que también influyen en la efectividad de las vacunas. Esto es porque determinados parásitos reducen la respuesta del sistema inmunitario al ataque de aquéllas, invalidándolas o alterando su efectividad, pues sirven como vectores de enfermedades muy serias

Por otro lado, el veterinario debería convertirse en el encargado básico de vigilar de forma habitual y rutinaria el estado general del perro, controlando la evolución de su peso y crecimiento.

Del mismo modo, revisando el estado puntual de los principales indicadores de salud del animal, es decir, su boca, sus ojos, su piel, su pelaje y sus oídos. Especialmente desde que la práctica del corte de orejas es cada vez menos común y, por tanto, el canal auditivo queda tapado, poco aireado y con más propensión a acumular suciedad y a desarrollar infecciones.

qué come spaniel tibetano

Otra de las necesidades de este can, tanto para sentirse activo y feliz como para estar sano y en buena forma física, es que su propietario le facilite la práctica de bastante ejercicio regular y cotidiano, ade­cuado a cada edad y a cada situación específica del perro.

Animal activo y enérgico, su musculatura necesita ser ejercitada con mucha frecuencia para mantenerse fuerte y elástica. Enrolar al animal a alguna actividad deportiva específica para perros ayudará a tener un perro sano, fuerte y, sobre todo, mental y físicamente equilibrado.

Y si en la práctica de este deporte el can está acompa­ñado de su familia, entonces será, además, el perro más feliz del mundo.

Alimentación de la raza Spaniel Tibetano

La alimentación más adecuada para este perro debe ser rica en nutrientes que mantengan en for­ma su musculatura. Y, con el nivel de grasas necesarias para que su piel esté tersa, su pelo se mantenga brillante y bien hidratado. E igualmente, otros órganos, como por ejemplo los ojos, funcionen correctamente.

Pero no debe aportar una cantidad desmesurada de calorías, ya que si no el perro engordará por encima de su peso adecuado.

La obesidad impide al animal moverse con soltura, además se siente torpe y pe­sado. También, incide negativamente en su resistencia física y, lo más importante, incrementa la posibilidad de que se desarrollen otras enfermedades secundarias que pueden llegar a ser muy graves. Sobre todo de tipo respiratorio y articular, pero también cardiovascular o epidérmico.

Por otro lado, la práctica de ejercicio rutinario unida a una alimentación sana y equilibrada son principios fundamentales que el propietario de un spaniel del Tíbet debe intentar imponerse casi co­mo obligatorios. Es la única forma de evitar uno de los males más extendidos hoy en día en esta raza y, de hecho, prácticamente en todas las razas actuales: la obesidad.

Cuidados y mantenimiento del Spaniel Tibetano

Aunque esta raza no se caracteriza por tener una muda muy severa, al menos una vez al año el spaniel tibetano cam­bia su pelaje y es increíble la cantidad de subpelo que puede llegar a soltar.

Por ello, necesita que se le dé un cepillado habitual con un cepillo de púas metálicas, capaz de entrar hasta el fondo del denso subpelo.

Hay que bañarlo cuando esté muy sucio, procurando luego secarlo muy bien y no dejarlo húmedo a la intemperie. Se recomienda aprovechar el momento del aseo para cortarle las uñas.

Para finalizar, no te pierdas la raza Bichón habanero

También, te puede interesar el origen de la raza Spaniel tibetano

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Carácter y características de la raza de perro Spaniel tibetano.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí