Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Cómo cepillar a un gato

cómo cepillar gatos

Todos los dueños tenemos que dedicar al menos un rato al aseo de nuestro gato. No obstante, este tiempo dependerá de si el animal sale o no de casa, de si tiene el pelo corto o largo. Una de los trabajos más importante de higiene y mantenimiento de tu mascota es el cepillado. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo cepillar a un gato.

No te pierdas cómo cuidar a un gato

Por qué hay que cepillar a los gatos

Muchos gatos no necesitan ser cepillados; sin embargo, esto debería ser una parte de tu relación con él. Además, te ofrecerá la oportunidad de comprobar si tu gato está sano, y será de agradecer si éste necesita ayuda para lavarse.

Si se les coge y sujeta de la manera adecuada, la mayoría de los gatos se sienten seguros en brazos.

con qué cepillar a un gato

Es mejor cepillar al gato en el exterior porque así la suciedad, los pelos y las pulgas se mantienen fuera de la casa. Los lugares más cercanos para el cepillado son el porche o el baño. Si lo hace dentro, coloca a tu gato sobre un papel o un plástico.

Examínale los oídos, los ojos y las patas, y límpiale los oídos con un algodón mojado en aceite de oliva y la zona de los ojos con un algodón húmedo. Obsérvale los dientes semanalmente y límpiaselos para evitar la acumulación de sarro. Lima también las uñas.

Los gatos salvajes de pelo largo mudan el pelo en primavera pero los gatos domésticos mudan durante todo el año, por lo que necesitan ser cepillados a diario.

Cómo cepillar a mi gato

No es necesario cepillar a diario a los gatos de pelo corto. Dos sesiones de media hora a la semana deberían ser suficientes. Si hay zonas donde el pelaje se presenta estropeado, trátalas con un peine de púas.

cómo peinar a un gato

El proceso que debes seguir para cepillar a un gato es el siguiente:

  1. Quita el polvo, pelos o parásitos del gato usando un peine metálico fino de la cabeza a la cola.
  2. Puede usarse un cepillo de goma con mantos cortos gruesos.
  3. Un cepillo de cerda suave es mejor para los gatos con mantos muy cortos y finos.
  4. Ahueca el manto con una manopla para el aseo, una pieza de seda o un trozo de gamuza.

Para realizar un buen cepillado a tu felina mascota necesitarás:

  1. Un cepillo para sacar brillo para las colas de pelo largo.
  2. Un cepillo metálico y de cerda.
  3. Un peine de púas gruesas y finas para el pelo.
  4. Un cepillo de dientes para la cara.

Para pelajes con grasa, utiliza polvos de talco o compra un producto de limpieza en seco y quítalo rápidamente con un cepillo. Para dar brillo al pelo se pueden utilizar paños de seda, terciopelo o cuero.

Cómo cepillar gatos de pelo corto

Desde un buen principio, habitúa a tu gato de pelo corto a que lo peinen cada tres o cuatro días. Emplea un peine de púas cortas y tupidas.

Empieza a peinarlo por el pescuezo y continúa hacia la cola, siguiendo la dirección del pelo. Presta especial atención a los cuartos traseros y otras zonas sensibles. Luego, vuelve a peinarlo con un cepillo de goma.

Los aceites naturales que tienes en la palma de la mano son excelentes para alisar el pelo del gato. Acariciarlo a diario puede ser tan eficaz como cepillarlo.

Si tu gato tiene una herida que requiere medicación, pídele al veterinario que te prescriba un medicamento en polvo en lugar de una pomada. Los gatos las detestan y harán todo lo posible por lamérselas. En cambio, los productos en polvo son menos molestos y aceleran la cicatrización de la herida.

Si lo deseas, pasa una gamuza de seda por el pelaje del gato para darle el toque final.

  1. Primero, peina al gato con un peine metálico de púas finas. Fíjate bien para detectar cualquier indicio de pulgas o parásitos.
  2. Repite el proceso con un cepillo de goma. Te permitirá hacer más presión sobre el pelaje sin producirle molestias al gato.
  3. Después de peinar y cepillar a tu gato, pásale la palma de la mano por el pelo y, para darle el toque final, una gamuza de seda.

Cómo cepillar a gatos de pelo largo

Si tienes un gato de pelo largo, necesitarás más tiempo para su cepillado. Aparte del tiempo que invertirás cepillándolo mientras se seca después de cada baño, deberás prodigarle cuidados diarios.

Pueden quedársele trozos de materia fecal pegados alrededor del ano y de las ancas que él será incapaz de quitarse por sí solo y serás tú quien deberá hacerlo en su lugar.

Antes de empezar a peinar a tu gato de pelo largo, espolvoréale el pelo con harina de maíz o tierra de batán y luego hazle un masaje para extender los polvos de forma homogénea.

Cómo deshacer los enredos

Para deshacer los enredos debes emplear un peine de púas anchas y separadas, del pelo. Si los enredos son graves, deshaga todos los nudos o enredos tal vez necesite cortarlos con la tijera.

Emplea un peine de púas anchas para deshacer los enredos. Presta especial atención a las ancas, cola y vientre. Puedes peinar esta parte poniendo al gato boca arriba encima de tu regazo. Convierte esta práctica rutinaria en un momento agradable y combina el afecto con el juego.

Aunque lo peines a diario, si su gato tiene el pelo muy recio sudará y se le formarán enredos en la zona del vientre que deberás cortar con unas tijeras de punta roma.

Deshaz los enredos cuanto puedas con los dedos y luego sujeta la piel del gato con un dedo para evitar pellizcársela con las tijeras.

Si, por cualquier motivo, no has cepillado a tu gato a diario y se le han formado enredos que no puedes deshacer, debes acudir de inmediato a un peluquero de gatos o a tu veterinario.

Si no eliminas del todo los nudos, el pelo acabará enredándose tanto que pellizcará dolorosamente la piel del gato.

Cómo dar volumen

Para finalizar, pasa un cepillo suave por todo el cuerpo, incluyendo la cola y las patas. Acaba cepillándolo a contrapelo para darle volumen.

Necesitarás un cepillo suave para dar volumen a la gorguera (el pelo que hay alrededor del cuello del gato). Y presta especial atención a los dedos.

Los gatos de pelo largo pueden tener penachos en los pies que son de una gran belleza pero pueden enredarse tanto como el pelo del cuerpo. Para dar el toque final, cepilla o peina el pelaje a contrapelo para darle el volumen que desees y consideres necesario.

Cepillado del gato después del baño

Si el pelo de tu gato está muy sucio o tiene grasa tendrás que bañarlo. Es probable que a tu gato no le guste el agua, así que pon todo tu amor y atención para que el baño no se convierta en una batalla campal. Te ayudará leer cómo bañar a un gato.

Cierra todas las puertas y las ventanas para evitar corrientes de aire. Coloca una alfombra de goma en la bañera o el lavabo para evitar que el gato se escurra.

Llena la bañera con unos 5 o 10 cm de agua templada y utiliza un vaporizador para mojar al gato. El agua debería estar a temperatura corporal, 38 °C aproximadamente.

Enjabónalo con un champú para bebés o para gatos. Acláralo con agua templada, y sécalo con cuidado con una toalla o un secador. Evita las corrientes hasta que el gato esté seco. Péinelo con cuidado.

  1. Aplica polvos para limpiar en el manto.
  2. Mézclalo hacia dentro del manto empezando por la cola hacia la cabeza.
  3. Cepilla el manto por completo, quitando los polvos y separando el manto de la piel.
  4. Use un peine ancho de la cola a la cabeza para asegurarse de que no hay enredones, con especial cuidado en las partes interiores.
  5. Limpia los ojos, nariz y dentro de las orejas con algodones húmedos o un cepillo pequeño.

Para finalizar, no te pierdas por qué ronronea mi gato

Si quieres escuchar en audio el contenido de este artículo, tienes el siguiente vídeo:

¿Quieres saber más sobre gatos?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos haberte ayudado con este artículo titulado Cómo cepillar a un gato.

Si quieres conocer más curiosidades sobre el mundo animal, entra en la categoría animales o mascotas. Para información sobre el comportamiento o salud de los gatos pulsa aquí.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *