Origen Raza Bulldog Francés

Esta raza proviene del cruce entre terriers, el bulldog inglés y el carlino. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos el origen e historia de la raza Bulldog francés.

No te pierdas otras razas de perro

Origen e historia de la raza Bulldog francés

Independientemente de su tamaño, como la mayoría de los molosos, el bulldog francés es un descendiente de los antiguos dogos del Tíbet. Que llegaron a Europa acompañando a las sucesivas invasiones procedentes de Asia y de África.

cuál es la historia del bulldog francés

Fueron los cruces con otras razas locales, sobre todo con terriers, los que provocaron una progresiva disminución de su tamaño. Y, su relación con otras razas como el bulldog inglés y el carlino es la responsable de su aspecto final.

Las teorías acerca del origen exacto de esta raza son vanadas y, en ocasiones, inconexas.

Además, como sucede con muchas otras razas, los hechos contrastados se mezclan con diversas fabulaciones románticas. Algo, que no deja de tener un punto conmovedor en la historia de un perro que se ha visto convertido en los últimos años en una de las razas más populares en el mundo entero.

Una de las teorías con fundamento más sólido cuenta que, algunos artesanos del sector textil procedentes de Inglaterra se trasladaron a Normandía a mitad del siglo XIX. Huían de la tecnología desarrollada en las Islas Británicas en plena Revolución Industrial.

cuál es el origen del bulldog francés

Dichos obreros, casi todos bordadores de los alrededores de Nottingham, llevaron consigo a sus bulldogs. En su mayoría de tipo ligero y de pequeño tamaño, muy apreciados como mascotas e ideales para ser usados en peleas con apuestas de por medio y como controladores de las plagas de roedores tanto en las casas como en los talleres de costura.

Fruto de estas cualidades, dichos perros se hicieron muy populares en los pueblos. También en las granjas francesas cercanas a los lugares donde se habían instalado los ingleses. Así, que pronto se empezaron a demandar cachorros y se inició la propia cría.

Es muy probable que estos pequeños bulldogs llegados al norte de Francia ya hubieran sido cruzados con algunos tipos de terriers.

Esto habría contribuido a disminuir su tamaño y a darles una mayor agilidad y resistencia, además de incrementar su instinto como rateros.

Otra de las primeras consecuencias de estos cruces con terriers es la recurrente aparición de ejemplares con orejas erguidas, algo que terminó convirtiéndose en signo distintivo de la raza.

Estas “orejas de murciélago” fueron cortadas en un primer momento, pero enseguida se dejaron tal cual crecían, lo que dio a la cabeza del bulldog francés la apariencia que actualmente lo hace inconfundible.

Aunque, como se ha visto, parece evidente que el origen del bulldog francés está en el Reino Unido, su fama mundial trascendió a principios del siglo XX, como algo típicamente parisino. Por lo que fue el apellido “francés”» el que caló en todo el mundo y pasó a quedar para siempre como nombre de la raza, a pesar del lógico desacuerdo de los que defienden su origen británico real.

bulldog francés blue

En efecto, a finales del siglo XIX y principios del XX este can se popularizó como perro de compañía en París, entre las clases más populares: carniceros y camareros. Sobre todo, prostitutas, a las que acompañaba en sus cuartillos. Donde dormía en pequeños cestos ataviados con llamativos collares de plumas.

Esta imagen fue ampliamente captada y difundida por los artistas de la época, quienes plasmaron al bulldog francés en cuadros, carteles y cerámicas. Hasta el punto de que el frenchie, apelativo cariñoso con el que también se conoce a la raza, se convirtió en un icono de la cultura internacional.

La novelista Colette y el pintor Toulouse-Lautrec fueron algunos de los principales adalides de este perro. También contó con admiradores situados entre las capas más altas de la realeza europea. Como el rey de Inglaterra Eduardo VII o la familia imperial rusa.

bulldog francés adopción

También es conocida la historia de un perro de esta raza que fue vendido en Inglaterra por la astronómica cifra de 750 dólares para ser llevado a Estados Unidos. Y que, desgraciadamente, terminó sus días en el naufragio del Titanic.

El primer club de esta raza se fundó en 1880 en París, pero la Sociedad Central Canina francesa no reconoció la raza hasta 1898.

El Comité del Club del Bulldog Francés reformuló el estándar en 1986 y en 1994.

Para finalizar, no te pierdas la raza Bulldog inglés

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Origen e historia de la raza Bulldog francés.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí