El ciclo reproductivo de las cigüeñas comprende varias etapas. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo se reproducen las cigüeñas, cómo hacen sus nidos y cómo es el cuidado de sus crías.

No te pierdas tipos de cigüeña

Cómo se reproducen las cigüeñas

A continuación, te explicamos las etapas que comprende el ciclo reproductivo de las cigüeñas, con todo detalle, para que conozcas en profundidad la reproducción de la cigüeña:

La llegada

La cigüeña, generalmente, está considerada como anunciadora de la primavera, y su retraso o adelanto se asocia con la duración del invierno. Como dice el refranero: «Por San Blas, la cigüeña verás; y si está cerca el verano, más temprano».

Las cigüeñas llegan a las torres de Iglesias y Catedrales algunas ya en diciembre. Muchas lo hacen en enero y la mayoría a primeros de febrero. Depende como nos indica la sabiduría del refranero, de las condiciones climatológicas de la temporada invernal.

Vienen desde lejanas tierras africanas, donde han pasado parte del invierno, y regresan cada año a sus lugares de nidificación, recorriendo en algunos casos hasta 10.000 Km.

Hay parejas que no migran a África, su adaptación a ciertas localidades es tal, que le permite alimentarse, incluso en invierno, y por lo tanto permanecen todo el año en el lugar de nidificación.

La pareja de cigüeñas: comportamiento nupcial

A partir de Febrero, las cigüeñas son cada vez más asiduas a los nidos, aumentan los avistamientos sobre las plataformas y, poco a poco, van habitando torres, espadañas y tejados.

cigüeña reproducción

Las parejas más expertas son las que primero ocupan su «casa», la reconocen y la defiende con mucha agresividad ante parejas jóvenes, que todavía no saben dónde colocarse para criar.

La pasión de esta defensa se debe al fuerte vínculo que une al ave y al nido, al cual son fieles temporada tras temporada.

Los estudiosos de la etología de la cigüeña, aseguran que el nido es importante, también, en el reconocimiento entre los individuos que forman las parejas, de tal forma que, el nido, sería el vínculo de unión.

El macho suele llegar, aproximadamente, una semana antes que la hembra; ésta al llegar, reconoce a su cónyuge en su propio nido.

El hecho es, que después del divorcio invernal, se forman las parejas de cigüeñas, siendo éste e instante en que, el aire de la ciudad, comienza a propagar repetidamente o crotoreo o canto de la cigüeña, llamado por el verbo popular «machacar de ajo» o «hacer el gazpacho».

Al crotorear las contorsiones que realizan son muy espectaculares; inclinan el cuello hacia atrás, hasta rozar con la cabeza el plumaje del dorso o espalda, lanzando, de forma espasmódica, el tableteo al aire.

Cada vez que se produzca el reencuentro en la plataforma nidal, esta pauta de comportamiento será repetida a modo de saludo o bienvenida.

Nido de la cigüeña

cómo construye el nido la cigüeña

En la construcción del nido, intervienen, de igual a igual, ambos sexos.

El macho trabaja con mayor frecuencia de acarreador de material y la hembra «hace la casa», colocando y entrecruzando ramas, para formar una estructura sólida y acogedora.

Si la pareja ha vuelto al nido de años anteriores, la labor será la de restauración, adecuando el nido y dejándolo en condiciones habitables para la puesta y la cría.

La labor a realizar depende del deterioro sufrido, debido (siempre que no haya intervenido el hombre) a los factores climáticos del invierno. En el caso de nidos de nueva construcción el trabajo es más duro, debiendo dedicar al menos 2 semanas.

Dos preguntas interesantes:

  • ¿Cuánto pesa el nido de una cigüeña?: Pues bien, esta auténtica obra de ingeniería animal pesa aproximadamente 50 kilos.
  • ¿Cuánto mide un nido de cigüeña?: la respuesta es entre medio metro y un metro de altura y de un metro de diámetro.

Como acabamos de comentar, las dimensiones medias de los nidos rondan el metro de altura, su diámetro mide también aproximadamente un metro.

Existe, de todos modos una gran variedad de tamaños, llegando a veces a construirse «rascacielos» de 2 metros y de más de 500 kilos de peso.

Las funciones que tiene que cumplir un nido bien construido, son las de proteger a huevos y polluelos de la humedad y del frío, y, además, hacer menos visible a los adultos durante la incubación.

La construcción del nido por parte de las cigüeñas, parece ser un instinto hereditario en el que interviene poco la experiencia, lo cual es una ventaja para los emparejamientos noveles, que deciden criar por primera vez.

Las características del hábitat en que vive la cigüeña se reflejan en la infraestructura del nido, de modo que, entre los materiales de construcción que utilizan en los pueblos y ciudades se encuentran plásticos, cuerdas, trapos y gomas que acarrean en los vertederos de residuos sólidos, mientras que el uso de estos materiales, desciende a medida que el lugar de ubicación del nido se hace más silvestre.

Para la cigüeña, todas estas pautas tienen como finalidad, preparar su organismo para la reproducción. A través de ellas, se estimula la ovulación de la hembra y maduran las gónadas del macho.

La época reproductora de las aves puede considerarse dividida en tres fases:

  1. Fase de aceleración: en ella se produce el crecimiento de las gonadas, el intento de conseguir pareja y la ocupación del nido.
  2. Fase de culminación: dirigida hacia la ovulación y la cópula.
  3. Fase de reposo: se produce tras la cría, cesa todo comportamiento sexual, y los testículos de los machos se reducen de tamaño.

El cortejo de las cigüeñas presenta dos momentos diferentes:

  • El primero en el tiempo es el cortejo previo al emparejamiento. Tiene como fin la formación de la pareja, después del viaje migratorio.
  • El segundo es el cortejo previo a la cópula. Sus objetivos son la sincronización de la predisposición sexual, la orientación de la pareja hacia el nido y la inhibición de la agresividad entre macho y hembra.

Los hábitos coloniales están muy arraigados en la especie, a pesar de lo cual, las parejas poseen la consciencia de cierto espacio vital, que defienden ante las otras cigüeñas.

Las disputas, en principio, son intimidatorias, pero si no surten el efecto deseado, se llega a veces a una lucha, en la que las cigüeñas esgrimen sus picos contra el adversario que, entonces, si suele darse por vencido.

En algunas iglesias colocan las cigüeñas dos nidos que tan solo se encuentran separados por la veleta. Dos parejas suelen criar todos los años y no se producen altercados que interfieran en el desarrollo de las polladas. La razón puede ser que ambas parejas sean de la misma familia.

Crías de cigüeña

polluelos de cigüeña - Cigüeña con dos crías

Lo primero que debes saber es que las crías de las cigüeñas reciben e nombre de cigoñinos. A poco de llegar la primavera comienzan las primeras puestas.

El cuidado de los huevos y su incubación es tarea compartida, aunque es la hembra, llevada de su instinto maternal, la que pasa más tiempo sobre los huevos. Su compañero la releva, de vez en cuando, para que ella estire las patas y reponga fuerzas.

Los huevos son puestos con intervalos de dos días y su número varía de 2 hasta 6. Son removidos cada poco, para asegurarles el calor necesario en toda su superficie, evitando así, que los embriones mueran de frío.

El pollo, para salir del huevo, se ayuda con un pequeño diente que tiene en el pico y que se denomina carúncula. Es difícil conseguir datos fiables de la proporción de huevos huecos, ya que el ornitólogo, si es responsable, sacrifica el dato científico, para no causar molestias, que pudieran dar al traste con el éxito de la incubación.

cuánto miden los huevos de la cigüeña - cigüeña bebé

En alguna ocasión se pueden observar nidos con cinco pollos.

Pero esto se produce cuando los pollos de nidos cercanos comienzan a andar por los alrededores del nido, a veces, visitan a sus vecinos y se instalan.

Estos encuentros suelen producirse sobre los 40 o 50 días de vida, en los que ya el instinto, lleva a los pollos a «patear» el entorno del nido, y puede incitarles a ello, cuando están hambrientos, el hecho de que el aporte de comida se produzca en el nido de al lado antes que en el suyo.

Los huevos son de color blanco mate de dimensiones medias 80 x 52 mm. En su desarrollo, los cambios morfológicos más evidentes que sufren son:

  • La transformación de color blanco y el aspecto algodonoso de plumón al nacer, que progresivamente va adquiriendo tonos negros hasta llegar al plumaje adulto.
  • La variación de color del pico y de las patas que vira desde un pardo oscuro hasta que empiezan a aparecer en la base del pico y en las patas el naranja vivo final.

Los últimos pollos en salir de los nidos, pueden tener más de una semana de diferencia de edad con respectos a sus hermanos mayores, lo cual ocasiona desventajas a la hora de conseguir el alimento, que los padres regurgitan en el centro del nido y pueden morir de hambre y debilidad.

La sabia naturaleza, no suele desaprovechar nada y, aunque puede parecer una tanto cruel, los pollos que mueren, son devorados por los padres e incluso por los hermanos.

Esta pauta se denomina cronismo y es una forma de control de la natalidad, que es beneficiosa para la especie, sobre todo en aquellos momentos y ambientes en que la comida escasea.

Si la comida abunda los pollos mayores satisfarán su apetito y quedará suficiente alimento para el benjamín.

Como solución a este problema, algunos grupos conservacionistas están realizando una campaña de recogida de pollos de difícil supervivencia, para trasladarlos a otros nidos donde sólo hay uno o dos pollos, procurando que estén en parecido estado de desarrollo que los cigoñinos adoptados, para que sean criados por los padres adoptivos, como si fueran hijos propios.

En días calurosos, los adultos aportan el agua necesaria, dejándola caer de sus picos sobre los pollos, de modo que estos no sólo beben, sino que en cierta forma son «duchados» por sus padres. Además les protegen del sol y de la lluvia extendiendo las alas sobre sus cabezas.

Qué comen las crías

En los días de finales de la primavera y primeros del verano, el acarreo de comida es continuo, primero las presas son troceadas, luego, a medida que los pollos van creciendo, se aportan animales enteros. La dieta suministrada es muy variada y depende de la localidad donde se encuentre instalado el nido.

Los pollos necesitan alimentos ricos en proteínas para su crecimiento. Así son frecuentes los aportes de ranas, sapos, culebras lagartos y pequeños roedores. También, peces entre los vertebrados y langostas, saltamontes, grillotopos y escarabajos entre los insectos.

Cuándo vuelan las crías de cigüeña

Cerca de los 45-50 días de vida los pollos son inquietos, recorren los alrededores del nido y aletean insistentemente como si quisieran despegar.

A veces, estos ejercicios se realizan a instancias de los padres. Sienten que ha llegado el momento de preparar a sus hijos. Para que el día en que se lancen al aire por primera vez, puedan remontar el vuelo y evolucionar con la suficiente habilidad. Que les permita salvar los edificios o los árboles que rodean el nido.

El tiempo que tardan los cigoñinos en realizar su primer vuelo es, aproximadamente, el doble del que duró la incubación, por lo tanto, como ésta suele durar 30 días, es alrededor de 60 después de su nacimiento. La mayor parte de los volantones, inician sus evoluciones en el aire entre torres, gárgolas y arbotantes.

Su inexperiencia les hará a veces chocar contra las paredes o aterrizar de bruces. En días de fuerte viento puede resultar mortal para alguno de ellos. Como indica el sabio refranero:

  • «El día de San Juan, salen los cigoñinos a volar.»
  • «Por san Pablo, cigüeña al campo.»

Emancipación de las crías de cigüeña

La familia de cigüeñas permanece unida todavía 2 o 3 semanas. En ellas los pollos aprenden a alimentarse por su cuenta, a remontarse en espiral sobre las corrientes de aire caliente (térmicas) y a relacionarse con otros jóvenes. Todo ello encaminado a prepararse bien para la migración.

Por las noches la familia al completo duerme en el nido, pero los lazos empiezan a aflojarse y ya se presiente la cercana emancipación.

Los pollos de las cigüeñas se dice que son nídícolas, al contrario de los de otras aves, de los que se dice que son nidífugos. Las aves han adoptado, en su evolución, dos soluciones para el desarrollo de las crías después de su salida de los huevos:

  1. Pollos nidífugos son aquellos que, tras la eclosión de los huevos, pueden caminar o nadar y capturar el alimento por sí mismos. Ejemplos típicos son los pollos de la Perdiz Roja y de la Avutarda.
  2. Pollos nidícolas, que nacen ciegos y desprotegidos, dependen totalmente de sus padres en ese momento, tanto para la alimetación como para proporcionarles el calor necesario. Este es el caso de la familia de las cigüeñas y de la de las garzas, por poner dos de los más conocidos ejemplos.

Para finalizar, no te pierdas la relación del hombre y la cigüeña

¿Quieres saber más sobre cigüeñas?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo se reproducen las cigüeñas.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría cigüeñas, aves exóticas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí