Criar pájaros constituye un placer, a la vez que una ciencia relacionada con el aprendizaje de la genética. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo criar canarios y todo lo relacionado con esta labor y sus polluelos.

No te pierdas tipos de canarios

¿Cómo puedo hacer criar a mis canarios?

Tras las primeras crianzas de canarios, este ámbito se ha ido desarrollando hasta el punto de formar parte de una actividad completa, conocida con el nombre de canaricultura.

En realidad, la cría de canarios se encuentra entre las más antiguas e importantes entre la cría de pájaros. Hoy en día, esta también forma parte de algunos programas de conservación de la especie.

Algunos pájaros se han conservado gracias a la reproducción en cautividad, otros son el objeto de programas de cría especializados. Muchos de los criadores trabajan también con este objetivo.

Algunas especies de canarios se encuentran amenazados en su país de origen, y está prohibida su exportación, por lo que los criadores adoptan poco a poco la función de “presentadores” de pájaros o de “banco de genes”. Por otro lado, muchos de los pájaros que se venden en tiendas provienen de criadores franceses o, en mayor medida, de criadores europeos.

Periodo de reproducción de los canarios

cómo se reproducen los canarios

Para todos los amantes de los pájaros, el periodo de reproducción representa el momento más esperado, así como el más sensible de la cría. El momento más esperado porque ofrece la posibilidad de observar comportamientos que suelen ser espectaculares, como los cantos amorosos, la parada nupcial, el apareamiento, la construcción del nido, la puesta o la alimentación de los pequeños…

Comportamientos fascinantes que normalmente son muy difíciles de observar en el medio natural, y que puede disfrutarse en cautividad. Pero para tener el privilegio de asistir a un espectáculo así, deberás observar a tus pájaros siempre desde lejos: si desea que se reproduzcan, su intimidad no debe verse afectada en ningún momento.

El periodo de reproducción es una etapa eminentemente sensible y exige a la par mayor precaución por parte de los criadores, que deben velar porque los pájaros tengan siempre suficiente espacio, que estén bien cuidados y bien alimentados, y que dispongan de material para construir un nido.

Sin embargo, algunas parejas no llegan a reproducirse inmediatamente a pesar de contar con las mejores condiciones. No se desanime, se trata de un problema frecuente. Conseguir que se reproduzca en cautividad, para un animal representa anidar en un medio artificial.

Así, para alcanzar la máxima posibilidad de éxito, debe respetar ciertos principios… y demostrar que tiene mucha paciencia.

Principios básicos para la cría del canario

epoca celo canarios

  1. Muéstrate humilde escogiendo especies difíciles. Si algunas especies como el canario de lomo blanco, el canario de corona amarilla o el canario de cabeza negra se reproducen bastante bien, el canario común es, de las nueve especies de canarios domésticos, la que se reproduce más fácilmente en cautividad.
  2. Comprueba la conformidad de las parejas. La mayoría de los fracasos tienen su origen en que la pareja en cuestión en realidad resulta ser… de pájaros del mismo sexo. Si, después de una o dos estaciones, tus pájaros aún no se han reproducido, compruebe con la ayuda de un criador o de un veterinario especializado que se trata realmente de macho y hembra.
  3. Escoge bien a tus canarios. La pareja escogida para reproducirse no debe ser ni demasiado vieja ni demasiado joven. Los canarios se reproducen a partir de un año y hasta los cuatro. Puede intentar que se reproduzcan incluso antes, pero las hembras demasiado jóvenes tienen tendencia a retener los huevos y a veces descuidan a sus pequeños.
  4. Ofréceles el máximo de espacio. En periodo de reproducción, los canarios se vuelven agresivos de golpe: pájaros que hasta el momento se entendían perfectamente pueden volverse agresivos entre ellos. Para evitar la aparición de enfrentamientos violentos, la jaula o la pajarera no debe estar superpoblada en ningún caso. Algunas especies, como el canario de frente amarilla, el canario de lomo blanco o el canario de cabeza negra, también tienen que estar separadas por parejas en jaulas de cría (jaulas reservadas a la reproducción) o en una pajarera, separadas por una reja.
  5. Muéstrate astuto. Si varías parejas comparten una misma jaula o pajarera, instala siempre más nidos que parejas. Los pájaros tienen que poder escoger el emplazamiento de su nido, que mejorarán gracias a los materiales (ramas, espuma…) que les dejes a su disposición.
  6. Cuida el régimen alimentario de tus pájaros. La alimentación debe ser ante todo rica en grasa, y también en calcio y en alimentos preparados para la cría. Desde que se inicia el periodo de reproducción, hay que añadir cada día a la mezcla habitual de los pájaros más se millas oleaginosas (girasol, cañamón…), además de semillas germinadas, esenciales para que las hembras puedan adquirir reservas para todo el tiempo que dure la cría. Durante la puesta, añada calcio en forma de hueso de sepia o de bloques de minerales.
  7. Elimina cualquier riesgo de agresión. Desde las seis semanas de vida, los pájaros jóvenes deben estar bien separados de sus padres para que no puedan llegar a entorpecer en las siguientes nidadas. Coloca un enrejado en la jaula (o en la pajarera) para aislar a los pájaros de los adultos.
  8. Evita las sorpresas desagradables. Córtale las uñas a las hembras desde el principio del periodo de reproducción: esta precaución evita que perforen los huevos o dañen a sus pequeños.
  9. No tientes a la suerte improvisando hibridaciones peligrosas. Haga reproducir exclusivamente a parejas de la misma especie, y por supuesto, únicamente a pájaros en buen estado de salud.
  10. Limita el periodo de reproducción a tres meses. Después de una o dos nidadas sucesivas, retirar el nido impide que los pájaros continúen reproduciéndose. Si incitas a tus pájaros a reproducirse demasiado a menudo corre el riesgo de debilitar a las hembras y de conseguir superpoblación.
  11. Respeta la intimidad de tus pájaros. Moléstales lo menos posible y espera que acabe el periodo de reproducción para limpiar la jaula (o la pajarera) por completo. Entonces podrás retirar los nidos y los materiales de construcción, lavar y desinfectar los refugios para poder reutilizarlos al año siguiente.

La estación amorosa de los canarios

¿Cómo se puede detectar el inicio del periodo de reproducción?. Observando a los canarios. Desde principios del mes de abril, los pájaros reaccionan a la llegada del calor y a los cambios de luz modificando su comportamiento.

Relacionados con la secreción de hormonas sexuales, el humor del macho y de la hembra cambia rotundamente: los pájaros están más nerviosos, los machos se vuelven irascibles y agresivos, entregándose a una feroz competición para seducir a las hembras, más agitadas bajo el efecto de los cantos y las ofrendas de comida…

Desde los primeros encuentros amorosos hasta la emancipación de los pajarillos, el periodo de reproducción se extiende hasta el final del verano. Además, todo el ciclo esta formidablemente programado por la naturaleza: las parejas se encuentran en mejor forma cuando llega la primavera porque se han pasado todo el invierno acumulando reservas. En cuanto a los pajarillos, se benefician de las mejores condiciones climáticas para llegar al mundo.

Parejas buenas y malas de los canarios

mis canarios no crian

En principio, los pájaros escogen solos a un compañero amoroso siguiendo criterios que se nos escapan. Si tienes varias parejas en una misma jaula o pajarera, no tendrá que intervenir. Si los observas, enseguida veras que parejas son las que se han formado.

La pareja tiende generalmente a aislar a los otros pájaros: el macho y la hembra están muy unidos, y se dedican atenciones recíprocas, los vemos dormir juntos, limpiarse con regularidad o apretándose uno con otro.

Si sólo tienes dos pájaros, no espere al último momento para juntarlos. Haz las presentaciones en otoño, instalando al macho y a la hembra en jaulas separadas por una división que les permita habituarse progresivamente uno a otro.

Podrás juntarlos después de una o dos semanas de adaptación. El caso de incompatibilidad entre un macho y una hembra de la misma especie son verdaderamente raros.

Las primeras parejas o errores de emparejamiento son desgraciadamente muy frecuentes en las especies que no presentan ningún dimorfismo sexual.

¿Cómo estar seguro del sexo de los pájaros si no hay nada que los diferencie a simple vista?

Fuera del periodo de reproducción, la distinción a menudo resulta imposible. El resultado de una confusión como esta es el siguiente: dos machos no construyen prácticamente ningún nido, mientras que dos hembras construyen normalmente un nido demasiado voluminoso. También es posible que las hembras pongan una docena de huevos (sin fecundar) entre las dos.

Una vez constatado el error, puede repararse cambiando a las parejas. En este caso, todos los criadores aconsejan dejar a las hembras algunos días de reposo. La puesta, aunque haya sido improductiva, cansa mucho a los pájaros.

Comportamientos amorosos

Observa a tus canarios para saber cuándo están preparados para reproducirse: el apareamiento tiene lugar siempre después de un tiempo de seducción reciproca en el seno de la pareja.

Además, los encuentros amorosos de los canarios son bastante hermosos de observar es el momento en que los machos producen sus cantos más bonitos, a la vez que hacen ofrendas (comida, ramitas, etc…) a las hembras deseadas.

Cortejadas con grandes esfuerzos y demostraciones amorosas, las hembras son las únicas que deciden el momento del apareamiento. Normalmente se produce durante el atardecer, siguiendo un ritual inmutable: encaramada en una barra, las patas separadas, la cabeza hacia atrás, la hembra incita así al macho a la copulación.

Por eso, las barras o perchas tienen que estar bien sujetas, sin que estén demasiado arriba de la jaula o de la pajarera, para permitir que el macho monte a la hembra. Estos acoplamientos siempre son cortos duran apenas unos segundos, y se repiten varias veces hasta que la hembra queda fecundada.

La puesta de los canarios

Las hembras suelen empezar la construcción del nido desde que se producen los primeros apareamientos, se encuentran nerviosas y agitadas y entran en una fase de gran actividad. Buscan el lugar propicio o los materiales necesarios para su labor de futura mamá.

Por eso, debe dejarse a disposición de los pájaros un soporte de nido (cesta de plástico o de mimbre, recipiente de barro…) y material de relleno (espuma seca, algo de lana…). Evita el heno y el algodón porque suelen estar contagiados de esporas de hongos responsables de infecciones.

Una vez instalado el nido y surtido de los materiales de relleno, la puesta puede empezar desde el primer día. Siempre se produce a primera hora de la mañana y se alarga varios días, a razón de un huevo por día.

El número de huevos varía según las especies, según los años y las nidadas. A veces sucede que hembras mal preparadas ponen uno o dos huevos claros, momento bastante delicado en que la hembra no debe ser molestada. Déjala incubar sus huevos sin intentar comprobar si todo va bien.

La incubación de los canarios

cuanto tardan en nacer los canarios

La incubación normalmente se inicia desde la puesta del segundo huevo y dura alrededor de dos semanas. Durante todo este periodo, la hembra se queda en el nido, a menudo alimentada por el macho para evitar que esta abandone la nidada.

Los huevos se mantienen al calor de las plumas de su madre, y se van girando con regularidad para mantener el contacto con el calor de su cuerpo. Por otro lado, es bastante frecuente que la hembra pierda algunas plumas en la zona del vientre (placas de incubación) en las partes que están en contacto con los huevos.

Incluso en este caso, la hembra no tiene que ser molestada en ningún caso: una hembra que se siente amenazada puede abandonar sus huevos. Piensa en dejar un recipiente con agua a su disposición para que pueda bañarse, así podrá volver al nido con el plumaje aún mojado y mantendrá los niveles necesarios de humedad indispensables para el correcto desarrollo de los embriones.

Es evidente que ni la hembra ni los huevos deben estar expuestos a bruscos cambios de temperatura. Unos días después de la incubación, puede aprovechar la ausencia momentánea de la hembra para comprobar que los huevos están fecundados.

Estos siempre deben ser manipulados con mucho cuidado, ya que las cascaras son aún muy frágiles y se rompen con facilidad. El método consiste en coger cuidadosamente cada huevo con una cuchara y exponerlo a la luz.

Se ve perfectamente si el huevo contiene embrión o si, por el contrario, es transparente (está vacío). Si todo sucede como estaba previsto, los pajarillos nacerán en unos días, sanos y salvos.

Una manera de controlar la reproducción

En materia de reproducción, la regla es sencilla: la instalación de nidos incita a los pájaros a reproducirse; su ausencia, por el contrario, evita la reproducción. Por lo tanto, resulta un medio eficaz de controlar la reproducción y sobre todo, evitar la superpoblación en las pajareras.

Las crías

polluelos de canarios

La eclosión de los huevos se produce alrededor de quince días de espera. Si se trata de su primera nidada, corre el riesgo de cogerle por sorpresa la aparición de nuevos inquilinos… Los pajarillos llegan al mundo con un aspecto bastante desdichado, con los ojos cerrados y el cuerpo desproporcionado, recubierto tan solo por un ligero plumón erizado.

Pero rápidamente se convierten en pequeños pajarillos preciosos. A los tres días, el plumón se refuerza para recubrir casi todo el cuerpo; desde el sexto día, y a partir del decimotercer día incluso, se llegan a formar las primeras plumas.

El crecimiento de los pequeños se produce a una velocidad fulminante: los pajarillos abren los ojos en el sexto día y no tienen ninguna zona sin plumas desde que tienen quince días; en ese momento ya se han convertido en vistosos pajarillos, con variados colores según la especie, preparados para abandonar el nido.

Hasta esta fecha, los pequeños son totalmente dependientes de sus padres. Desde su nacimiento, las crías se secan con el contacto de su madre, y esperan que le den su primer bocado, y cabe decir que los pajarillos parecen estar siempre hambrientos.

Entonces macho y hembra entran en un periodo de intensivos cuidados para proporcionar a sus crías alimentos predigerídos y cada vez más sólidos. Por esta razón, las semillas germinadas son convenientes para alimentar a los más pequeños: de consistencia más suave, son fácilmente licuadas hasta convertirse en una especie de papilla.

Con la edad aproximada de un mes, los pajarillos se independizan, aunque a veces pueden ser alimentados por su padre durante quince días más, mientras la hembra se ocupa normalmente de construir un nuevo nido para la puesta siguiente. En ese caso, puede ocurrir que las crías molesten a su madre intentando volver al nido. Para evitar conflictos tendrían que separarse los pajarillos

El huevo

cuánto tarda en salir del huevo un canario

Todos los pájaros se reproducen mediante huevos. El embrión no se desarrolla en el cuerpo de la madre sino fuera de este, tras la puesta. La yema es la parte esencial del huevo: es la que alberga el germen portador de una nueva vida.

Durante la incubación, el polluelo se desarrolla esencialmente gracias a los elementos nutritivos de la yema. Cúspide de la perfección, la yema (en la que está el polluelo) va girando regularmente gracias a dos filamentos celulares (chalazas) con el fin de recibir el calor que proviene de arriba. Este calor se trata, claro está, del cuerpo de su madre, dedicada exclusivamente a incubar el huevo

Final del periodo de reproducción

Tras haber finalizado el periodo de reproducción, la pareja debe retomar fuerzas y deshacerse de la sobrecarga de grasa acumulada durante el cuidado de sus pequeños. Esto significa claramente que necesitan, la mayoría de las veces, hacer un poco de ejercicio.

El sobrepeso debe ser completamente eliminado para evitar enfermedades susceptibles de poner en peligro la vida del pájaro. Puede relajar a los pájaros que han estado en jaulas de cría metiéndolos en una pajarera grande, o dejándolos volar libremente por la casa.

Desgraciadamente, puede suceder que la reproducción de los pájaros no se desarrolle como estaba previsto; en ese caso puede verse impulsado a intervenir para salvar la nidada, confiar los huevos a otra pareja o alimentar a mano a los pajarillos.

  • Si la hembra abandona los huevos, debes dárselos a otra pareja con la precaución de repartirlos correctamente —de la forma más discreta posible— para no sobrecargar a otra hembra.
  • Si sólo cuentas con una pareja, puedes únicamente probar a instalar a la hembra lo más tranquila y cómoda que puedas, hasta que esta acepte incubar los huevos. Pero el éxito nunca está garantizado.
  • Si los pajarillos son abandonados por su madre: primero debes intentar colocar los pequeños a otra pareja, sabiendo a priori que esta tentativa normalmente suele acabaren un seguro fracaso.
  • Otra solución que resulta a todas luces delicada es intentar alimentar a los pajarillos a mano hasta su emancipación, teniendo en cuenta que la cria artificial exige siempre una disponibilidad total y una buena dosis de paciencia.
  • Si por razones materiales (por falla de tiempo o por falta de medios), no te sientes capaz de asumir esta difícil labor, siempre puedes dejar los pajarillos con un criador.

Cómo preparar un nido artificial

nido de canario

Para que los pajarillos huérfanos puedan volver a encontrar el calor del nido, debes construir un nido artificial con una caja de cartón o plástico (limpia y desinfectada) que tendrá que torrar con pañuelos de papel.

Para reproducir las condiciones naturales de la incubación, el nido debe estar situado al lado de un radiador o una fuente de calor, como puede ser una lámpara, a unos 40 cm de distancia como mínimo.

Una vez instalados, debe cubrir a los pequeños con una toalla o un trapo limpio para mantenerlos bien calientes. La temperatura de cría tiene que estar entre 37 y 39 °C durante los cuatro primeros días, antes de descender entre 3 3 y los 35 °C en los días siguientes.

Puedes regular la temperatura observando el comportamiento de los pajarillos: si tienen demasiado calor, se separaran entre ellos estirando las alas, y si tienen trio se agruparan todos juntos. Cuidado, porque si los pajarillos sufren temperaturas demasiado altas pueden morir por deshidratación muy rápido.

Cómo alimentar a las crías

cómo alimentar polluelo de canario

La parte más delicada de la cría artificial recae evidentemente en la alimentación de los pajarillos, que exigen una disponibilidad completa. Para estar seguro del resultado, debe estar a su total disposición (noche incluida), excepto durante la primera semana.

Al principio las comidas se realizan cada hora, más adelante cada dos horas y al final cada cuatro. En cuanto al contenido de la alimentación, tiene que saber que en el mercado existen mezclas preparadas para pajarillos que suelen dar buenos resultados.

Sin embargo, en los primeros días, es necesario diluir el preparado con agua tibia (nunca caliente) hasta obtener una papilla líquida. Esta debe ser lo suficientemente líquida como para proporcionar el aporte necesario de agua. Se irá espesando a medida que los pajarillos vayan creciendo.

¿Cómo alimentar a los pajarillos?

El método utilizado por los criadores consiste en suministrar la comida directamente en el buche del pájaro con un cuentagotas o una jeringuilla y un tubo redondeado, teniendo en cuenta que el pico debe quedar totalmente limpio después de la comida.

Puedes comprobar si se han ingerido bien los alimentos palpando regularmente el buche del animal: si no es así, acelera el proceso de evacuación apoyando suavemente sobre el buche cuando haya girado delicadamente al pájaro.

¿Cuánto tiempo hay que alimentar a los pájaros a mano?

Pasadas las cuatro a cinco semanas, durante las que los pajarillos permanecen en el nido, debe continuar alimentándolos durante dos semanas más.

Exactamente igual que si hubieran estado alimentados por su madre, tienen que ir aprendiendo a ingurgitar alimentos cada vez más sólidos. La transición se hace progresivamente, pasando del propalado líquido (la primera semana) a una mezcla más compacta, para finalmente dar semillas troceadas. Unos días antes de que se emancipen, los pajarillos aceptan comer pequeños granos de más junto a su preparado especial.

Prepararles para la emancipación

La emancipación también es un momento difícil, porque algunos pájaros rechazan la cornija en cuchara cuando aún no son capaces de comer por sí solos. Ante esta situación sólo existe un remedio: abusar de la paciencia e insistir suavemente repitiendo la operación cada cierto tiempo.

En cualquier caso, los pájaros tienen que estar en una jaula aparte hasta que sean completamente independientes. A continuación puedes volverlos a introducir progresivamente en la jaula o pajarera donde están los otros pájaros.

Ten en cuenta que estos pájaros, criados a mano, estarán completamente domesticados. Son lo que en la jerga científica se llama pájaros “troquelados”: pájaros que consideran al hombre (o al animal, en el caso del pájaro criado por un ave de otra especie) que los ha criado su propia madre.

Para finalizar, no te pierdas cómo saber si mi canario está enfermo

¿Quieres saber más sobre canarios?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo criar canarios.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de canarios, aves exóticas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí