Los canarios pueden convertirse en pequeños y adorables acompañantes, siempre que se eduquen desde muy pequeños y estén regularmente en contacto con el hombre. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo adiestrar a un canario, paso a paso.

No te pierdas las características de los canarios

Cómo domesticar y adiestrar a un canario

Para establecer una relación de confianza con un canario, hay que dedicarle mucho tiempo. La domesticación de un pájaro es muy diferente a la de un perro o un gato.

No se puede hablar de los canarios como animales domésticos propiamente dichos, sino que la relación pasa por una verdadera conquista, dividida en varias etapas.

Los pájaros importados exigen mucha más paciencia porque guardan un recuerdo traumático de su captura, de la mano del hombre.

Sin embargo, un pájaro domesticado necesita el contacto de sus educadores. Tiene que poder abandonar la jaula con regularidad (a menudo en detrimento del mobiliario), y recibir una atención cotidiana. Si se le desatiende, el pájaro se vuelve ansioso y con tendencia a arrancarse las plumas.

Enseñar a mi canario a comer de la mano

adiestramiento de canarios

Los pájaros más fáciles de domesticar son los criados a mano.

Se trata también, por lo general, del caso de todos los pájaros capturados, justo después del periodo de emancipación de los padres.

No obstante, cada pájaro tiene su propio temperamento, y algunos son más fáciles de domesticar que otros. El mejor método está en elegir al pájaro del nido que adopte el comportamiento menos agresivo, aquel que a priori se muestre menos salvaje que los demás.

En ese momento, debes separar a este pájaro de los otros, e instalarlo en una jaula donde será alimentado con semillas germinadas durante los primeros días. La jaula debe estar situada en una habitación frecuentada, de manera que el pájaro se acostumbre a la presencia de todos los miembros de su familia. ´

Entonces empieza un largo periodo de habituación, valido perfectamente tanto para los pájaros jóvenes como para los adultos. La única diferencia es que la duración de este periodo será más larga para los últimos, más difíciles de domesticar.

Primera etapa

Consiste en animar al pájaro a que acepte la comida colocada en la mano. Los canarios son desconfiados por naturaleza, pero como todos los pájaros, son muy curiosos: una golosina (un trozo de fruta o de mijo en rama) extendido a través de las barras llama sistemáticamente su atención.

El pájaro, por lo general, apoya la cabeza a un lado, observa el grano o el trozo de fruta que se le propone, y duda. Según su carácter, puede estar más o menos asustado por esta intrusión en su hábitat.

Pero si se repite esta misma operación varias veces al día, el pájaro finalmente acabará por acercarse, para atrapar bruscamente la golosina ofrecida. Generalmente, los canarios son muy sensibles a la voz del hombre: hablándoles con voz dulce, algunos pájaros se calman con facilidad.

Debes ser paciente, antes de que aprenda esta primera fase pueden pasar varios días. En cualquier caso, debes insistir con paciencia hasta que el pájaro acepte la comida que le ofreces a través de los barrotes.

Segunda etapa

Consiste en repetir la misma operación, pero esta vez directamente en la jaula. En este momento, tendrá que esperar cierto tiempo antes de que el pájaro acepte la comida que le ofrece.

La presencia de una mano extraña en su territorio constituye un elemento perturbador, al que debe acostumbrarse progresivamente. Asustado, el pájaro seguramente irá a refugiarse al fondo de la jaula.

Mantén tu mano extendida durante diez minutos aproximadamente: el animal tiene que entender que no corre ningún peligro. Después de varios días, irá acercándose cada vez más, hasta el momento en que, ¡por fin!, acepte la comida. Este preciso instante es la recompensa de numerosas horas de paciencia.

¿Cómo hacer que mi canario confié en mi?

cómo hacer que mi canario confíe

En esta fase del adiestramiento, puedes empezar a sacar al pájaro de la jaula.

Siempre puedes extender el dedo dentro de ella (a la altura de una barra) para incitarle a acercarse y a colgarse.

Cuando el pájaro haya aceptado colocarse en tu dedo, puedes intentar sacarlo cuidadosamente de la jaula. Es una etapa bastante delicada. A menudo, el pájaro acepta posarse sobre el dedo mientras se encuentra en su territorio, pero rechaza pasar por la puerta de la jaula.

La mejor solución pasa por atraerlo hacía el exterior con una golosina. Su insaciable instinto goloso no resistirá durante mucho tiempo… Una vez fuera, la mayoría de los pájaros se posan en el techo de la jaula, desde donde ya aceptan fácilmente acercarse hasta la mano.

Por el momento constituye una gran satisfacción. Pero en esta etapa del adiestramiento, aún resulta muy difícil, incluso imposible, acariciar al animal. La confianza, una vez establecida, debe reafirmarse día a día, hasta el momento en que el pájaro acudirá por sí mismo… a ofrecer su nuca para que lo acaricies.

Para todos los criadores, este momento se percibe como un verdadero éxito: el pájaro feroz y agresivo de los primeros días ha decidido poco a poco conceder su confianza.

A partir de entonces, acude regularmente para posarse en el hombro de su amo, para comer en la mano o para demandar caricias. Algunos pájaros incluso intentan “limpiar” el pelo de su propietario, aterrizando suavemente en su cabeza. Es la señal de que la relación está definitivamente establecida.

Precauciones básicas

Los pájaros domesticados no se comportan todos de la misma forma. Algunos pájaros consagran casi toda su libertad a observar lo que pasa en la habitación, encaramados al techo de su jaula. Otros, los más curiosos, normalmente tienen tendencia a seguir a su propietario por cada una de las habitaciones de la casa.

Sin embargo, dejar un pájaro domesticado en libertad en un piso supone siempre algunos riesgos. Debes tener mucho cuidado con no dejarte nunca una ventana abierta ni entreabierta: muchos pájaros se ponen en el borde, emprenden el vuelo y, evidentemente, no vuelven más.

Un pájaro domesticado debe pasar la noche en su jaula. Si rechaza volver a entrar (lo que suele suceder en raras ocasiones), llame su atención con una golosina, sin enfadarse.

Para finalizar, no te pierdas cómo criar canarios

¿Quieres saber más sobre canarios?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo adiestrar a un canario.

Si deseas descubrir más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de canarios, aves exóticas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí