dónde comprar un gato

Si has tomado la decisión de comprar en lugar de adoptar, la primera pregunta que te debes plantear es: ¿dónde comprar un gato?. Es importante hacerlo en un lugar que ofrezca completa garantía sobre la procedencia, el trato y la salud del animal. Que pongan a tu disposición la documentación y cartillas de vacunación actualizadas. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos dónde puedes encontrar el gato que deseas.

No te pierdas ¿gato adulto o joven?

Criaderos de gatos

Los criaderos de gatos constituyen una fuente de aprovisionamiento de felinos. Asimismo, las grandes asociaciones de aficionados a los gatos tienen clubs de crianza afiliados a ellas, y sus miembros pueden proporcionarte la información necesaria.

comprar gato en criadero

Los anuncios en las revistas sobre animales y en los periódicos son otra fuente de información para quien intenta comprar un gato con todas las garantías de salud.

Del mismo modo, en la actualidad, casi todos los criadores de gatos cuentan con una web donde puedes informarte y ver fotografías.

Tiendas de animales

Si estás buscando un felino, tienes numerosas fuentes a tu disposición. La mayor parte de las tiendas de animales venden gatos, y un vendedor responsable respaldará cada venta con una garantía de sa­lud.

comprar gato en una tienda

Si compras tu gato en una buena tienda de animales, podrás también adquirir en ella los accesorios necesarios y posiblemente encuentres también los alimentos que tu mascota puede necesitar.

Las tiendas de animales de prestigio se interesan por establecer con el cliente una relación con vistas al futuro, y harán todos los intentos necesarios para tratarte responsablemente.

Cuánto pagar por un gato

La variedad de precios de los gatos es extremadamente am­plio. Un criador experto sabe cómo se desarrollan sus animales, y su opinión acerca del potencial de un gatito debiera ser muy tenida en cuenta por un comprador potencial.

Muchas veces un criador reducirá el precio de un gatito si el comprador tiene la intención de exhibirlo, puesto que esto beneficia al criadero.

Si compras un gatito bajo esas condiciones, tendrás la obligación moral de cumplir la promesa hecha al criador. Contraerás la misma obligación moral si compras un gatito para la reproducción.

La mayoría de los criadores cooperan cuando creen que los compradores son serios en estos asuntos. Un criador puede acordar un plan de pagos con el comprador de un ejemplar caro; normalmente esto se establece por escrito en un contrato de compraventa.

Los precios varían según la raza, el color y el sexo. En algunas zonas, ciertas razas son más fáciles de conseguir que otras y por lo tanto son menos caras que en una zona donde la raza sea más escasa. Además, algunas razas son más caras que otras simplemente porque son más populares.

Mucha gente piensa que si pagan un buen precio por algo, ya sea que se trate de un refrigerador, un vestido, una casa o un animal de compañía, cuidarán más de ello.

Aunque esto no sea siempre cierto, la mayoría de las personas tenemos tendencia a valorar más aquello por lo que hemos pagado un alto precio.

Finalmente, si consideras que estás comprando algo que debería durar mucho tiempo, verás que no está gastando dema­siado por un amigo que te pro­porcionará muchas alegrías y muchas horas felices durante un extenso período de tiempo.

La espera por el gato adecuado

Cuando hayas considerado cuidadosamente la raza, color y sexo del gato que te gustaría tener, estarás preparado para comprarlo. No compres el primer animal que veas, a menos que sea justamente lo que tenías en mente.

Todos los gatitos son atractivos y encantadores, pero deberías tener en cuenta que cuando sean adultos su aspecto y personalidad serán diferentes. Es posible que tengas que esperar hasta conseguir un gato del color o sexo que prefieras, pero esa espera te evitará posteriores desilusiones.

Recuerda que tu animal de compañía vivirá contigo durante muchos años. No compres un gato con la intención de tenerlo solo hasta que consiga uno del tipo exacto que deseabas.

Antes de comprar un gato

Recuerda revisar el gatito pa­ra ver si tiene pulgas, ácaros de las orejas y parásitos similares.

Consigue un historial médico com­pleto del gatito y un listado de su dieta hasta el momento de la compra. Naturalmente, si estás comprando un gato de raza, no debes olvidar sus papeles y documentación.

¿Gato de compañía, reproductor o ejemplar de exhibición?

Un gato de compañía es eso, un animal de compañía. No se le pide más que compañía y afecto.

Por las razones que sean, un gato clasificado como animal de compañía no cumple las normas de calidad (estándares) ideales de la raza (establecidos y revisados regularmente por expertos). Con frecuencia solo el aficionado más experto es capaz de detectar cuáles son las limitaciones de un gato de compañía.

Un reproductor es un gato de calidad superior usado para pro­ducir gatitos. El propietario responsable no hace criar a sus hembras más de tres veces cada dos años.

Un macho semental puede aparearse con varias hembras durante el año, pero periódicamente hay que dejarlo descansar para que pueda recu­perarse.

Los gatos de exhibición son los que un propietario considera sus mejores ejemplares del estándar ideal de la raza. Si se los exhibe regularmente, estos gatos requieren de muchos cuidados y acicalamientos, y por lo tanto consumen buena parte del tiem­po de su propietario.

Muchos ma­chos sementales son también ejemplares de exhibición, pero la mayor parte de las hembras ex­hibidas no tienen crías durante el período de su vida en que se las exhibe, ya que evidentemente la reproducción impone excesivas demandas sobre las óptimas condiciones que se piden a una gata de exhibición.

Hasta aquí hemos explicado qué significan los términos ani­mal de compañía, reproductor y ejemplar de exhibición cuando se los usa en el contexto de la afición por los gatos.

Como un posible propietario de un gato, tu principal interés estriba en comprar un gato sano de una ra­za determinada, posiblemente de un determinado sexo o edad, y probablemente de un cierto co­lor o colores.

Si has seleccionado cuidadosamente lo que querías, y has tenido la paciencia de esperar hasta conseguirlo, tienes casi ga­rantizada una larga y agradable relación con un maravilloso animal.

Ya sea que decidas comprar un gato de compañía, un repro­ductor o un ejemplar de exhibición, trátalo siempre como un animal de compañía.

El contacto afectuoso entre tu gato resalta la relación entre ser humano y animal. Contribuye al bienestar y al buen temperamento del gato, aumentando al mismo tiempo su propio disfrute, comprensión y aprecio por el animal.

Para finalizar, no te pierdas cómo ser criador de gatos

¿Quieres saber más sobre gatos?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos haberte ayudado con este artículo titulado Dónde comprar un gato.

Si quieres conocer más curiosidades sobre el mundo animal, entra en la categoría animales o mascotas. Para información sobre el comportamiento o salud de los gatos pulsa aquí.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí