Saltar al contenido
CurioSfera Animales

Grifón Belga – Características y Carácter

raza grifón belga descripción

El carácter del grifón belga es alegre, equilibrado y dinámico. Es un animal de comportamiento vigilante, alerta y buen avisador. Es muy fiel a su amo. Destaca su característica expresión casi humana y su pequeño pero robusto cuerpo. En CurioSfera-Animales.com, te explicamos cómo es el carácter y las características de la raza de perro grifón belga.

No te pierdas otras razas de perros

Comportamiento y carácter de la raza Grifón Belga

El carácter del grifón belga es leal y atento, aunque a veces algo orgulloso. Muestra un comportamiento que no es agre­sivo ni se muestra temeroso, por lo que es un excelente animal de compa­ñía a la vez que un buen guardián.

grifón belga comportamiento

Goza de un buen temperamento, alegre, vigoroso y robusto. El grifón belga es un buen compañero que adora a sus propietarios y al que le encanta participar activamente de la vida familiar.

Los ejemplares de esta raza se caracterizan por tener mucha personalidad, valentía y por un tem­peramento sumamente curioso, lo cual los lleva a estar siempre atentos a todo lo que ocurre a su al­rededor. Por ello, son excelentes vigilantes que avisan de cualquier presencia extraña.

Asimismo, muchos propietarios también aprovechan su oído sumamente sensible y su ladrido in­sistente para emplearlo como perro de guarda y de vigilancia de la casa, a pesar de que son conscien­tes de que por su tamaño no son buenos defensores.

  • Energía: Media/Alta. Activo, vigoroso y vivaz, necesita algo de ejercicio moderado a diario, aunque sea un buen paseo,
  • Temperamento: Alegre, dinámico y equilibrado, es un animal muy vigilante, alerta y buen avisador. Es muy fiel a su amo.
  • Adaptabilidad: Alta. No presenta problemas para adaptarse a ningún entorno, incluso a la vida en ciudad. Pero necesita algo de aire libre.
  • Sociabilidad: Alta. Afectuoso y cariñoso, se lleva muy bien con su familia y con otros perros o mascotas. No obstante, recela de los desconocidos.
  • Salud: Buena. Puede padecer problemas respiratorios o luxación de rodilla. Conviene vigilar su dieta para que no engorde.
  • Longevidad: Alta. Vive entre 12 y 15 años, o incluso más.
  • Utilidad: Compañía. Hoy es básicamente un perro de compañía, pero también funciona como perro de guarda y cazador de roedores.

¿Se le puede dejar solo mucho tiempo?

Necesita recibir el cariño de la gente de su entorno y sentir que forma parte de la familia, por lo que no es una raza apta para vivir aislada en una caseta ni para pasar demasiadas horas al día en solitario.

Si se hace, puede acabar desarrollando ansiedad por separación, síndrome que lo lleva a sufrir angustia y a convertirse en un perro ruidoso, sucio, destructor e incluso irascible.

¿Puede vivir en un apartamento o en la ciudad?

Disfruta si se le permite pasar el máximo de horas dentro de casa y se adapta a la perfección a la vida en la ciudad o en un pequeño apartamento.

Eso sí, hay que tener la precaución de permitirle salir de vez en cuando al aire libre para que se explaye a sus anchas, corra y juegue en libertad.

¿Es un perro activo?

Hay que sacarlo todos los días a dar largos paseos, ya que se trata de un animal con cierta necesidad de hacer ejercicio para mantenerse en buena forma física y para no engordar.

La obesidad es uno de los mayores problemas de salud de esta raza, ya que puede incrementar los problemas respiratorios típicos de este grupo canino debidos a su breve, casi nulo, hocico.

Características de la raza Grifón Belga

La apariencia general del grifón belga es la de un perro pequeño y robusto, de huesos fuertes y pecho ancho. Es ele­gante en sus movimientos y su peculiar fisonomía le da una expresión muy particular, casi humana.

¿Cómo es físicamente el Grifón Belga?

aspecto físico grifón belga

Cuerpo

Al igual que su compañero el grifón de Bruselas o el brabanzón, el grifón belga es un perro pequeño, de complexión robusta y cuerpo casi cuadrado. Su estructura es bastante parecida a la de los otros grifones, y sus movimientos son rápidos y elegantes.

Sus pies son pequeños y redondos, con dedos juntos, pero no pegados. Soportan unas piernas medianas y bastante separadas debido al ancho del pecho. Las uñas son negras u oscuras.

La cola está insertada alta y el animal la lleva alzada, apuntando hacia la nuca, sin llegar a enroscarse sobre el lomo. Suele presentarse cortada en los países que lo permiten.

El pelaje es ligeramente ondulado, nunca llega a rizarse. Posee capa interna de pelo, manto tupido y áspero, con barba y bigotes abundantes.

Cabeza

La cabeza es grande en proporción con el cuerpo, y más bien plana en la parte superior. Tiene un adorno de pelo sobre los ojos, las mejillas y, muy especialmente, sobre el hocico.

Sus ojos son redondos, de color pardo oscuro y bastante separados entre sí. Su mirada, junto con la forma de la boca, le confiere una expresión casi humana y como de enfado.

Las orejas son pequeñas, insertadas altas y separadas entre sí. La punta es redondeada y el animal las lleva erguidas o semierguidas y apuntando hacia el frente

Color

El grifón belga se presenta en tonos negro, negro fuego, rojo o pardo y, ocasionalmen­te, algunos pelos blancos. Las manchas color fuego suelen ser uniformes y están ubicadas en la parte interior de los miembros traseros (desde el pie hasta el corvejón) y en los delanteros (desde el pie hasta el carpo).

También pueden aparecer en la parte anterior del pecho, mejillas, mentón, sobre los ojos, el interior de las orejas y debajo de la cola.

Estándar de la raza Grifón Belga

  • Origen: Bélgica.
  • Tamaño y talla: Pequeño.
  • Altura a la cruz: No hay una talla establecida para la raza.
  • Peso: entre 3,5 y 6 kg tanto machos como hembras.
  • Apariencia general: Es robusto, de estructura cuadrada, con osamenta fuerte y movimientos elegantes.
  • Clasificación FCI: FCI nº 81. Grupo 9 – Perros de compañía. Sección 3 – Perros belgas de talla pequeña.
  • Utilización: Pequeño perro de compañía y de guarda.
  • Otros nombres: Belgian Griffon / Griffon belge / Belgíscher Griffon.
  • Cabeza: Bastante grande en comparación con el cuerpo, tiene la parte superior chata, las orejas separadas y la cara más ancha que larga.
  • Cráneo: Es ancho y redondo. La frente es abultada, aunque el abundante pelaje oculta las líneas de la cara, y la caña nasal es muy corta y respingona.

  • Depresión naso-frontal (stop): Bien marcada.
  • Hocico: La caña nasal, incluyendo la trufa, es chata, y normalmente no ex­cede de 1,5 cm de largo. Al igual que los otros grifones, este tipo de hocico puede conllevarle al animal dificultades en la respiración.
  • Trufa: De color negro, ancha y con las ventanas nasales abiertas. Vista de frente, se encuentra casi insertada entre los ojos; vista de lado, su perfil es respingón, y la punta queda a la altura de los ojos.
  • Mandíbulas: La mandíbula inferior es prominente y más larga que la superior, por lo que su mordida es prognática, es decir, con los incisivos inferiores justo delante de los superiores. El mentón es ancho y protube­rante, y hace que los labios no cierren en línea recta sino en forma de «U» invertida, lo que otorga al animal cierta expresión de malhumor.
  • Ojos: Están muy separados, son grandes y redondos pero no sobresalien­tes. Son de color pardo, con los bordes negros, y no permiten ver la parte blanca del ojo cuando el animal mira de frente.
  • Orejas: Son pequeñas y de inserción alta. Es frecuente cortarlas en los países en que se permite, entonces quedan totalmente de punta.
  • Cuello: Es fornido, de mediana longitud y bastante ancho en relación con su tama­ño general. Mantiene la cabeza bien erguida.
  • Cuerpo: Es compacto, bastante ancho y robusto. Tiende a medir igual de largo que de alto, lo que confiere al animal un aire corpulento pero proporcionada.
  • Espalda: Como todos los perros belgas pequeños, tiene la espalda recta, dura y corpulenta, y sólo la grupa se inclina muy levemente.
  • Pecho: Amplio y bajo, llega hasta el nivel de los codos. La punta del ester­nón sobresale ligeramente cuando se mira a este perro de perfil.
  • Cola: Es de inserción alta y el animal la lleva bastante levantada. Al igual que su hermano el grifón de Bélgica, es frecuente que se le corte siendo cachorro en los países en que está permitida su amputación.
  • Miembros anteriores: Son paralelos y se presentan bastante separados debido a la amplitud de la caja torácica.
  • Hombros: Su angulación es normal.
  • Antebrazos y brazos: Poseen una buena estructura ósea y sus medidas están proporcionadas.
  • Codos: Están pegados al cuerpo.
  • Miembros posteriores: Como los anteriores, se aprecian paralelos cuando se miran desde atrás. Tienen un buen empuje gracias a sus músculos y a su estructura ósea bien desarrollada.
  • Piernas: Rectas y fibrosas.
  • Corvejones: Son inclinados. Vistos desde atrás, quedan rectos, no se des­vían ni hacia dentro ni hacia fuera.
  • Pies: Son redondeados, pequeños y orientados hacia delante, es decir, no se desvían ni hacia dentro ni hacia fuera. Tienen almohadillas gruesas, oscu­ras generalmente, y las uñas negras o muy pigmentadas.
  • Movimiento: El movimiento es poderoso y los miembros anteriores se mueven parale­los, con un buen impulso de los miembros posteriores.
  • Pelaje: El pelo es de doble capa, presentando la capa externa un manto tupido y de textura áspera.

Educación y adiestramiento del Grifón Belga

El grifón belga es un perro familiar, equilibrado y bastante estable, es una elección excelente para cualquier tipo de fa­milia, incluso para propietarios sin experiencia, ya que es muy inteligente y resulta muy fácil de adiestrar.

No obstante, su amo debe ser fuerte y no sucumbir a la expresión casi humana de este perro. Pues si comienza a darle un trato consentido y mimado, como si en realidad el perro fuera una «persona» más de la familia, es fácil que el grifón belga caiga en el famoso síndrome del perro peque­ño y altere su comportamiento con manifestaciones poco típicas de la raza como celos, sobreprotec­ción e incluso con actitudes un tanto agresivas.

Todos estos problemas se solucionan fácilmente con un buen adiestramiento y un trato firme y decidido por parte de su dueño.

Su propietario además, es el responsable de someter a su mascota lo antes posible a un buen proceso de sociabilización. Así, en el futuro se llevará bien con otros perros, con gente desconocida y con mascotas de otras especies.

En este sentido, hay que destacar la gran ten­dencia del grifón belga a perseguir y dar caza a los gatos.

Por otro lado, es un animal muy indicado para participar con éxito en algunos deportes caninos adaptados a su tamaño, tales como agility, frisbee o flyball.

Salud, enfermedades y alimentación del Grifón Belga

El grifón belga es un perro sano y con pocos problemas graves generalizados, lo que lo lleva a gozar de una vida feliz y larga, con una longevidad por encima de la media.

salud perro grifón belgaNo obstante, esto no quiere decir que no existan enfermedades que, en una u otra medida, acechan a la raza y que deben ser controla­das dentro de lo posible y evitadas siempre que se pueda mediante una buena selección de los ejem­plares reproductores,

Por ejemplo, una de las afecciones más típicas de la raza es la luxación de rodilla, algo muy común en las razas pequeñas pero que puede llegar a ser muy limitante para el perro.

Asimismo, como el cráneo de estos perros es bastante grande, a veces pasan por dificultades en el parto y es frecuente tener que recurrir a la cesárea para poder completar el alumbramiento de los cachorros.

Y, por último, como ya se ha comentado, esta raza es propensa a los problemas respiratorios y padece una incidencia especialmente elevada de casos de obesidad, lo cual no hace más que agravar el resto de los proble­mas o afecciones del perro.

Por ello, es importante llevar un estricto control de la evolución del peso del animal en las diferentes etapas de su vida.

Como estrategia recomendable de salud preventiva es importante acudir con regularidad al vete­rinario para cumplimentar los pertinentes programas de vacunación, revacunación y desparasitación, tanto interna como externa, así como para realizar unas revisiones rutinarias del estado de la boca, los ojos, los oídos, la piel y el pelo del perro.

Cómo cuidar a un Grifón Belga

En referencia al cuidado del pelaje, como el grifón belga es una raza de pelo duro, necesita que se le haga un mantenimiento regular del manto para que éste se conserve en perfectas condiciones.

Lo fundamen­tal es evitar que el pelo pierda calidad y cepillarlo con regularidad para tenerlo libre de nudos y de enredos. Pero, a no ser que se quiera participar con él en exposiciones de belleza, no es necesario hacer ninguna otra labor de arreglo o acicalado.

La verdad es que esta raza no suele acudir mucho a exposiciones, ya que, a pesar de que tiene un aspecto muy llamativo, suele quedar algo eclipsada por los otros miembros de la familia de los grifo­nes.

Para finalizar, no te pierdas la raza Bichón Maltés

También, te puede interesar el origen de la raza Grifón Belga

¿Quieres saber más sobre perros?

Desde CurioSfera-Animales.com, esperamos que te haya gustado este artículo titulado Carácter y Características del Grifón Belga.

Para descubrir otras razas de perro, pulsa aquí.

Si deseas conocer más curiosidades y respuestas sobre el mundo animal, puedes entrar en la categoría de perros, mascotas o animales.

Y recuerda, si te ha sido útil, por favor, dale un “me gusta” o compártelo en las redes sociales. También puedes seguirnos en Facebook o dejarnos un comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *