comportamiento leones

Aunque pueda parecer extraño, el león es el único felino que en estado salvaje vive en grupo. Otros felinos como el tigre, la pantera, el leopardo o el jaguar, viven en solitario. En cambio, los leones pasan la mayor parte de su vida en compañía de otros ejemplares. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo es la estructura social y comportamiento del león.

No te pierdas cómo duermen los leones

La manada de leones

Los leones son animales muy sociables. Viven juntos en grupos familiares (manadas) compuestos por algunos machos, varias hembras (hasta doce), muchos jóvenes de ambos sexos menores de tres años y un cierto número de cachorros.

Una manada está compuesta por un número de Individuos que oscila entre 4 y 37 individuos. Estos grupos pueden estar divididos a su vez en sub-grupos más pequeños y su tamaño depende de la abundancia de presas y de especies competidoras.

cómo es una manada de lones

Dentro de la manada cada uno tiene su rol. El papel de los machos es el de delimitar los territorios y el de las hembras son las encargadas de cazar para todos y criar a los cachorros.

Un león puede ser expulsado del grupo por otro macho que se enfrente a él. En cambio, Las hembras siempre permanecen dentro del grupo.

En las sabanas abiertas donde habitan, los leones sólo necesitan desplazarse un máximo de 8 km y pasan de dos a tres horas al día intentando conseguir alimento, permanecen el resto del tiempo descansando y durmiendo.

Las hembras o leonas están emparentadas y pueden ser abuelas, madres, hijas, hermanas, primas o tías.

Los pequeños cachorros no solo son criados por su madre. También pueden cuidar de ellos otras hembras de la manada.

Defensa de los leones

Los leones mantienen a los machos rivales alejados del área donde vive su manada caminando alrededor, rugiendo y marcando las rocas y los árboles con orina. Son más lentos que las hembras y pueden ser vistos fácilmente por la presa.

cómo atacan los leones

Por eso, dejan que ellas hagan la cacería y simplemente aparecen para comer después. Las hembras los dejan comer primero.

Ambos sexos pueden marcar el territorio, bien impregnando la vegetación con una esencia fuerte producida por las glándulas odoríferas que poseen los machos, bien emitiendo rugidos que advierten de su presencia a manadas erráticas o a machos nómadas.

Los machos de la manada tienen que estar alerta por si otros machos más jóvenes andan rondando en busca de algún grupo de hembras del que adueñarse.

Si un macho más pequeño se da cuenta de que está en desventaja, la confrontación no suele terminar en lucha.

En el caso de que haya una pelea, la melena también ayuda a amortiguar los golpes y dentelladas del oponente.

Cada noche, al ponerse el sol, patrullan por su territorio, dejando en él su marca. Lo hacen rociando de orina los árboles, los troncos, las rocas y otros hitos adecuados.

También anuncian su presencia rugiendo con fuerza. Esas manifestaciones mantienen alejados los leones del vecindario. La operación dura cerca de una hora al crepúsculo y se repite al alba.

¿Quién es el león alfa?

El dueño de la manada es, sencillamente, el león más fuerte. Se peleará con otros machos y será el que resulte vencedor quién dirija el grupo.

Si el macho alfa de una manada es demasiado viejo o está herido, puede darse el caso de que llegue un león más joven y fuerte que lo desafíe. Se batirán en combate y el ganador será el “rey de la manada”.

Si los nuevos machos vencen en el combate, lo primero que hacen como nuevos propietarios de la manada es matar y devorar todos los cachorros.

Éstos pertenecen a los machos viejos, ahora expulsados, y los nuevos machos están decididos a no malgastar sus energías criando cachorros de otros.

Como resultado de esta matanza, las hembras dejan de producir leche. En cuanto llega ese momento, se encuentran dispuestas a aparearse de nuevo.

Así lo hacen con los nuevos machos y, sólo cien días después, esos machos se convierten a su vez en padres de una nueva camada.

Eso significa que, tras esos nacimientos, cuidarán sus propios cachorros y no los de otros leones. Si no eliminaran los cachorros anteriores, las hembras seguirían amamantándolos, lo que impediría el apareamiento. Así, la matanza acelera la “toma de posesión” por parte de los nuevos machos.

Los nuevos machos que han tomado posesión de una camada son tan bondadosos y atentos con sus propios cachorros como feroces con los de los demás. Dejan que su prole juegue a su lado e incluso que les muerda el rabo, sin quejarse demasiado.

Caza de león

Los leones no cazan todos los días. La leona caza al acecho, con una breve carrera. Utiliza más la vista y el oído que el olfato, y su elemento esencial de éxito es la sorpresa.

Inmediatamente después de derribar la presa, la asfixia a por la garganta. A la hora de comer los machos dominantes comen primero, seguido por las hembras adultas, los jóvenes y los cachorros.

En la caza coordinada, los leones rodean a las presas y las impulsan hacia la emboscada. Es muy raro que los machos participen en la caza. Te recomendamos que veas nuestro artículo sobre cómo cazan los leones para ampliar la información.

Los rugidos del león

El rugido del león puede ser escuchado desde 9 km de distancia, suele ser emitido cuando los leones salen de cacería al anochecer, cuando la caza ha tenido éxito y al amanecer.

cómo es el rugido de un leónLos leones emiten otros sonidos, como el suave gruñido que producen cuando los miembros del grupo desean mantenerse en contacto unos con otros.

Si sus compañeros están ocultos, ya sea por la maleza durante el día o por la oscuridad de la noche, esos leves gruñidos sirven de señal para decir simplemente “estoy aquí”.

En momentos de más intimidad, los leones pueden producir su versión del ronroneo de un gato doméstico, que suena como un tierno rumor.

Si están irritados, gruñen y bufan. Si están a punto de atacarse emiten un bronco sonido de tos que anuncia un serio problema. Y si una madre está llamando a sus cachorros, utiliza un suave gemido.

Leones solitarios

Los jóvenes machos pasan a llevar una vida errática durante un tiempo y cuando alcanzan la edad adulta comenzarán a enfrentarse con los machos dominantes de una manada para ocupar su puesto.

Algunos machos continúan siendo nómadas, e incluso aquellos que consiguen liderar una manada permanecen con las hembras por un periodo de tiempo de entre unos pocos meses y unos pocos años.

Al cabo de este tiempo terminan por abandonar el grupo, bien de forma voluntaria, bien por ser expulsado por machos rivales.

Si los machos más jóvenes creen que pueden espantar a los machos dueños de la manada, los amenazarán y, si es necesario, lucharán con ellos por el derecho a encargarse de la manada.

Los machos viejos que han sido expulsados de sus grupos familiares suelen acabar viviendo por su cuenta. Esos leones solitarios son un espectáculo patético. Se ven forzados a alimentarse de presas fáciles, animales que pueden ser capturados sin la ayuda de compañeros de caza.

A veces matan criaturas lentas, como los puercoespines, sólo para acabar con la nariz cubierta de pinchos. Puede que los leones cautivos en los zoos no tengan mucho espacio por donde moverse, pero por lo menos tienen la posibilidad de ir al veterinario cuando sufren.

En libertad, durante sus últimos días, el “rey de la jungla” padece casi siempre sufrimiento e indignidad.

Imágenes del León

En el siguiente vídeo, verás una bonita recopilación de fotos de leones y leonas:

Para finalizar, no te pierdas las características de la jirafa

¿Quieres saber más sobre leones?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Estructura social y comportamiento del león.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría leones, animales o curiosidades.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí