perro mudi descripción

La raza de perro Mudi se caracteriza por ser te tamaño medio y su bonito pelaje. Su carácter es vivaz, cariñoso y alegre. Aprende muy rápido y además es muy valiente, no le teme a nada ni a nadie, lo que lo hace un excelente perro guardián, aparte de un magnífico perro de compañía. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos las características y carácter del Mudi.

No te pierdas otras razas de perro

Carácter de la raza Mudi

Entre las características del carácter del mudi hay que destacar su altísima y rápida capacidad de aprendizaje, que hace de ésta una de las razas de perros de pastor más versátiles del mundo.

De hecho, su rapidez mental es comparable a la del border collie, al que, según algunos criadores, gana en valor y capa­cidad física.

El temperamento de la raza mudi es vivaz, valiente y alerta. Muestra alegría en el trabajo, es despierto y tiene gran necesidad de hacer ejercicio.

mudi temperamento

No le tiene miedo a nada ni a nadie y no le importa el tamaño ni la fuerza de sus enemigos Territorial y guardián incorruptible, defiende con su propia vida al ganado, a su amo y a su familia.

Esta cualidad extraordinaria hace que sea uno de los pocos perros de pastor que se emplea con re­gularidad para la caza. Tradicionalmente, se tendía a separar las razas cazadoras de las de pastoreo, intentando aminorar el instinto depredador que habita en el fondo de todos los cánidos.

No obstante, el mudi sabe distinguir entre los animales que forman parte de su rebaño y aquellos a los que debe dar caza, sobre todo jabalíes, y sabe qué fuerza debe aplicar en cada una de las tareas.

Por todo ello, se erige como un excelente perro guardián, y su aspecto físico juega aquí en su favor, ya que mucha gente se confía de su pequeño tamaño, sin saber que alberga un valor y una fuerza inconmensurables.

  • Comportamiento: Es trabajador, alerta y muy valiente. No le teme a nada, sin importarle el tamaño o la fuerza del enemigo. Con su amo es afectuoso pero a veces testarudo o ruidoso.
  • Energía: Nivel alto. Precisa hacer ejercicio intenso: carreras, paseos o actividades deportivas.
  • Adaptabilidad: Media. No se adapta bien a los entornos urbanos o muy poblados, pues es ruidoso y necesita grandes sesiones de ejercicio.
  • Sociabilidad: Media. Cariñoso y amable con la familia, manifiesta una actitud huraña y recelosa con los extraños, con los que se muestra muy ladrador y ruidoso.
  • Salud: Buena. No padece enfermedades serias y siempre muestra una actitud jovial y activa
  • Longevidad: Alta. Suele vivir entre 12 y 15 años en buen estado de salud.
  • Utilidad: Muy versátil. Básicamente es un perro de pastor y de guarda, pero también funciona a la perfección como perro de compañía, en la caza de jabalíes, para la detección de drogas o en actividades deportivas como pueden ser el agility, el flyball o el ring.
  • Utilización: Pastoreo, guarda y compañía

¿Es un buen perro de familia?

Sorprendentemente, cuando el mudi está con la familia se transforma y se convierte en un animal de compañía sobresaliente. Es cariñoso, amable y siempre se muestra cuidadoso con los más débiles de la casa.

Dada su selección tradicional y su forma de trabajar en el campo, tiende a buscar una referencia dentro de la familia, una persona a la que considere su único y verdadero amo, por más que siga brindando su cariño a todos los demás.

raza de perro mudi actitud

Por el contrario, su naturaleza vigilante lo lleva a mostrarse muy huraño y receloso con los extraños, por lo que se hace necesario realizar con él una intensa labor de sociabilización desde que es un cachorro.

Además, los ejemplares de esta raza están acostumbrados a utilizar su voz en el trabajo, por lo que la tendencia a ser ladradores y ruidosos se hace más que habitual. También desde una edad temprana se debe intentar corregir esa costumbre de ladrar de manera innecesaria.

¿Puede vivir en un apartamento?

Esta raza no es la mejor elección para familias que vivan en la ciudad o en una zona residencial muy poblada, pues su carácter ruidoso puede ser motivo de conflicto con los vecinos.

Además, necesita realizar grandes sesiones de ejercicio, paseos, carreras y cualquier otra actividad que lo llene físi­camente y contribuya a darle un equilibrio mental imprescindible.

La gran vitalidad de esta raza hace que los entornos urbanos no sean su mejor hábitat. Necesita de forma imperiosa gozar de espacio libre por donde correr y ejercitar toda su musculatura.

Características de la raza Mudi

La apariencia general del perro de la raza mudi es de tamaño mediano y estructura cuadrada, la cabeza tiene forma de cuña. La línea del dorso se inclina sensiblemente hacia atrás.

Cuerpo

El mudi es una raza de perro con de cuerpo ágil, musculoso y de estructura cuadrada. La profundidad del pecho es algo menor que la mitad de la altura a la cruz. Todo el cuerpo está cubierto de un denso pelaje ondulado o rizado y muy brillante.

Cuenta con unos pies provistos de almohadillas plantares elásticas, y de uñas duras y de color gris pizarra, los pies del mudi son redondos y tienen los dedos juntos.

La cola se inserta a media altura, en reposo cuelga, con el tercio final recogido casi hasta la horizontal, pero en atención o durante el movimiento vivaz el perro la lleva en forma de hoz por encima de la línea superior.

La cola está profusamente cubierta de pelo y en su cara inferior este pelo puede alcanzar un largo de entre 10 y 12 cm. Hay algún ejemplar que nace sin cola, y a otros se les corta, pero manteniendo por lo menos 2 o 3 vértebras bien visibles.

Cabeza

Sin duda la parte más atractiva de este perro es la cabeza, que tiene forma de cuña y se estrecha sensiblemente hacia la trufa. Le da la imagen de un animal alerta, siempre enérgico y alegre, sin ningún indicio de miedo o de agresividad.

Los ojos denotan una mirada que resulta desafiante, ya que son oscuros, estrechos y con las comisuras internas y externas algo puntiagudas. En los ejemplares azules pueden ser gazeos.

Tiene las orejas implantadas altas y separadas, son erectas y triangulares, con abundante pelo. El perro las puede mover y girar independientemente, como si fueran un radar

Pelaje

Tiene el pelo corto, recto y liso en la cabeza y también en la cara anterior de las extremidades. En el resto del cuerpo el pelaje presenta fuertes ondulacio­nes o es suavemente rizado, tupido, siempre brillante, y de entre 3 a 7 cm de largo. Alcanza su largo máximo en la cara posterior del antebrazo y del muslo, donde forma plumas notorias.

Color

El mudi puede presentar diferentes colores: bayo, negro, azul mirlo (salpi­cados de negro, rayados, atigrados o manchados sobre un fondo grisá­ceo azulado ya sea claro u oscuro), colores cenicientos, marrón o blanco.

colores raza de perro mudi

En algunas ocasiones no es extraño encontrar ejemplares de esta raza con pequeñas manchas blancas repartidas por su cuerpo. Esta particularidad está plenamente aceptada en el estándar de la raza.

Estándar de la raza Mudi

  • Origen: Hungría.
  • Tamaño y talla: Mediano.
  • Altura a la cruz: entre 41 y 47 cm los machos y entre 38 y 44 las hembras.
  • Peso: entre 11 y 13 kg los machos y entre 8 y 11 kg las hembras.
  • Cabeza: De tamaño mediano y con forma de cuña, lo que le da al perro el aspecto de animal alerta e inteligente. Se adelgaza hacia la trufa, que es estrecha, redondeada y de color negro.
  • Cráneo: Es abovedado, como la frente.
  • Depresión naso-frontal (stop): Está suavemente marcada.
  • Hocico: Es de caña nasal recta y de potencia moderada.

  • Trufa: Es estrecha, redondeada y con las ventanas medianamente abier­tas. En los ejemplares de color negro, blanco, bayo y azul mirlo la trufa es siempre negra, pero en las otras variedades de color, ésta armoniza con el tono del pelaje. Por ejemplo, la trufa en la variedad de color marrón es marrón, y en los grises azulados, gris azulado.
  • Mandíbulas: La mordida es en tijera, regular y completa en concordancia con la fórmula dentaria del perro.
  • Ojos: Estrechos, con las comisuras ligeramente puntiagudas y colocados en posición algo oblicua, tienen un aspecto algo desafiante en la mirada. Suelen presentarse en color oscuro, pero en los ejemplares azul mirlo pueden ser gazeos (blanco o azul). Los bordes de los párpados suelen estar bien pigmentados.
  • Orejas: Erectas y de implantación alta, se presentan como una «V» inver­tida. Están cubiertas con abundante pelo. El movimiento de las orejas en respuesta a los estímulos es muy vivaz y el perro puede girarlas indepen­dientemente una de la otra, como si de radares se tratase.
  • Cuello: De inserción algo alta, es de largo medio, poco arqueado y muy muscu­loso, Sin papada y sin una golilla marcada, en los machos puede darse a veces una pequeña melena muy poco desarrollada.
  • Cuerpo: Es musculoso y la línea superior dibuja una nítida caída hacia la grupa. Espalda: Es recta y corta.
  • Pecho: La parte anterior del tórax está suavemente arqueada y las costi­llas son algo anchas y más bien planas.

  • Cola: Bien cubierta de pelo y de implantación media, en reposo cuelga, pero en movimiento se levanta sobre la grupa en forma de hoz. Hay ejemplares anuros y otros con la cola cortada.
  • Miembros anteriores: El omoplato es moderadamente oblicuo y muy musculoso. El antepecho es redondeado y la punta del esternón apenas sobresale. Antebrazos y brazos: De longitud moderada, forman un ángulo de 45° con la horizontal.
  • Miembros posteriores: Están algo inclinados hacia atrás.
  • Piernas: Son largas y bastante musculosas.
  • Corvejones: Son cortos y empinados.
  • Pies: Redondos, tienen los dedos juntos, con almohadillas elásticas y uñas du­ras de color gris pizarra.
  • Movimiento: Camina con pasitos cortos muy característicos de la raza.
  • Piel: Es firme y no presenta arrugas.
  • Pelaje: El manto es tupido, brillante y con marcadas ondulaciones, o bien suavemente rizado, aunque en la cabeza y la cara anterior de las extremidades se presenta corto, recto y liso.
  • Origen histórico: La raza surgió en Hungría a finales del siglo XIX a partir de cruces entre pulis y perros de tipo spitz.
  • Clasificación FCI: FCI nº 238. Grupo 1 – Perros de pastor y perros boyeros (excepto boyeros suizos). Sección 1 – Perros de pastor.

Educación y adiestramiento de la raza Mudi

Un mudi bien adiestrado es un animal delicioso, capaz de desempeñar cualquier tipo de trabajo a la perfección. Además de cazar y de cuidar el ganado, compite a gran nivel en disciplinas como el agility, el flyball e incluso en competiciones de ring.

cómo educar a un perro mudi

No obstante, para que esa educación y ese adiestramiento tengan éxito, su amo o instructor debe ejercer su función con mano firme, guiándolo con autoridad y justicia, ya que puede dar signos de testarudez.

El mudi puede ser considerado como una raza rara y escasa, a pesar de que sus propietarios lo en­cuentran incomparable y ponderan sus virtudes muy por encima de cualquiera de sus inconvenientes.

Alimentación y cuidados del Mudi

La alimentación del perro mudi debe adecuarse a su alta demanda de energía y contener el aporte energético suficiente para mantener tan elevado ritmo de actividad.

cómo alimentar a un perro mudi

Su manto, de pelo corto y con una muda poco abundante, no necesita de mucho cuidado. Basta con cepillarlo una vez a la semana y bañarlo solo cuando el animal esté sucio.

Este can eminentemente de trabajo es cada vez más apreciado para vivir en el interior de los hogares como perro de compañía, función que, por otro lado, cumple a la perfección gracias a su tempera­mento dócil, despierto y entregado. Así, el mudi constituye una elección ideal para muchas familias.

Origen e historia de la raza Mudi

Originado a finales del siglo XIX en Hungría a partir del cruce entre pulis y perros de tipo spitz, el mudi empezó siendo un perro de pastor básicamente conductor de ganado ovino y bovino. No obstante, por su tenacidad y valor, se ha utilizado también en suertes de caza tan peligrosas como la del jabalí.

Es una de las razas húngaras menos populares, debido en parte a su aspecto físico, que es bastante menos llamativo y espectacular que el de sus compatriotas, pero también a su menor adaptabilidad a la vida moderna cotidiana.

No obstante, el hecho de tener un pelaje más corto que las otras razas húngaras y, por tanto, de mantenimiento más sencillo, le está abriendo poco a poco muchas puertas como perro de compañía.

Para finalizar, no te pierdas la raza Komondor

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Raza de perro Mudi.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí